Archivos del autor: latorredeisrael

El valor del espíritu

4-86-68 (1)
Después de Dios, sólo en los seres espirituales existe la inteligencia espiritual, la libertad de decisión y de obrar. Todo cuanto ven nuestros ojos en la Creación está sujeto a una ley, y la cumple fielmente, la natural.
En toda esa Creación no se halla la Conciencia,… no tiene ni podrá tener ese entendimiento, ese sentir sobre lo qué es bueno o no, lo qué es moral o no, lo correcto de lo incorrecto. En toda esa Creación con todas sus criaturas y bellezas no existe ni se halla la potencia del pensamiento que le corresponde sólo al espíritu, y por esa potencia, el razonar, el discernir, el comprender, el indagar. Sólo el espíritu se pregunta las cosas más sublimes e importantes de la vida y de su existencia, ¿quién soy?, ¿a dónde voy?, ¿cuál es la finalidad de mi existencia? Ninguna otra criatura hace ello.
Mas el espíritu no está sólo regido por la Ley natural cuando está encarnado, sino también por otra con más relevancia para él, la espiritual. El espíritu está destinado a engrandecer y a perfeccionar su ser. Por ello el Padre ha venido de tiempo en tiempo a darle lecciones cada vez más profundas, que le ayude a que se conozca cada vez mejor. A engrandecer su pensamiento, su mente espiritual, a despertarle a luz de la Conciencia cuando él se ha olvidado de dónde procede,… así como la finalidad de su existencia en esta morada terrenal, y después en el Más Allá.
Toda la Creación le rinde un tributo perfecto a su Creador,… sin embargo Su creación más preciada, que somos cada uno de nosotros, todavía no le ha dado ese tributo perfecto. Y es porque Él nos ha hecho libres, no sujetos. Mas llegará el instante en que podamos ofrecerle ese tributo perfecto siendo libres. Será cuando todos nuestros atributos divinos, con los que fue formado nuestro ser estén en armonía con cuanto Él ha creado y dado vida.
La finalidad de nuestra existencia en esta morada terrenal es la Espiritualidad, la armonía de nuestra naturaleza material y la espiritual. Y cuando logremos esto, habrá otra finalidad, la de nuestro perfeccionamiento espiritual. Entonces tendremos por dicha esa eternidad, en que nuestro espíritu libre por siempre,… sea en ese estado sublime donde la voluntad del Padre sea la del hijo, y la voluntad del hijo sea la del Padre.

La comunicación divina antes de 1950

12-360-44 (1)
La mayoría de la humanidad aún no conoce el cómo se manifestó el Espíritu de Verdad, prometido por Jesús. Y puede ocurrir lo mismo como sucedió con los judíos, que teniendo al Mesías ante sus ojos, le rechazaron y le crucificaron.
Y lo que sucede, es que los judíos aún esperan un mesías a su manera de comprender las profecías, y no conforme a la voluntad del Eterno. Esperan un mesías guerrero, que los levante como nación sobre las demás naciones. Y sucedió que cuando vieron a un humilde carpintero, proclamando el amor de los unos a los otros y el perdón a los enemigos, no creyeron que fuera el Mesías prometido por Dios. Hasta quienes eran expertos en las Escrituras, los doctores de la Ley le rechazaron, siendo ellos principalmente los que provocaron la pasión y muerte de Jesús, sí,… los doctores de la Ley.
A semejanza acontecerá en estos tiempos, porque los Cristianos en sus diversas denominaciones religiosas, tienen un concepto propio y diferente de unos a otros de cómo será la segunda venida de Jesús. Pero unos y otros se equivocaron, el Eterno en Su voluntad tenía la verdad, y no el hombre ni el doctor de la Ley de nuevo. Éste último volverá a crucificar al Cristo, con su indiferencia, incredulidad, mofa y menosprecio.
El Espíritu Santo, el Consolador Prometido no apareció en ninguna grande y majestuosa sinagoga o iglesia, no,… Él hizo de la humildad nuevamente Su verdad. Entre nubes espirituales vino a revelar Su tercer legado. Mientras algunos creen que Jesús aparecerá ante sus ojos mortales en una nube levitando y así será visto por toda la humanidad, lo cierto, el Eterno no tenía contemplado tal razonamiento.
Dios como Espíritu Santo, sí se dejó ver por todos desde 1884 a 1950, pero no a través de los ojos mortales, SINO POR LOS ESPIRITUALES. A la vista espiritual que todo espíritu posee, allí se dejó ver el Eterno. Por medio de los mirajes espirituales y de los sueños de revelación y de profecía, como a Juan el apóstol le sucedió, así se dejó contemplar Cristo como Espíritu de Verdad.
¿Quién iba a comprender el cómo Dios haría presencia entre los hombres? Sino sólo Él. Y habló, dio Doctrina y Ley nuevamente; pero no a través de una carne humanizada como lo fue en Jesús;… o del portentoso trueno a las faldas de un monte, como ocurrió cuando Yo Soy el que Soy entregó las Tablas de la Ley. No, no fue así Su voluntad,… Él habló desde la CONCIENCIA Y EL ENTENDIMIENTO de la mujer y del hombre. ¿Qué mejor dicha para el espíritu de la humanidad, que oír la Doctrina de Dios desde su propio espíritu? Sí, así fue Su voluntad.
Algunos llegan a pensar que cuando Dios proclamó su Doctrina y Ley, a través del entendimiento humano entre los años de 1884 a 1950, Él se posesionó del hombre y la mujer. Sin embargo, nunca ocurrió esto, todos quienes sirvieron como Sus portavoces entre esos años, siempre fueron CONSCIENTES de su ser. Dios INSPIRABA por medio de su Rayo Divino el entendimiento humano, y así lo hizo hasta el último día de 1950. Mas los Portavoces no eran hermanos nuestros de cualquier índole, todos ellos ya tenían evolución y elevación espirituales desarrollados, que les permitían con más facilidad esa comunicación divina con el Espíritu Santo. Él se servía así de Sus hijos, por su desarrollo y evolución, no por posesión. Pues, cuando cada uno de nosotros haya tal desarrollo por la evolución y la elevación, también tendremos el gran mérito de la comunicación con nuestro Padre-Dios, ya no como sucedía antes de 1950, sino una que se va perfeccionando día con día: la comunicación de Espíritu a espíritu,… y tampoco en esta comunicación hay posesión, sino simplemente una relación recíproca entre el Padre y los hijos.
Aunque es necesario decir, que en los portavoces actuales, después de 1950, si invocan el Rayo Santo de Dios, ellos por esta gravedad, cada vez estarán más expuestos no a una posesión, pero sí a una influencia espiritual cada vez más acentuada. Ya que el Eterno, no dará cabida a la voluntad y capricho del hombre, y sí dejará que se haga sentir en cada uno de ellos el fruto de su insensatez.
Pero, ¿por qué invocar el Rayo Divino? Cuando cada portavoz también puede tener la dicha de la comunicación de espíritu a Espíritu después de 1950. Y que no es sólo para ellos esta dicha, sino para todo aquel que desarrolle su elevación espiritual.
En la comunicación de espíritu a Espíritu, que puede manifestarse en muchas formas, no es necesario decir que Dios está dando ordenes por su conducto, o qué Él está hablando por nuestros labios. No, porque esto también sería insensatez. ¿Acaso nuestra elevación es ya perfecta? No, porque aún existe el pecado y el mal entre nosotros, y por lo tanto la tentación en nuestro ser que puede manifestarse también en multiplicidad de formas. Pues he aquí lo importante, ni en los recintos ni entre nosotros que estudiamos la Enseñanza por el Libro de la Vida Verdadera, nadie puede decir que Dios habla por su conducto, da ordenes o enseñanza. Cada quien hable, escriba, se inspire conforme su elevación le permita, sin tomar el nombre de Dios en vano.
—————-
Del Libro de la Vida Verdadera
12-360-44. Después de que esta mi palabra, haya dejado de comunicarse a través de los portavoces, os encontraré congregados como mis discípulos del Segundo Tiempo en la fiesta de Pentecostés y vendrá en plenitud mi Espíritu Santo comunicado de Espíritu a espíritu con vosotros, precursores de esta Tercera Era, precursores de la comunicación perfecta, entre el Espíritu Santo y el espíritu de los hombres.
12-360-45. ¿Qué os revelará el Padre en ese instante? Lo que no os dije a través del entendimiento humano; pero ved que tenéis que penetrar en verdadera consagración y espiritualidad; ved que para alcanzar esa preparación tendréis que despojaros de todo rastro de fanatismo y de materialismo.
¿Cómo podréis alcanzar esa gran preparación? Con el estudio ahora, con el desarrollo después, mas tarde con vuestro verdadero amor; porque mi palabra no ha concluido, mi palabra no terminará en 1950. Mi comunicación continuará. Mas ya no a través de portavoces, no a través de esta forma de comunicación, porque vuestro éxtasis después de 1950, se perfeccionará más y más. Vuestra elevación espiritual será mayor y mi comunicación tan sólo será por medio del espíritu.
12-360-46. Los que han sido mis portavoces, tienen grandemente andado el camino. Los que mucho recibieron mi rayo continuarán en este desarrollo y seguirán entregando grandes inspiraciones o revelaciones. Los que pocas veces recibieron mi Rayo divino y fue menos mi palabra en ellos, después, según su preparación, será grande, muy grande mi inspiración sobre ellos. No detendrán su desarrollo, su paso en esta senda, porque lo que no alcanzaron en este tiempo de comunicación a través del entendimiento humano, lo pueden alcanzar de espíritu a Espíritu, y habrá gozo y gracia en su espíritu.
12-360-47. Mas no solamente me comunicaré con esplendor por los que fueron consagrados portavoces. Sobre las facultades vibrará mi Espíritu Divino con esplendor también, no será menos en ellas esa gracia; será igual para todos. Mi Mundo Espiritual también vibrará, su hilo fluídico, traducido en inspiración y en pensamiento, será sobre los discípulos del Señor, para que esos seres de luz, se sigan comunicando con los seres de este planeta, sobre los Guías, Piedras Fundamentales, Videntes y Plumas de Oro, sobre los marcados y no marcados, sobre los que hayan tenido el acto simbólico de la marca, como todos aquéllos que íntimamente sientan que forman parte de mi pueblo, sobre los primeros y los postreros, estarán las lenguas de fuego que derramará el Espíritu Santo, para que así vosotros podáis comunicaros con todos vuestros hermanos el mañana, el próximo mañana, esa alborada que ya se acerca entre vosotros y podáis llevar mi palabra, no sólo a los que hablan vuestra lengua, sino también a los que hablan las lenguas que hoy no conocéis.
12-360-48. ¿Cómo podréis comunicaros con ellos? Con vuestra buena voluntad, con vuestro esfuerzo, con vuestro ahínco y amor: Yo os ayudaré, os dice el Padre. Yo haré prodigios entre vosotros. Yo haré que de entre vosotros, que de vuestras congregaciones broten los precursores, los emisarios, los preparados por mi voluntad, poseyendo otras lenguas para llevar la Buena Nueva, el Tercer Mensaje de Dios a otros pueblos, a otros hombres, a otras razas.
De este modo la Torre de Babel que en lo material, ha sido destruida por la mano del hombre a través de los tiempos, en lo espiritual también irá siendo destruida y sobre ella se levantará la Torre del Espíritu Santo, la verdadera Iglesia, el verdadero culto y el Santuario en donde todas las manos se estrechen, en donde todas las lenguas se fundan, en donde todas las razas y las sangres se fundan en mi amor de Padre.

