Archivos en la Categoría: Tomo 10 – LVV: 277 al 309

Enseñanza 309

1. Bienvenidos seáis, oh, discípulos, ante mi Cátedra. Me habéis sentido en lo más puro de vuestro ser y he conversado con vuestro espíritu. Mi lección será para Israel y para toda la humanidad. Vengo a prepararos, para que la incertidumbre desaparezca de vuestro espíritu.

2. Debéis de llegar a comprender y valorizar lo grande que es la misión que os he confiado; vuestro espíritu, para cumplirla, tiene que rechazar con su oración la duda, el titubeo; saber que necesita la ayuda que sólo le puede dar mis revelaciones, mi enseñanza y mis inspiraciones.

Los espíritus que han despertado en esa forma ante mi Cátedra, se han convertido de párvulos en discípulos, porque han estado escuchando incansablemente mi enseñanza y cuando pierden una sola de mis palabras, lo lamentan; son los que presienten la lucha del futuro, los que reconocen que tendrán que participar a la humanidad de todos los beneficios que de mi caridad han recibido. Todos los que así han comprendido tan grande responsabilidad, aquí están escuchando mi enseñanza a través del portavoz, palabra que les viene a explicar y esclarecer todas las pruebas, lecciones y acontecimientos, que en vuestra vida vais recibiendo, porque de cierto os digo, que no solamente me concreto a hablar a través del portavoz. Hay una infinidad de formas para comunicarme con vosotros, y ésta es una de ellas, por medio de la cual os hago oír mi enseñanza en forma humana. Yo vuestro Padre, me comunico a cada instante con mis hijos, no busco el día o la noche, no tengo hora ni instante fijos para acercarme a vosotros, eternamente estoy en todo lo creado.

3. Mi presencia universal lo llena todo, en ningún sitio o plano del Universo, existe el vacío, todo está saturado de Mí. Leer Más

Enseñanza 308

1. Amados discípulos: Practicad diariamente la oración espiritual, poniendo en ella todo el propósito de llegar a perfeccionaros. Mirad que además de penetrar en una comunión íntima con vuestro Maestro y de experimentar una paz infinita en aquellos instantes, ella, representa la mejor ocasión para que recibáis mis divinas inspiraciones, en ellas encontraréis la explicación de todo aquello que no hayáis comprendido o que hayáis entendido mal. Encontraréis la forma de prevenir algún peligro, de resolver un problema, de solucionar una confusión. En aquella hora de bendita comunicación espiritual, se aclararán todos vuestros sentidos y os sentiréis más dispuestos e inclinados a hacer el bien.

2. Aprended a orar en esta forma, ahora que vuestro mundo se encuentra erizado de peligros de todas clases, quien aprenda a orar con el espíritu, tendrá las armas que lo harán invencible en la lucha y que le darán fuerza para resistir todas las pruebas.

3. Os traigo mi luz, ya que todavía no sois capaces de alumbrar vuestro camino con vuestra propia luz; mas cuando ya estéis aplicando a vuestra vida mi Doctrina, entonces me diréis: “Gracias, Padre, que nos habéis enseñado a caminar por la senda de la vida, porque ya no volveremos a perdernos ni a tropezar”. Leer Más

Enseñanza 307

1. Es mi palabra la que viene a dar calma a vuestro corazón y paz a vuestro espíritu. Lo más grande que tengo destinado para él, es la paz, quien posee ese tesoro, lo tiene todo, quien conoce ese estado espiritual, no lo cambiaría por las pasiones o tesoros más grandes de la Tierra.

2. Si me preguntáis: “¿Cuál es el secreto para alcanzar y conservar la paz?” Yo os digo, que el secreto consiste en hacer la voluntad de vuestro Padre; y si me preguntáis cómo se cumple con mi voluntad divina, os contestaría que aplicando mi Ley y mi Doctrina a vuestra vida.