El Espíritu Santo, María y Elías

12-345-9 (1)
Nuestro Padre en Su tercer advenimiento nos aclara sobre Su trinidad: no es que existan tres dioses, Padre, Hijo, Espíritu Santo; sino TRES MANIFESTACIONES DIVINAS. En otras palabras un sólo Dios existe, y Él se ha manifestado tres veces en esta morada llamada Tierra.
En Sus manifestaciones divinas, Él ha cumplido y entregado CONFORME A NUESTRA EVOLUCIÓN ESPIRITUAL. Así en el principio de los tiempos, le era necesario a nuestro espíritu una guía para conocer qué nos era permitido y qué no; nuestro Padre se hizo presente y entregó la LEY por medio de uno de sus enviados, Moisés.
El espíritu siguió desarrollándose, evolucionando su entendimiento, pero mucho más importante su corazón. El Padre entonces envió de nuevo Su verbo divino, Su palabra, ya no a través de esa voz estremecedora como el trueno a las faldas del Monte Sinaí, donde el pueblo Israelita reunido Le oyó, al salir de Egipto. Hizo encarnar Su verbo, en una envoltura humilde: Jesús el Maestro,… por medio de Él, NUESTRO PROPIO PADRE enseño, el cómo debíamos cumplir la Ley que nos entregó, y ese cumplimiento y esa enseñanza lo hizo en el adoctrinamiento del AMOR.
Y paso el tiempo, nuestro ser siguió evolucionando,… ahora no solamente el entendimiento y corazón habían alcanzado desarrollo, sino también la parte más esencial de nuestro ser, EL ESPÍRITU. El Padre nuevamente vino, y entregó su Tercer Legado, y en él: la SABIDURÍA. Porque eso es lo que ahora necesita nuestro ser,… la sabiduría, para poder trascender de lo humano a lo espiritual, y llegado el tiempo de lo espiritual a lo divino.
En sí, en cada tiempo nuestro Padre-Dios ha tocado la parte más sensible o receptivo de nuestro ser, en un Primer Tiempo fue el ENTENDIMIENTO, en un Segundo Tiempo el CORAZÓN, y por último, en un Tercer Tiempo, nuestro ESPÍRITU. Tres Advenimientos Divinos han ocurrido en esta morada terrenal, Tres Manifestaciones Divinas de un solo Dios. Esta es la Trinidad Divina del Espíritu Santo: la LEY, el AMOR y la SABIDURÍA.
¿Quién es María y Elías? María es la manifestación omnipresente de la Ternura Divina que existe en el Espíritu Santo. María fue sólo la envoltura, la encarnación de esa Ternura Divina que se expresa y se manifiesta en Dios. Así como Jesús fue la envoltura humilde del Cristo, de ese Verbo y esa Palabra omnipresente que se expresa y se manifiesta del Espíritu Santo.
No es que haya cuatro divinidades en Dios, sino Él se ha LIMITADO EN MANIFESTACIONES, para poder ser comprendido por nosotros los espíritus, según nuestro desarrollo y evolución espiritual.
¿Quién es Elías? El profeta de Dios, el profeta de Fuego que de Tiempo en Tiempo ha secundado cada Advenimiento Divino. Él es quien ha preparado los caminos, para que el pueblo de Israel de Tiempo en Tiempo esté dispuesto, presto para recibir y reconocer al Dios Viviente de Abraham, Isaac y Jacob. Así lo encontramos en el Primer Tiempo preparando e instando al pueblo de Israel, para que adore a un sólo Dios Verdadero, y se le conoció en aquel tiempo como Elías. Ese mismo profeta emparejo los caminos en otro Tiempo, al encarnar en Juan el Bautista, y preparar nuevamente los caminos para que el pueblo de Israel, recibiera al Mesías Prometido, al Cristo de Dios en Jesús.
Y fue Elías en otro Tiempo, el último de todos el Tercer Tiempo, que preparó de nueva cuenta al pueblo de Israel encarnado en otra nación y en otra lengua: México. Elías no es el Espíritu Santo, pero sí, la representación de la luz del Espíritu Santo. En otras palabras que nuestro Padre a Elías, le ha conferido el cargo de la apertura en el Tercer Tiempo del advenimiento de Su luz como Espíritu Santo. Y no sólo eso, sino ser el Pastor espiritual del espíritu de la humanidad. Este es Elías el profeta con cargo y destino de Pastor espiritual, nuestro hermano, el gran profeta, el siervo y espíritu humilde, pero de gran evolución y elevación espirituales, que de Tiempo en Tiempo, ha aparejado los caminos de Dios.
——————
Sobre la Trinidad en el Espíritu Divino:
1-1-67. Hoy, mientras unos me aman en Jehová y desconocen a Cristo, otros me aman en Cristo, ignorando a Jehová; mientras unos reconocen mi existencia como Espíritu Santo, otros por mi Trinidad, discuten y se dividen.
1-1-68. Yo pregunto a esta humanidad y a quienes la conducen espiritualmente, ¿por qué distanciaros los unos de los otros, cuando todos estáis reconociendo al Dios Verdadero? Si me amáis en Jehová, estáis en la verdad. Si me amáis a través de Cristo, Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Si me amáis como Espíritu Santo, os acercáis a la luz.
Un solo Dios tenéis, un solo Padre. No son tres personas divinas las que existen en Dios. Sino un solo Espíritu Divino, el cual se ha manifestado en tres fases distintas a la humanidad y ésta en su pequeñez, al penetrar en lo profundo, creyó mirar tres personas donde sólo existe un solo Espíritu. Por lo tanto, cuando escuchéis el nombre de Jehová, pensad en Dios como Padre y como Juez. Cuando penséis en Cristo, mirad en Él a Dios como Maestro, como amor y cuando tratéis de comprender de dónde procede el Espíritu Santo, sabed que no es otro que Dios manifestando su infinita sabiduría a los discípulos que más han adelantado.
1-1-69. Si la humanidad de los primeros tiempos, la hubiese encontrado evolucionada espiritualmente, como ésta de ahora, Yo me habría manifestado delante de ella como Padre, como Maestro y como Espíritu Santo, entonces los hombres no habrían visto tres dioses donde sólo existe Uno; pero no se encontraban capacitados para interpretar mis lecciones y se hubiesen confundido y apartado de mi senda, para seguir creando dioses accesibles y pequeños, según su imaginación.
3-63-49. Estáis escuchando al Espíritu Santo, mas no a un espíritu distinto del que os ha hablado como Cristo o como Jehová; es el mismo, el único que existe, pero que se ha manifestado en cada una de las Tres Eras en forma diferente.
3-63-50. En el Primer Tiempo, sobre el Sinaí, se manifestó vuestro Dios y la fase que os presentó fue la de su Justicia y su Ley. En el Segundo Tiempo el mismo Dios os habló en Cristo y os presentó una fase que no habíais comprendido: El Amor. Y en esta Era que es el Tercer Tiempo, mi Espíritu Santo os habla desde el infinito, se comunica desde lo espiritual con vuestro espíritu y os muestra así una fase más, la de su Sabiduría, que es luz para toda la humanidad. ¿Por qué mirar misterios donde no los hay? El misterio de la Trinidad está esclarecido.

Semana Santa

Biblia

Jesús el amado Maestro, nuestro Dios hecho Hombre. Aquél quien es recordado por la comunidad Cristiana. Aquél que prometió enviar al Espíritu de Verdad. Cuántas cosas se puede decir de Quién vino a enseñarnos con obras y hechos la luz del espíritu.

¿Es posible que el espíritu alcance perfección a semejanza de Dios? Y es que Jesús, le nombró Padre, Padre nuestro. Sí, somos semilla de Aquél quien nos creó a imagen y semejanza Suya,… entonces no tiene nada de extraño que la semilla crezca, se desarrolle y de fruto. ¿Acaso la semilla que es plantada en la tierra teniendo todos los atributos en su propia naturaleza para crecer y desarrollarse hasta dar fruto, lo hace en un instante? No, le es necesario tiempo. A semejanza nuestro espíritu le es necesario no el tiempo, sino la eternidad para perfeccionar todos los atributos que tiene en sí mismo, por pertenecer a la naturaleza divina de Dios.

Y Jesús dijo, lo que veis que hago Yo, vosotros cosas mayores podréis hacer. Sí,… no solamente hablo para los hombres de aquella época, sino para todos los espíritus de todos los tiempos, ya que llegarán asemejarse al Hijo. Si Él es el Maestro, los discípulos lograrán ser los maestros. Los espíritus por su libre albedrío podrán perderse, ir por caminos escabrosos, escoger los caminos anchurosos; y sin embargo, llegará el tiempo de su redención espiritual, de su anhelo de seguir al Maestro. Las cien ovejas llegarán a ser los discípulos del Maestro, para después alcanzar esa grandeza espiritual, el ser luceros en el firmamento de la gloria de Dios.

¿Podría haberse salvado Jesús de la cruz? Sí,.. con una sola palabra Suya, legiones de ángeles se hubiesen presentado para salvarle. ¿Ellos hubiesen venido con espada para exterminar a los verdugos del Maestro? No, con mansedumbre y amor acogerían el cuerpo martirizado del Maestro, y llevarle lejos de aquel lugar. Esas legiones de luz conocen la faz de Dios, esa faz no humana, sino la esencia verdadera de Quién procede todo. Esa esencia con que es perfumada toda la Creación, con Su amor. Ese amor que no tiene límites, no humano sino divino, el cual el Maestro vino a dar prueba y potestad de ello.

Así lo demostró al perdonar y salvar a la mujer encontrada en adulterio. Así lo manifestó cuando Pedro airado cortó con espada la oreja del soldado, y el Maestro le sanó. Así lo testificó cuando el centurión clavó su lanza en el costado del Maestro, y él en lugar de recibir un castigo, fue sanado de su ceguera.

A semejanza esas legiones de luz al salvar al Maestro de la cruz, no hubiesen respondido con espada, sino con el ejemplo del Cristo de Dios. ¿Acaso en el Tercer Tiempo vinieron a reclamar la sangre del Maestro? No, con humildad y mansedumbre fueron los heraldos de alivio y sanación, los grandes explicadores y consejeros espirituales, para todo aquel quien se acercare a ellos.

En el Espíritu Divino de Dios se encuentra y está la Fuerza, pero también la Ternura; alegóricamente se halla el rayo portentoso que estremece el cielo, pero también la flor fragante del campo; se halla el sol que alumbra con su majestuosidad, pero también la luna que cobija y arrulla al anochecer. ¿Qué de extraño tiene que en el Espíritu Divino esté presente el Padre y se manifieste a la vez la Madre?

Si en la Creación podemos observar con naturalidad lo masculino y lo femenino, nada extraño es que esos dos polos que se complementan a la vez, hayan surgido del Creador. ¿Quién dio testimonio de la Madre que existe en el Espíritu Divino? María.

María, representaba la Madre Espiritual de todos los espíritus,… Juan, al espíritu de la humanidad en su conjunto. Pero no la humanidad falto de amor, sino la ya elevada por el amor espiritual. Juan fue el apóstol muy amado del Maestro, él tuvo las grandes revelaciones por suceder. Él fue el apóstol que no negó a su Maestro ni en la cruz.

Juan es la representación del espíritu de la humanidad engrandecida por el amor y la luz divina de la Conciencia. La que no niega a su Dios, la que tendrá las grandes revelaciones aún por venir. La humanidad muy amada de Dios. Juan representa a todos los espíritus, de todos los tiempos, que llegado el tiempo después de grandes luchas y batallas rendirán veneración y culto al Padre, con las mismas obras y hechos que el Maestro les mostró y adoctrinó.

Ese es el hijo de María, la Madre,… el espíritu de la humanidad en su conjunto elevada por el amor, la virtud, el bien, la Espiritualidad. ¿Cómo podría haber dejado el Maestro a una madre imperfecta y humana a Juan para tan altos designios? No, no lo hizo, dejó a la Madre que existe en Dios, porque sólo Él puede cumplir tan elevados propósitos para todos los espíritus.

Si el Verbo del Cristo de Dios se hizo Hombre en Jesús, de cierto, ese Verbo también se hizo Mujer en María.

El Maestro no dejó una madre humana en Juan, dejó a la Madre Espiritual de todos los espíritus, aquella Madre que está y se manifiesta en el Espíritu Santo de Dios,… pues sólo lo perfecto puede conducir con perfección a la semilla que hay en cada uno de nosotros.

Cuántas cosas podrían meditarse en estas fechas, en que es recordado a Quien le enseño a nuestro espíritu el Camino, la Verdad y la Vida,… el sendero de nuestro perfeccionamiento espiritual.

Todo lo tenemos que volver a conquistar

Es un tiempo de purificación y restitución espirituales para la humanidad. Todo espíritu purifica y restituye en este tiempo, nadie se queda sin saldar sus deudas espirituales.
Si desde el principio de los tiempos en que nuestros primeros padres, desde que en este mundo encarnaron los primeros espíritus, se hubiesen mantenido en el bien, esta morada ya sería una mansión de espíritus elevados por la virtud y el amor de los unos a los otros. No se conocería todo aquello por lo cual lloramos y nos lamentamos. Nuestro cuerpo tendría salud, probablemente la enfermedad ni si acaso nos agobiara. No habría división entre naciones y pueblos. Y sí, ni si acaso existirían la multiplicidad de ideologías religiosas, porque Dios estaría enseñando, adoctrinado desde la Conciencia de la humanidad.
El amor, el bien, la virtud, la luz, han sido tomados como obstáculos para alcanzar la grandeza terrestre. Sin embargo, siempre han sido los medios esenciales, para alcanzar no sólo la verdadera grandeza material, sino mucho más importante, la espiritual.
Una de las siete virtudes más importantes para nuestro espíritu es el orden. Pues estamos en el caos, ese caos donde a cada instante el espíritu se debate entre la aflicción y el egoísmo. Y es la virtud del orden, la que nos devolverá muchas grandezas de nuestro ser.
Este mundo es como una lección, aprendemos de nuestro caos, las consecuencias de no estar en orden con las leyes espirituales y naturales. Porque el no respetarlas, incluso ese orden con el que fue formado y constituido nuestro cuerpo, nos trae el caos, y éste, la aflicción.
Hoy tenemos que ser Concientes de nuestro espíritu, de nuestro mundo, de la Creación, de aquello que les rige como ley, sólo así podremos devolvernos lo que en un principio se nos dio y hemos perdido hasta el día de hoy.