3. Oyéndome decir que lo más grande que vengo a daros, es la paz, hay quienes sufren una decepción, porque les agradaría oírme decir que vengo a repartir tesoros y bienes de este mundo. Es que ellos no saben lo que es la paz, mas no sólo ellos, ¿quién conoce la paz?, ¿qué humano puede decir que la posee? Nadie, pueblo, por eso veo a muchos a quienes les parece poco el que Yo traiga como máximo don para vosotros, la paz. Cuando lleguéis a saber lo que es ese estado del espíritu, pondréis cuanto esté de vuestra parte por no perder esa gracia, ya que a través de ella, habréis tenido una idea de lo que será la vida espiritual en el reinado de la luz. Leer Más

Enseñanza 306

1. Os habéis congregado para beber en la fuente de la vida, cuyas aguas cristalinas se desbordan sobre vuestro espíritu. Si aceptáis como una verdad la revelación de mi palabra, es una prueba de que habéis recorrido un largo camino espiritual para llegar a recibir mi nueva lección bajo esta forma.

2. En verdad os digo, que tanto en el Valle espiritual, como en el planeta que habitáis, habéis estado muchas veces. No hace falta que os diga cuándo fue vuestro nacimiento espiritual, ni cuándo la primera vez que pisasteis el polvo de este mundo, como tampoco es necesario que os revele cuántas veces habéis estado en él, ni quiénes habéis sido en otras reencarnaciones. Mi Doctrina no viene a descubriros lo que por ahora no debéis saber y que os debe ser revelado hasta que lleguéis al final del camino. Mi Obra viene a mostraros el sendero por el que podéis llegar a la cumbre del saber espiritual, elevándoos peldaño por peldaño, por la escala del bien, del amor, de la fraternidad.

3. Para extender mi Obra en este Tercer Tiempo, he venido a escoger entre las grandes muchedumbres a 144,000 espíritus, señalándoles con un ósculo de luz divina, no un beso de traición, ni sello de un pacto que ponga en peligro vuestro espíritu. Leer Más

Enseñanza 305

1. La vida espiritual de la humanidad está dividida en Tres Eras o Tiempos. En el Primer Tiempo me hice reconocer como Padre, en el Segundo me manifesté como Maestro y en esta Tercer Era me estoy haciendo sentir como Juez.

2. Esas son las tres fases que he revelado a los hombres y a través de las cuales habréis de conocerme en plenitud, mas no queráis ver tres dioses ni tres personas ahí donde sólo existe un solo Espíritu Divino, porque en este tiempo estáis capacitados para aceptar la simplificación de todo aquello que habéis envuelto en misterio y que habéis complicado hasta hacerlo incomprensible.

Mi Templo está sin terminar, esta obra se encuentra estancada desde hace muchos siglos, y debéis ahora reanudarla, con el ideal de concluirla para ofrecerla a vuestro Padre. Leer Más

Enseñanza 304

1. Bienaventurados los que a Mí llegan, porque han encontrado el camino. Bienaventurados los que buscan la orientación a través de mi palabra. Yo soy el Camino y vosotros los que transitáis por él y llegaréis por este camino hasta la cumbre de la montaña y desde esa altura contemplaréis todo lo que ha recorrido vuestro espíritu a través de su evolución.

2. Cada escollo o pedrusco que encontraréis, será una prueba, que al salvarlo os dará méritos.

3. ¿Quién es aquel que pueda asegurar que ha comprendido los misterios de la Naturaleza, haber penetrado en el Más Allá, en el misterio de lo que no se ve ni se escucha, haber penetrado en el Arcano divino y conocido sus designios? ¿Quién es aquel que ha podido conocerse a sí mismo de tal manera que pueda encauzar sus actos en armonía con su naturaleza material y espiritual? Leer Más

Enseñanza 303

1. Pueblo: Al iniciar con esta Cátedra el último año de mi comunicación a través del entendimiento humano, os invito a que hagáis un profundo y minucioso examen a la luz de vuestra Conciencia para que sepáis responder espiritualmente cuando Yo os pregunte: ¿Qué es lo que habéis comprendido de mi Obra y cuáles son los pasos definitivos que habéis dado en esta senda? Si a pesar de haberos concentrado en el fondo de vuestro corazón, no alcanzáis a tener una noción clara de lo que habéis hecho bien, así como de lo que habéis hecho mal, en mi palabra encontraréis un juicio perfecto de vuestras obras.

2. Es menester hacer un balance por medio de la Conciencia, antes de dar el primer paso en el año postrero de mi comunicación, porque quiero que al final de él, me ofrezcáis como cosecha y tributo de vuestra lucha, el fruto de la obediencia, de la comprensión y la espiritualidad. Leer Más

« Entradas Anteriores