Sobre la inspiración de los portavoces después de 1950

7-197-48 (1)
Sí, es muy importante conocer qué está ocurriendo en los recintos actualmente sobre la inspiración de los portavoces. La mayoría de ellos tienen inspiración, y de acuerdo a su grado de elevación espiritual, pueden concederse así mismos esa luz que proviene de lo espiritual.
Aunque también es necesario aclarar, que muchos portavoces no se conceden desarrollar esa inspiración por medio de sus dones espirituales, sino les ha sido más fácil el estudiar libros con temática espiritual, y lo que han aprendido lo van repitiendo de memoria, recordándolo el día en que ejercen sus cargos. Hay portavoces que les interesa algo en particular, algún tema en específico, como lo puede ser la ecología, la política, la Naturaleza, incluso los ovnis y de hermanos mayores de otras galaxias, también la New Age, ¿y qué pasa? Lo que les llama el interés, eso mismo es lo que dan en cátedra. Es por ello que de recinto a recinto, e incluso de portavoz a portavoz de un mismo recinto, encontrar diferencias tan notables cuando según ellos dicen irradiar al Verbo Divino.
En la actualidad no hay uniformidad en los recintos actuales por medio de los portavoces, al entregar una misma enseñanza. Y la razón es simple: La Irradiación del Rayo Divino de Dios ya no es con ellos, porque esa etapa término en 1950,… después de ese año, cada uno de ellos es responsable de lo que se entrega al pueblo por medio de su propia inspiración.
Es necesario decir que los cargos terminaron en 1950, sí, los cargos de Guía, de Facultad, Portavoz, Pedro, Vidente, Columna, Pluma de Oro. Después de ese año nuestro Padre declaró, que todo aquel se preparase podría recibir Su inspiración, así como recibir el fluido espiritual del Mundo Espiritual de Luz.
Como aún se sigue con los cargos en los recintos,… cada quien que ostente uno, es responsable de cómo lo lleva a cabo. Si el portavoz dice o menciona que es el Padre, Cristo, Jesús en su entendimiento, es una falta grave para su espíritu, ya que la Comunicación divina por medio del entendimiento humano terminó en 1950.
Es necesario tener en cuenta, que cada portavoz es CONSCIENTE de lo que dice y habla al pueblo, y conoce con certeza quien se acerca a él. Así mismo las facultades actuales, conocen con certeza quiénes se acercan a ellos confiándoles incluso sus intimidades. Esto también sucedía antes de 1950,… todos eran conscientes al ejercer sus cargos espirituales.
¿Se desarrolla uno más espiritualmente en un recinto? No es extraño que esto suceda, porque los labriegos frecuentemente tienen que hacer uso de sus dones espirituales, ejercitándolos en la practica incluso día con día. Así podemos encontrar videntes, el don de la curación, el de la palabra, la inspiración, la intuición. Es el logro que ha obtenido el espíritu a través de su elevación espiritual,… el logro que ha obtenido el labriego al sentir el dolor ajeno como suyo; es el logro del labriego al elevarse espiritualmente, y así conseguir esa intuición o mirada espiritual desarrollada. Es la conquista de muchos labriegos, sí su conquista por ser más espíritu que materia,… de su práctica de la virtud, de la caridad. Mas todo este logro, hay que entenderlo, ya que habiendo tanto desarrollo y entrega, y por esa entrega bastantes manifestaciones espirituales incluso el de la sanidad, no tiene porque significar que el Padre y Su rayo divino sean en los portavoces actuales.
Además es indispensable mencionar,… que hay muchos, bastantes recintos donde no se lleva a cabo la Obra como debiera ser. Donde abunda y se es más carne que espíritu. Donde no hay conocimiento de la Obra y la Doctrina, y los guías y los labriegos obran según su voluntad. Donde se realizan cosas muy ajenas a la luz; donde la caridad se ha convertido en mercadería. Donde no existe elevación espiritual, sino interés de dominio sobre los demás. Allí cuidado, mucho cuidado, porque fuerzas ajenas a la luz pueden estar presentes.
Cuántas veces se ha observado en la actualidad, que por medio del portavoz se atemoriza al pueblo; o que por medio del portavoz, éste logre un propósito para sí mismo. Tanto más para meditar que no es la irradiación divina de Dios, porque no lo es, ni si acaso es inspiración. Es sólo la pasión del portavoz, queriendo obtener algo usurpando el nombre de Dios.
Por ello y más cosas que suceden en la actualidad, todo debió haber terminado en el año fijado por Dios mismo. Pero ya que no fue así, nuevamente decirlo, cada labriego que ostente un cargo, es responsable de su obrar y actuar dentro de la Obra misma.
En sí, los recintos sí podrían ir mejorando en mucho, la recompensa sería el desarrollo de los dones espirituales. Pero para ello es necesario voluntad, y más aún conocer la voluntad del Padre antes de 1950. Porque la Obra no ha terminado, mas ésta tiene que desarrollarse conforme a la voluntad del Eterno. Que dentro de cada recinto exista la limpidez, esa luz que les permita la inspiración, la elevación espiritual, el desarrollo de la sensibilidad espiritual, el don del miraje y del fluido espiritual…etc. Esa es la Voluntad divina.
 
———————

Enseñanza 260

57. No porque Yo deje de hablaros y mi Mundo Espiritual también, mi Obra habrá terminado; por el contrario, se iniciará el tiempo de la comunicación perfecta con el Padre en la que escucharéis su voz espiritualmente.

58. No se oirá mi palabra como la oyó Moisés en el Sinaí, materializada en el estruendo de la tempestad, ni humanizada como en el Segundo Tiempo en labios de Jesús, ni tampoco a través de portavoces humanos como la habéis escuchado del Espíritu Santo en este tiempo. Todo el que se prepare alcanzará la comunicación de espíritu a Espíritu, que no será privilegio sólo de algunos.

59. Es lo más natural que los espíritus sepan comunicarse y conozcan el lenguaje del Espíritu del cual brotaron.

60. La espiritualidad traerá el despertar de los dones o facultades adormecidas y la sensibilidad de todas las fibras del corazón.

61. Mi presencia será palpable. Cuando habléis de mi Obra, estaréis inspirados por Mí y hablaréis con frases de inmensa sabiduría que sorprendan aun a los hombres de mucho saber. Los que lleguen a alcanzar gran adelanto en esta comunicación, recibirán no sólo palabras, frases o ideas, sino Cátedras llenas de perfección. Vuestras manos podrán ser como las de las Plumas de Oro escribiendo, como la de Juan el apóstol bajo la inspiración del Espíritu Santo.

62. Cuando os encontréis rodeados de increyentes, de escribas y sacerdotes y os sintáis llenos de mi Espíritu, no digáis a nadie que es el Padre el que habla por vuestra boca, pero Yo estaré hablando a la humanidad a través de vosotros. En esta comunicación tendréis vuestros ojos abiertos, y vuestro espíritu extasiado, maravillándose de lo que los labios estén revelando en ese instante.

63. El don de la profecía por medio de la videncia se desatará también y os descubrirá misterios no revelados y os dejará ver el futuro. Pero el vidente no será nunca juez o delator de sus hermanos.

64. Esa será la comunicación de espíritu a Espíritu bajo algunas formas, por lo que vuelvo a deciros que en 1950, cuando cese mi palabra entre vosotros, mi Obra no habrá concluido. Seguirá su destino, su misión en todo el Universo.

65. Os prepararéis y siempre que os encontréis reunidos ya sea en estos recintos, en vuestros hogares o en los valles, allí, en esas reuniones, sentiréis espiritualmente mi presencia.

66. Pero velad, porque surgirán también los falsos discípulos, pregonando que se comunican directamente con el Padre, e irán transmitiendo falsas órdenes e inspiraciones. Yo os he enseñado a distinguir la verdad de la impostura, a conocer el árbol por su fruto.

67. Yo probaré a unos y otros y veréis a los verdaderos discípulos salir avante por la fe y a los falsos caer por su debilidad.

¿Irradiación Divina o inspiración después de 1950?

12-365-39 (1)
Es un hecho que el Libro de la Vida Verdadera, señala el termino de la manifestación divina de Dios como Espíritu de Verdad en el año de 1950.
Entonces, ¿qué es lo que se transmite por medio del portavoz en los recintos actuales? Es una pregunta interesante, y que también es necesario aclarar y analizar.
El día 11 de Mayo de 1884, fue la primera manifestación de la Irradiación del Rayo Divino de Dios a través de Damiana Oviedo, Su primera portavoz. Pues como el rayo que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así sería la venida del Hijo del Hombre;… profetizado que así sería el advenimiento del Espíritu de Verdad, como también lo sería en otra nación y en otra lengua.
El Verbo divino de Cristo en Jesús, el Maestro fue de 33 años. En su SENTIDO ESPIRITUAL, el pueblo de Israel recogería doble porción de alimento espiritual (Ex.16.5) en el SEXTO DÍA: 66 años. Así en el Tercer Tiempo, la Comunicación divina de Dios como Espíritu Santo a través del entendimiento humano duro y abarco exactamente 66 años: 1884-1950,… cumpliéndose así, la doble porción.
Desde el principio de la Comunicación divina a través de Damiana Oviedo, nuestro Padre anunció el termino de ella en 1950. Reiteradamente y ampliamente hablo sobre 1950, y no sólo eso, sino también declaro que Su rayo divino ascendería para no posarse nunca más sobre el entendimiento de los Portavoces. Así mismo, nos reveló que sería una falta muy grave, de aquel portavoz que invocará Su rayo divino después de ese año, ya que no lo permitiría ni lo consentiría.
En sí, que la Irradiación del Rayo Divino del Espíritu Santo de Dios, no sería ya más después de 1950. Esa etapa termino. Pero iniciaría otra etapa, la comunicación de espíritu a Espíritu y Espíritu a espíritu. Ésta etapa, no es nueva, sino es muy antigua, y prueba de esa comunicación de Espíritu a espíritu y espíritu a Espíritu, la podemos observar y analizar desde los antiguos patriarcas y profetas, en los mirajes y sueños proféticos que tenían. Así también, en los apóstoles de Jesús, muestra de ello principalmente, en la revelación del apóstol Juan, Apocalipsis.
Los que sirvieron en su cargo como Portavoces, ya tenían el camino muy desarrollado, para ellos no era nada difícil el poder INSPIRARSE después de 1950, a través de la comunicación de espíritu a Espíritu.
En esa inspiración les era prohibido decir o mencionar que Dios todavía se estaba comunicando por su entendimiento, porque caerían en grave error y falta espiritual. Ni mencionar que Dios era el que transmitía el mensaje, o que era Dios mismo el que estaba dando mandatos y cargos. No, eso no era posible. Ya que ahora, no era el Rayo Divino descendiendo y posándose sobre el entendimiento del Portavoz,… sino éste por sus méritos, ascender por su elevación espiritual y tomar así, la inspiración.
Son dos cosas muy distintas: En una antes de 1950, el Rayo Divino descendía, y después de ese año, era el portavoz el que tenía que elevarse espiritualmente para tomar la inspiración.
Cuando en los recintos actuales oímos decir a través de los mismos portavoces, que es el Rayo Divino de Dios manifestándose en sus entendimientos,… muchos de ellos conscientemente porque conocen el termino de 1950, mienten, y no sólo eso,… caen en impostura. O sucedía que años atrás, una gran porción de portavoces no conocían sobre 1950, e ingenuamente por ignorancia siguieron invocando el Rayo Divino; sin embargo, ni así el Padre daría ocasión de falsedad, Su palabra de Rey era y sigue siendo inmutable.
Sin embargo, si en los actuales portavoces existe elevación de pensamiento y sentimiento, existe virtud, existe la practica de la oración y la meditación, la practica de la caridad, nobleza, claro que en ellos está la elevación espiritual, que les permite el inspirarse en lo divino. Así mismo en las facultades actuales, el inspirarse y tomar de la luz. Pero cuando poco o nada de ello hay, simplemente su falta de elevación espiritual no les permite tomar de la luz. Igual acontece con quienes estudian la Doctrina a través del Libro de la Vida Verdadera,… pues cuando en el discípulo existe disposición y voluntad, los dones espirituales se desarrollan, y ese desarrollo le permite la comunicación de espíritu a Espíritu y Espíritu a espíritu.
Algo hay que aclarar, la comunicación de eE y Ee, no corresponde sólo al pueblo de Israel, pertenece al espíritu, al espíritu de toda la humanidad en su conjunto. Es ella en su conjunto quien tendrá por razón llegado el tiempo de que Dios se comunica con todo espíritu. Y se está dando cada vez más, ¿cómo? Por medio de los dones espirituales, como lo son la inspiración, los mirajes a través de la videncia, el sueño revelador, el sueño profético.
Así, después de una mediana explicación sólo basta decir: Que la Irradiación del Rayo Divino de Dios en Su manifestación como Espíritu Santo, sólo comprendió la doble porción, 66 años, de 1884 a 1950. Y después de 1950, vendría la etapa del desarrollo de la comunicación de eE y Ee. Mientras la primera tuvo un comienzo y un final,… la segunda ha existido siempre, se extiende y se va perfeccionando en la eternidad, en el desarrollo y la evolución de todo espíritu.

La Facultad Curativa antes y después de 1950

12-354-17 (1)
Hablemos un poco de la Facultad Curativa. En 1950 terminó este cargo, junto con el Tercer Advenimiento divino de Dios en Su manifestación como Espíritu Santo. El Mundo Espiritual de Luz antes de ese año, inspiraba el entendimiento de sus protegidos. Muy probablemente todos quienes tenían este cargo, así como los Portavoces pertenecieron a los 144000.
Esa legión de luz que comúnmente conocemos como ángeles, sin duda sus dones espirituales los tenían ya muy desarrollados, no por nada sirvieron al mandato del Padre para ser alivio y sanación de grandes multitudes antes de 1950. Pero también, quienes sirvieron al brindar su entendimiento como Facultades, tenían sus dones desarrollados, pero mucho más importante,… la virtud era en ellos. Sirvieron más para el espíritu que para el mundo. Sirvieron más a la causa de Dios, que a la del hombre.
En aquel entonces, el pueblo que llegaba en demanda de alivio y sanidad, tenía que poner de su parte, su fe y su voluntad. Si quienes llegaban eran por caminos escabrosos, tenían que volver al sendero recto. Si en sus corazones y pensamientos se manifestaba la turbación por el odio, el rencor, el resentimiento, tenían que practicar la virtud.
Los prodigios no se hacían esperar, mucho concedió el Espíritu Santo por medio de Sus legiones de luz. Profetizado estaba que en Su advenimiento divino, vendría con Sus ángeles, Su hueste espiritual de luz.
Ese tiempo precioso pasó. Sin embargo, nuestro Padre bien dijo, que donde quiera se reunieran a analizar Su palabra, que Él dejaría como legado; que donde quiera se manifestara la Espiritualidad de Sus discípulos. El pensamiento y el sentimiento elevado, Él y Su mundo de luz serían.
A veces nos cuestionamos de los «milagros» que aún acontecen en los recintos, si terminó la manifestación divina en 1950. Cabe aclarar, que nuestro Padre siempre ha contemplado la necesidad de Sus hijos; mas esa necesidad no sólo está presente y acontece en los actuales recintos, sino en toda religión o creencia espiritual donde se le implore o solicite Su caridad divina. Ya que donde el hijo esté, el Padre también. No es que el Padre haya faltado a Su palabra, o haya dado un tiempo más como la gran mayoría de los recintos cree y afirma,… 1950 es fecha de palabra de Rey.
¿Y qué sucede entonces? Es sencillo de explicar: aparte de la necesidad que desde lo alto contempla nuestro Padre en Sus hijos,… hay hermanos dentro de los recintos que han desarrollado sus dones espirituales, y no sólo eso, sino que sienten la caridad como parte suya, así como también existe el pensamiento y el sentimiento elevado. Esos hermanos tratan de moralizar su existencia, y ser más espíritu que carne. Todo ello, hace posible que quienes acuden a los recintos actuales, encuentren esa manifestación de la caridad de nuestro Padre y de Su mundo espiritual de luz.
Sin embargo, donde no existe lo anterior,… donde se lucra, se hacen cosas impropias y existe la materialidad. Donde se ha mixtificado la Obra, al añadirle cosas de otras creencias espirituales y alejadas de luz no es recomendable el acudir, ya que no existe el respeto a la Obra del Padre, y otras fuerzas ajenas a la luz pueden estar presentes.
El desarrollo de los dones se tiene que dar en los discípulos, tanto quienes siguen la Doctrina por medio del Libro de la Vida Verdadera, y quienes asisten a un recinto. Mas para que esos dones se desarrollen, hay que hacerlo conforme a la Voluntad divina, y para conocer esa Voluntad, es necesario analizar la Obra acorde al pensamiento divino de Dios y no del hombre.
Todos podemos obtener el desarrollo del don de curación. A nadie le es ajeno Dios, y todos tenemos el gran potencial de nuestro espíritu. Mas para ello es indispensable practicar, es necesario ser más sensibles, más elevados por el pensamiento y el sentimiento,… tener una Espiritualidad más acertada. No digo que tenemos que ser perfectos, pero sí voluntad. Practicar la caridad cuando tengamos la oportunidad; orar con nuestro espíritu. Ser Templo de nuestro Padre, donde lo impuro no se imponga. Se que estamos en un mundo donde nuestro espíritu es tentado de una y mil formas todos los días;… pero tampoco es imposible dar un poco, un algo o mucho de nuestro ser por practicar la luz, tal como la Enseñanza nos lo hace sentir al adentrarnos en ella.
Y sí, también es necesario decir, que cuando oramos sinceramente por un hermano, nuestra oración es alivio y consuelo. Pero como aconteció antes de 1950, aquel hermano que demanda alivio, tiene que poner de su parte, su fe. En sí voluntad, y cuanto le es necesario para ser más luz en su existencia presente.

La Explicación 50, ¿falsa?

Explicación 50
La Explicación 50 del Mundo Espiritual de Luz, es un caso singular, que merece el análisis correspondiente. Antes de 1950, nuestro Padre en Su manifestación como Espíritu Santo, prohibió a Sus portavoces y facultades el leer libros de contenido espiritual, como lo es la Biblia. La prohibición fue para que quienes sirvieron a través de su entendimiento, no mezclasen a la Irradiación del Rayo divino del Espíritu Santo, el aprendizaje de dichos libros.
Cabe mencionar que tanto los Portavoces como las Facultades nunca perdieron la consciencia en el momento de desempeñar sus cargos. Sus sentidos materiales estaban despiertos,… conocían con certeza quienes se acercaban a ellos en demanda de alivio y sanidad, en los días en que se entregaba el fluido de sanación, así como en el día de la Irradiación divina.
Un ejemplo de esto, es Damiana Oviedo, la primera Portavoz del Maestro, ella entregaba la Irradiación del Rayo Divino de Dios con los ojos abiertos. Mas después se hizo costumbre el cerrar los ojos con los futuros Portavoces, con la intención de que lo que ocurría en el exterior no perturbara o inquietara la concentración, de quienes se disponían a ejercer sus cargos espirituales.
Como los Portavoces y Facultades eran conscientes de cuanto sucedía, para muchos era difícil creer posible que por sus entendimientos Dios y Su mundo espiritual de luz se manifestarán. Su falta de fe, su falta de preparación, y sus miedos infundados hicieron que desobedecieran el mandato del Eterno, el de no leer libros de contenido espiritual.
Así, algunos en su lectura aprendida, entremezclaron en su entendimiento la Inspiración que provenía del Maestro o de Su mundo espiritual de luz con lo que habían leído anteriormente. Este es el caso de la Explicación 50, un mezcla de lo aprendido por la Facultad en turno con la Inspiración del Mundo Espiritual de Luz.
De este modo podemos observar en la Explicación 50, muchos conceptos parecidos al Génesis de la Biblia, entremezclado con los conceptos superiores del Mundo Espiritual de Luz. Cabe aclarar que no para todos los que estudian la Doctrina Espiritual del Tercer Tiempo, tachan totalmente de falsa dicha Explicación. Por lo cual se recomienda reserva en su análisis y meditación, y así, entresacar esa luz que puede darnos y favorecer el conocimiento del esclarecimiento de las cosas espirituales, como lo es el asunto o el tema que trata sobre el alma.

El fruto del conocimiento

4-104-8
Dice el Padre, que todos nacimos perfectos con respecto a nuestro origen, Él mismo. Mas aún, los espíritus estaban destinados por Su voluntad que conquistarán otra perfección, la de su escala evolutiva. A todos nos otorgó cada atributo divino que posee su Divino Espíritu, por lo tanto somos semejantes a su Divinidad. Mas cada atributo tendría que pasar por el desarrollo, la experiencia, el uso de cada atributo por el libre albedrío y la voluntad del propio espíritu. A todo ello se le conoce como el árbol del conocimiento, ese conocimiento a veces amargo, a veces dulce de quien tiene libertad, de decidir qué hacer con el fruto de la experiencia. Esa experiencia nos va diciendo a todos por igual, si nuestra libertad nos da bonanza, dicha o lo opuesto.
Cada espíritu tiene la capacidad de reconocer la paz o la desdicha en su ser. Sus obras y hechos son un reflejo fiel de lo que acontece en su existencia. Es como la humanidad en su conjunto, está saboreando el fruto de su libre albedrío, de su experiencia, de su sagrada libertad de decisión. Toda la humanidad consciente o no, está probando el fruto del conocimiento,… y ese sabor no es dulce, es amargo. No le da paz, está atemorizada.
Pero así como hay legiones a comparación con el número de espíritus encarnados y desencarnados que habitan esta morada, y aún necesitan beber el cáliz de amargura del conocimiento mal empleado por su libre albedrío. Hay también legiones que supieron reconocer que el fruto no era grato a sus espíritus. Ellos por libertad escogieron el fruto dulce, y por experiencia, también fueron determinando qué es lo que les daba paz y prosperidad.
La vida es una escuela abierta a todo espíritu. La vida sin fin, una vida que se perpetua entre tiempos y tiempos,… el espíritu no conocerá el fin de la vida y por lo tanto, la santa libertad del conocimiento. Pues cada espíritu va logrando en sí mismo entre tiempos mayor razonamiento, mayor comprensión, mayor discernimiento de quién es y de todo lo que posee por ser semejante al Espíritu Divino. Nunca dejará de desarrollarse ni conocer el fin de cada atributo,… pues niño fue y joven también, pero llega el instante de la madurez espiritual, y en esa etapa enseñorearse de su propio ser. Dios es justo al dar oportunidad que cada espíritu conozca el sabor de su fruto, pues también es sagrado la experiencia que él mismo va recogiendo en el sendero de su eternidad.
¿Dejará de llorar el espíritu? Sí, su destino no es el lamento ni el infortunio. Él mismo hará un edén de todo el conocimiento logrado y adquirido a través de tantas luchas. Y esas luchas quedarán indeleblemente guardadas en su mente espiritual. El espíritu así evolucionado, no juzga, no condena, porque reconoce que en él también hubo momentos de santa libertad, en donde no todo fue dicha y paz en su ser al obrar. La luz no condena, salva y redime; ya que todo espíritu tiene el tiempo propicio para que su conocimiento ya no le atemorice ni le cause dolor. Entonces será el espíritu experimentado, y llegado el tiempo, después de tantas luchas y equivocaciones, se resuelva a no faltarse más a sí mismo. Ese será el instante de gloria, de triunfo del espíritu sobre sí mismo, porque entonces, tendrá por gozo todo el conocimiento adquirido ya no para errar, sino elevarse hasta la morada de su perfección.

Sobre los vicios

11.312.33
Una luz que tenemos en nuestro espíritu y que la podemos utilizar en beneficio de los nuestros que han caído en las adicciones, es el pensamiento. Cuando un ser amado duerme, su espíritu está más dispuesto a recibir. La carne no se opone en esos instantes. Así, cada noche o cuando le contemplemos dormir, le podemos hablar con el pensamiento a su espíritu. Con el pensamiento hay que hacerle sentir que no está sólo, que se le acompaña, que nos preocupa… etc. Pero también, hacerle sentir que necesita ayuda para salir de esa situación. Así mismo,… alentarle a que sea más dócil a los consejos de quienes le aprecian, como al tratamiento que pudiese tener en un futuro. No sólo tenemos como luz y fuerza a la oración, sino también, el de influir beneficamente a su espíritu, quien es el que necesita realmente la ayuda.
Muchas ocasiones lo que nos aconteció en el pasado de la infancia o la adolescencia, puede influir perniciosamente en un comportamiento o una conducta presente, que desgasta tanto a nuestro propio ser como a los demás. Y sucede que el tratar ese pasado, sea la respuesta a la recuperación. Eso es lo que se hace en la gran mayoría donde se tratan las adicciones, en que personas que han atravesado por lo mismo, conocen el rumbo de cómo tratar ese pasado, con la posibilidad de la recuperación de una adicción.
Con el pensamiento, así a la vez con el sentimiento de nuestro corazón, el utilizar a nuestro favor el don de la comunicación de espíritu a espíritu. Esa comunicación es semejante cuando hacemos oración a Dios, ya que tratamos de sentir Su presencia,… es por ello, que quienes acostumbran colocar una imagen para orar, su espíritu está en la presencia de la imagen, y no en el Espíritu de Dios. Esa presencia que se halla en nuestro propio corazón,… ese es Su verdadero templo. Por ello la importancia de desarrollar la comunicación de espíritu a Espíritu… nuestro ser y Dios.
¿Qué es lo que incluso sucede en muchos hermanos que se encuentran en los vicios? Que la presencia espiritual de bastantes espíritus son con ellos. Son hermanos desencarnados atados todavía a las frivolidades del mundo, de sus vicios y pasiones. Ellos influyen también en el pensar y sentir de aquellos hermanos, que luchan por liberarse de las ataduras que nublan su juicio y razón. Pero también tienen otra lucha… con su propia carne, ya que ella ha quedado enviciada. No es ella la que pidió estar así, fue el espíritu que la ató a una debilidad, a una inclinación. Y ahora en esa debilidad, a la carne le es muy difícil liberarse. Porque ella pide y ansía lo que le provocó un estímulo,… por ello, cuando se le quita o se le va retirando lo que le degenera y perturba, entra en ansiedad. Y esa ansiedad es muy difícil de aquietar, de apaciguar.
A aquella presencia espiritual que perturba, no se le ataca en el nombre de Dios. Sino se ora por ellos, se pide por los suyos. No se les guarda rencor ni resentimiento, sino serenamente nuestro espíritu tiene que aceptar su presencia. No se les ataca con fuego, porque reaccionarán también con fuego,… sino se les bendice con verdadero sentir. En cierto, la mayoría de ellos tienen también una necesidad de las veces muy oculta en su ser.
Y la ansiedad… muy, muy difícil batallar con ella… sólo la VOLUNTAD del espíritu sobre su carne le dará el mérito de liberarla. ¿Se puede? Sí, y de las veces nuestro espíritu tendrá que aceptar que necesita ayuda, pero no sólo aceptar, sino humildemente GUIARSE ante la orientación y los consejos de quienes ya vencieron esa lucha. Sólo es VOLUNTAD, y esa ansiedad no prevalecerá.

¿Venganza divina?

4-90-7
Cada espíritu, cada uno de nosotros recoge la cosecha de su siembra. La justicia divina es ello, que cada espíritu saboree el fruto dulce o amargo de sus hechos y obras. No es la venganza divina que se impone sobre el espíritu, porque esta no existe… más acertado es decir, que nuestro Padre respeta el libre albedrío del espíritu, y él mismo es la causa de su dicha o aflicción.
No olvidemos que el dolor es maestro cuando éste se presenta en nuestra existencia, ya que dolor nos hace reflexionar que algo no está bien ella. Si la familia se desconoce y existe la lengua hiriente, el maestro dolor está allí presente, y éste se irá cuando la familia haga uso de su voluntad y libre albedrío al practicar el bien de los unos a los otros. Si en la humanidad existe la discordia, el odio, la arrogancia y por ello se aniquilan los unos a los otros, el maestro dolor está allí presente, para hacerle reflexionar con muy grandes cálices de amargura, que su libre albedrío y voluntad están alejados de la luz de la Conciencia. Pues cuando ella haga por práctica la invitación que le hace a cada instante esa luz, no tendrá porque llorar ni que lamentarse más… su morada será de paz.

Día Internacional de la Mujer

3-66-67

Habría igualdad de género, en oportunidades, en el diario vivir, si tan sólo la humanidad tuviese en cuenta la Ley de la reencarnación. Que no se es siempre hombre o mujer, mientras se aprende y se alecciona el espíritu en esta morada.
No conocemos del todo nuestras existencias pasadas o futuras. ¿Cuántas veces hemos sido mujer? ¿Cuántas veces hombre? No lo conocemos; sin embargo, es un hecho que cada espíritu ha recorrido un largo peregrinaje en este mundo… algunas veces siendo corazón, otras veces cabeza.
Siendo cabeza, otras veces corazón, el espíritu vive su experiencia humana, unas veces más pensante, otras veces más con el sentimiento. Unas veces el espíritu encarnado levantando grandes obras humanas por su fuerza física, sin olvidar que en cada obra debe existir el corazón.
Actualmente el corazón y la cabeza se sienten distantes, diferentes, cada quien abogando según por sus derechos humanos; sin embargo, olvidan los espirituales, donde el espíritu encarnado reflejaría el sentido de la igualdad y de la fraternidad.
Hoy el corazón se rebela ante la cabeza… ¿quién podrá decir que quienes se rebelan hoy, no fueron cabezas antes? Nada es casualidad. Pues es más fácil y sencillo edificar con el espíritu, y con ello la armonía humana… la comprensión espiritual. Esa comprensión de dejar un mundo con igualdad y oportunidades, donde el espíritu no tenga temor venir a encarnar siendo corazón, o siendo cabeza, porque ella también tiene el cáliz de la incomprensión humana. Dejar un mundo donde el espíritu en otra existencia venidera no tenga temor a la lucha, sino el del disfrute de existir… porque ese es el anhelo divino.
El anhelo divino no es opresión, ni castigo, ni que un espíritu esté por encima de otro. O que el hombre esté por encima de la mujer… o viceversa. Si el Padre ha determinado que el hombre es cabeza en su hogar, no significa que esté por encima del corazón de la mujer. Nunca esto lo ha dicho el Padre. El espíritu es responsable de edificar en su existencia terrenal, y mientras encarne… sus obras materiales creadas, ha de hallarse el corazón.

Los instintos de la carne

4-86-68 (1)
Tanto las criaturas como nosotros compartimos los mismos instintos naturales, las de nuestra carne. Nuestra carne tiene el instinto natural de alimentarse, de protegerse, de procrear y sobrevivir. Mas la humanidad tiene en su ser atributos espirituales como lo son las virtudes, por su espíritu.
Cuando nuestro ser más esencial se doblega ante un instinto de la carne, de las veces cae en egoísmo, en tentación o una falta espiritual. Un ejemplo de esto… es cuando observamos en las criaturas, el proteger su alimento que consiguieron, y se muestran agresivas cuando otra criatura trata de acercarse. También nosotros hemos percibido ello, es el instinto natural de nuestra carne, el de sobrevivir, y sí, protege lo que consiguió como sustento. Mas nuestro ser espiritual cae en egoísmo cuando otro hermano necesitado de sustento no se lo brindamos. Mas si hace uso la práctica de la virtud como es el de la caridad, él se coloca por encima del instinto de la carne. Y ello le es meritorio para su evolución y elevación espirituales por practicar el bien, la virtud, el amor a otro ser.
Sí, nuestra carne tiene los mismos instintos naturales a semejanza de las demás criaturas, otra de ellas, es el de la procreación. Al espíritu encarnado, no sólo se le dio este instinto por su materia, sino también el de sentir placer. No es malo sentir placer, pues esto mismo lo creo nuestro propio Padre, y todo lo que crea y hace es bueno. Sin embargo el espíritu puede caer en falta espiritual y algunas veces muy grave, cuando él está dominado por este instinto natural. Así el espíritu encarnado busca, intenta el cómo satisfacer ese placer; pero quienes están sometidos, se han dejado subyugar por ese instinto, y pueden caer por ejemplo en la transgresión de la violación. Ese espíritu procediendo en una forma ilícita, lo que era lícito por nuestro Padre, tendrá en su momento que purificar su falta, su agravio espiritual, en algún instante de su eternidad.
En el Libro de la Vida Verdadera, podemos encontrar como nuestro Padre nos dice, que hay frutos prohibidos. Siendo los frutos que por haberlos creado Dios con una finalidad buena y noble, el espíritu los hace o los transforma en nocivos. En sí, que nosotros hemos adulterado lo que nuestro Padre nos entregó, y en esa adulteración hemos faltado espiritualmente, y en esa falta, creado el dolor. Porque el dolor no procede de Dios, sino de la imprudencia y de las veces de nuestra soberbia e insensatez espiritual.
Todo espíritu tiene el poder de hacer, de obrar, de ejercer con suma y total libertad su libre albedrío. Pero ese libre albedrío, siempre nuestro Padre nos ha invitado, no obligado, a ejercerlo con responsabilidad. A ejercerlo a la luz de la Conciencia, que siempre nos invita a obrar en el amor, la luz, el bien. Que siendo justo y bueno nuestra libertad, también puede convertirse en nocivo o malo, al ejercer ese derecho en una forma equivocada, y de las veces sucede cuando hacemos sufrir a los demás. De igual manera cuando no respetamos las leyes naturales de la Creación, las leyes de nuestro organismo, o las espirituales. Cuando nuestro libre albedrío no está encaminada en la luz, muy posiblemente encontraremos el dolor, el sufrimiento, la aflicción…

La grandeza del espíritu

4.83.51
Somos seres Concientes, seres espirituales con atributos semejantes a Dios. La vida, la eternidad, el libre albedrío, la potencia de la fe y del amor. El razonamiento, el discernimiento, la potencia del pensamiento. Seres espirituales que pueden gozar de la presencia de lo divino de Dios, a través de la Conciencia. Por medio de los dones espirituales deleitarnos de la comunicación espiritual con lo divino, como lo es a través de los sueños proféticos y de la revelación, de los mirajes espirituales a similitud como lo tenían los antiguos patriarcas, los profetas y apóstoles. De la inspiración cuando nuestro espíritu se desarrolla en la virtud, el bien y la luz. Cuantas cosas podrían describir a nuestro ser espiritual, tanto así el tener potestad sobre los elementos de la Naturaleza. El ser poseedores del atributo de crear, ser creadores conforme a nuestra evolución material y espiritual.
Todos llevamos la presencia de lo divino en nuestro ser. Nadie está exento, ni a nadie le falta un don o una virtud para su desarrollo y evolución espirituales… todo lo poseemos. Todo se nos ha otorgado, todos podemos decir con absoluta certeza que un algo de Dios está en nosotros. Y ese algo es mucho, porque a través del tiempo cada atributo se va desarrollando, se va perfeccionando, se va acrecentando más y más. Llegaremos a ser grandes seres, grandes por el amor y la práctica de la luz. No conoceremos el fin de lo que se nos otorgó en nuestro ser… más y más contemplaremos la grandeza de nuestro ser, y mientras esto sucede, en el sendero de la eternidad presenciaremos hermanos mucho más evolucionados espiritualmente, y sin embargo, nunca alcanzaremos cuanto es Dios, Su fuerza, Su poder, Su potestad. Porque esto también se nos ha dado… y debe ser dicha nuestra, ya que comprenderemos que lo que hay en nuestro espíritu no tiene fin ni límite.
Es tiempo de reconocer a nuestro espíritu, es tiempo de reconocer su grandeza… tiempo de considerar que no sólo somos carne, que dentro de nuestra naturaleza material existe nuestra naturaleza espiritual, y también lo divino de Quien nos otorgó eternidad y semejanza a Su Espíritu. Es tiempo de ser Concientes, porque en la luz de la Conciencia cada uno conquistará la sabiduría.

La presencia de Dios

4.83.50
Donde quiera esté nuestro espíritu, donde quiera pisen nuestros pies, allí está la presencia de Dios. Toda la Creación espiritual y material vive y está envuelta por su Divino Espíritu. Él es la Vida, y todo es vida dentro y fuera de nuestro ser. Nuestro espíritu no sólo posee la Vida de Dios, sino también lo divino de su Ser.
A veces nos preguntamos, si a pesar de nuestros pecados y grandes errores, ¿habrá algo que ha permanecido puro en nuestro ser? Y la respuesta es sí… nuestra Conciencia. Porque el espíritu cuando está encarnado no sólo es material por su carne; no sólo es espiritual por su espíritu; sino también posee lo divino por su Conciencia… y lo divino no se mancha ni se perturba con las faltas y pecados del espíritu. Ella ha permanecido inmaculada a través de los tiempos.
Sí, existe lo inmaculado en nuestro ser. Por lo tanto el espíritu tendrá que retornar a su primigenia pureza espiritual,… a ese estado donde se ha emancipado, libertado de las cadenas de su opresión.
¿Por qué muchos no contemplan, sienten la presencia de Dios? Porque el hombre es más materia que espíritu. Sus sentidos materiales se han impuesto a los atributos del espíritu. La razón, la inteligencia, la voluntad, los sentimientos, cree y los hace a similitud de las criaturas inferiores. Cuando ellas no poseen el razonamiento del pensamiento. Cuando ellas no poseen la inteligencia del discernimiento y de la comprensión. Cuando ellas no poseen la voluntad de elegir. Cuando ellas no poseen los sentimientos sublimes del espíritu a semejanza de Dios. Es decir, si existen cosas grandiosas en su ser, es porque Existe también algo mucho más grande y tan sublime como él mismo, del cual procede todo cuanto posee.
Mucho habría de decirse de la presencia de Dios en la vida y existencia de la humanidad… y sin embargo, sólo basta decir, que Él está más cercas que sus propias pestañas. Y que no es necesario imaginarse como el ir o elevarse a las alturas para encontrar y sentir lo divino, sino elevarse a las alturas de su interior. Esas alturas hablan de amor espiritual y Conciencia en el interior de cada uno de nosotros.

María, la Ternura Divina

Maria
Porque en Dios también existe la Ternura divina, ese consuelo más allá de la Fuerza, en que se regocija amar a quienes dio parte de su Ser.Porque en Dios no sólo está y se encuentra el Padre sino también la Madre, aquella que sustenta con amor de madre a toda la Creación. Porque si hay quienes temen a la Fuerza divina del Padre,… también es cierto, que pueden invocar en demanda de alivio y consuelo a la Madre que existe en Dios.
 
Como aquella madre que no abandona y reconoce el hijo, aún dando su propia existencia si fuese necesario por quien llevo en sus entrañas, así es la Madre Universal. Cuan grato es para el hijo conocer que no sólo tiene un Padre en Dios, sino también una Madre, que es dulzura, ternura, delicadeza, suavidad, caricia para cada uno de nosotros. De cierto, en María nuestro espíritu también encontrará esa escala que lo lleva a la perfección espiritual por medio del amor.
 
¿Dónde está María? En cada espíritu; en el Templo del corazón del hombre y la mujer. Que de extraño tiene que el espíritu manifieste la fuerza del Padre, sí también puede manifestar la ternura de la Madre. Sí, somos esencia del Padre y la Madre que existe en Dios.
 
El tiempo pasará y el espíritu reconocerá la fuerza y la ternura que lleva en sí. Si Jesús fue el Verbo hecho hombre, donde el espíritu se eleva por la sabiduría del amor… María fue la Ternura divina hecha mujer, donde el espíritu se eleva por los más sublimes sentimientos del amor de morada en morada. AMOR y SABIDURÍA, las dos grandes virtudes por los cuales el espíritu, tendrá que asemejarse a quienes han alcanzado la majestuosidad de la sabiduría y del amor. Jesús es la escala, María también, y es que en cada uno fue la sabiduría y el amor divinos de Dios.
 
Si el hombre tiende por la fuerza, en su interior existe la ternura… Si la mujer tiende por la ternura, en su interior existe la fuerza. Cuan grato es para el Espíritu Divino, haber hecho partícipe de tanta gracia al espíritu de la humanidad. Pues por la fuerza y la ternura en su ser su morada tendrá reflejo de eternidad, de los grandes espíritus que han conquistado los Cielos en su ser.

¿Qué es la Justicia divina?

2-39-29al31
¿Qué es la Justicia inexorable de Dios? El sólo permitir que el espíritu saboree el fruto de sus obras y hechos, dulce o amargamente. Si es necesario que el espíritu saboree penosamente por miles de años el fruto de sus obras y hechos, Él lo permitirá,… sí, por miles de años.
Si en una existencia terrenal un espíritu se aleja de la luz por su propia voluntad y por ello sufre, llora y se lamenta, Dios permitirá que en toda una existencia así sea. Si en una familia hay discordias, malos sentimientos, agravios, vejaciones y esa familia no hace algo por remediar sus males y acercarse a la luz… por más doloroso sea para el Padre, Él permitirá que así suceda, por cuanto tiempo perdure.
El espíritu tiene todo para ser en la luz, no le falta nada, mas que voluntad. Cada uno de nosotros tendría razón de reclamarle al Padre, si algo le faltase a nuestro ser espiritual… pero como nos dio un algo de todo lo que posee Su Divino Espíritu… el reclamo es vano, infundado, injustificado.
Dios nunca se impondrá por la violencia, la muerte, la destrucción; sólo llega el momento en que su Justicia se manifieste… dejar que el espíritu recoja el desprecio que tiene por la vida, el amor, la hermandad entre naciones. Sí, dejará que el espíritu recoja su desprecio a la luz y al bien.
Si su mundo se conmueve hasta sus cimientos; si la Naturaleza se muestra hostil e implacable, aún arrancando existencias… es sólo la manifestación de la Justicia divina, el dejar que el espíritu recoja el fruto de su insensatez y de su soberbia.
Quienes están en este mundo han necesitado el maestro dolor,… rechazaron el maestro amor. Y hoy como antes ese maestro dolor se hace presente una y otra vez, y se seguirá manifestando hasta que el espíritu despierte de su falsa grandeza.
Nuestro Padre nos quiere grandes e incluso nos concederá parte de Su creación para regirla… pero no así, donde en nuestro espíritu todavía existe el caos y la insensatez. Pues el maestro dolor está para hacernos reflexionar, el considerar que no estamos en el camino verdadero. Porque en el camino verdadero se manifiesta el amor, el orden, el bien, el libre albedrío con armonía en todo, hacia las leyes naturales y espirituales.
Ese maestro dolor estará presente, por cuanto tiempo así lo necesite nuestro ser espiritual… porque el dolor traerá al otro maestro, el del amor. Sí, cuando haya Conciencia en los diversos caminos de nuestro existir. Nada nos falta para tener una existencia bienaventurada, sino sólo así anhelarlo y obrar porque así sea. En nuestro ser está todo para que esto sea posible y más que ello, un hecho de los unos a los otros.

El Cielo del espíritu

3.80.21

El Cielo del espíritu no es un lugar determinado, es la expresión sublime del espíritu que ha logrado conquistar su perfección espiritual. En esa conquista no existe el pecado, la mancha, el error, la falta… sino la luz y el amor perfectos.

Lo sublime del Cielo no se conquista con un instante de arrepentimiento. Es necesario limpiar cuanto haya que limpiar de nuestro ser, porque el pensamiento y el sentimiento no puros, no heredan el Reino de los Cielos. El sentimiento y el pensamiento puros, hacen posible que el Reino de los Cielos sean sentidos en nuestro propio ser. Así donde quiera este nuestro espíritu, llevará en sí ese Reino. Todos los espíritus están destinados a conquistar el Cielo. Donde nuestro espíritu por tantas tentaciones que paso y fue subyugado, al final los venció por la virtud.

Nuestro hogar es infinito. Es necesario ampliar nuestro horizonte de la Palabra divina, porque mucho de lo entregado en tiempos pasados, le hemos dado una interpretación literal y no un sentido espiritual. Ni el Cielo ni el Infierno son lugares determinados. Una expresa el Reino de Dios en Sus propios hijos, la dicha sin fin… el segundo… el espíritu que con llanto de fuego, lamenta sus errores y faltas, y a pesar de su arrepentimiento, le es necesario reparar cuanto le es indispensable, para después conquistar el Reino que le pertenece por heredad.

El Mundo Espiritual de Luz

El Libro de la Vida Verdadera

El Mundo Espiritual de Luz

Mi Espíritu Consolador se derrama entre todos aquellos que van a cumplir con esta gran obra de caridad en el mundo; pero ese consuelo también ha sido depositado entre el Mundo Espiritual, en los seres que han sido destinados a derramar su luz en todos los caminos de la Tierra. 6-170-42

Cuando os hablo de mi Mundo Espiritual me estoy refiriendo a aquellas huestes de seres obedientes como verdaderos siervos, los cuales sólo hacen lo que la voluntad de su Señor les ordena. Esos son a los que he enviado entre vosotros, para que sean los consejeros, los guardianes, los doctores y verdaderos hermanos entre todos los hombres. No vienen a llorar porque llevan en sí la paz; no vienen a hacer preguntas, porque la luz de su evolución y su experiencia en las largas jornadas, les ha dado el derecho de poder hacer la luz en el entendimiento del hombre. Son oportunos en su ayuda, solícitos y humildes, a cualquier llamado o necesidad. 6-170-43

Yo soy quien les ha mandado manifestarse entre vosotros, para que os den su lección, su testimonio y su estímulo. Van caminando delante de vosotros, para que encontréis limpio el sendero y prestaros su ayuda para que no vayáis a desfallecer. 6-170-44

Mañana, también vosotros formaréis parte de ese ejército de luz, que en el mundo infinito de los espíritus viene trabajando tan sólo por el amor a sus hermanos, sabiendo que con ello glorifican y aman a su Padre. 6-170-45

Si queréis asemejaros a ellos, consagrad vuestra existencia al bien. Compartid vuestra paz y vuestro pan, recibid con amor al necesitado, id a visitar al enfermo y al cautivo. Haced luz en el camino de vuestros hermanos que van a tientas en busca de la verdadera senda. Llenad de pensamientos nobles el infinito, orad por los ausentes y la oración os aproximará a ellos. 6-170-46

Y cuando la muerte detenga los latidos de vuestro corazón y se apague la luz en vuestras pupilas, iréis a despertar a un mundo maravilloso por su armonía, por su orden y su justicia. Ahí comenzaréis a comprender que la caridad de Dios es la que puede compensaros de todas vuestras obras, pruebas y sufrimientos. 6-170-47

Cuando un espíritu llega a aquella morada, comienza a sentirse invadido por una paz infinita, vuelve al instante su recuerdo a los que aún viven lejos de aquella beatitud, y en su afán, en su anhelo de que aquellos a quienes ama, lleguen a poseer aquel don divino, se suma a las huestes espirituales que luchan y trabajan por la salvación, por el bienestar y la paz de sus hermanos. 6-170-48

« Entradas Anteriores