Archivos en la Categoría: Los Protectores: 23 – 44

Explicación 37

1. En el nombre del Divino Maestro, saludo a mis hermanos; muy grande es mi regocijo, al poder comunicarme con vosotros, así sea por breves momentos.

2. Mas no nos concretamos solamente a venir a este valle para dar la mano al ser humano, al espíritu encarnado, no; en todos los caminos, en todos los valles, en todos los mundos, existe este movimiento que es muy grande, porque es el tiempo del juicio, el tiempo de la lucha entre la luz y la tiniebla, entre la verdad y la ignorancia.

3. La mirada perspicaz de Dios está sobre vosotros, y también lo están los ojos de la humanidad. Leer Más

Explicación 36

1. Como en el alba anterior os prometiera, ahora, hermanos míos, me extenderé un poco más en el tema del Triángulo divino, que como símbolo, os ha sido señalado en vuestro frontal, siendo el triángulo invisible, ese triángulo espiritual, la marca de vosotros en este Tercer Tiempo.

2. Con ese triángulo hermanos, se os da a entender que no es ésta la primera vez que habéis sido escogidos o señalados para un destino, para una misión.

3. Ese triángulo os habla de las Tres Advenimientos del Padre entre vosotros, de los Tres Tiempos, de las Tres Revelaciones, razón por la cual Él os ha nombrado, los Trinitarios. Leer Más

Explicación 35

1. Cuando el mañana sepáis compartir el dolor de la humanidad, cuando ya sintáis la prueba de vuestro hermano, cuando ya os despojéis de vuestro ego, de vuestra personalidad, entonces podréis decir que sois los fuertes de la humanidad, que sois los Espiritualistas Trinitarios Marianos, los que el Padre, en este Tercer tiempo, vino a preparar para bien de ella.

2. Asombraos y sentid regocijo de que no habéis tenido que hacer uso de los libros de los hombres para dar testimonio de que el Padre está entre vosotros, y para que deis a comprender a los demás que lleváis una sabiduría espiritual en el corazón. Leer Más

Explicación 34

1. Todos los humanos están expuestos a caer, en el momento menos pensado, en el más grande de los errores terrenales.

2. Si sois débiles, es porque vuestra materia también lo es, mas debéis llevar delante de vosotros la fe en vuestro Padre, pensando que es Él quien os da la fortaleza a cada instante.

3. Si las cadenas del pecado arrastran por un momento a vuestra envoltura hacia la debilidad, pensad que vuestro espíritu es más fuerte que cualquier tentación, y que debéis contrarrestar los instantes en que los seres en tinieblas se acercan a vosotros, para haceros caer y perder vuestra preparación. Leer Más

Explicación 33

1. La oración debe brotar en vosotros como brotan las florecillas en el campo, naturalmente.

2. La oración aprendida de memoria y que se hace maquinalmente, es un acto de fanatismo.

3. Al orar en espíritu y verdad, eleváis tranquilamente vuestro espíritu y vuestro pensamiento, y de ese modo, iréis poco a poco adquiriendo el éxtasis.

4. No confundáis el éxtasis verdadero con el vulgar trance, porque podéis estar en éxtasis sin estar por ello tomados por un ser espiritual, mas sí puede estarse en trance, sin haber penetrado en éxtasis. Leer Más

Explicación 32

1. Regocijaos, hermanos míos, porque en este tiempo vais dando pasos de firmeza en la senda espiritual, porque conocéis ahora lo que en tiempos pasados ignorasteis.

2. La misión del Mundo Espiritual de Luz tiende a esclarecer por completo, la enseñanza que hasta ahora el Divino Maestro os ha entregado, para que no la contempléis a través de formas imperfectas o impropias, sino que miréis clara y ampliamente la verdad de esta Obra divina.

3. Muchos corazones que se han acercado a los recintos, no han podido reconocer esta verdad, porque han mirado la Obra del Padre a través de cultos imperfectos, de prácticas extrañas y actos impropios de una Obra tan pura y tan sublime. Leer Más

Explicación 31

1. Mucho os preguntáis hermanos, si estando rodeados por hombres que dentro de sus creencias, practican ritos y ceremonias, debéis o no participar en ellos en las ocasiones en que, por requerimientos de vuestra sociedad, os inviten a sus templos.

2. El Divino Maestro os ha dicho en algunas de Sus cátedras, que Él no ha venido a oficiar cual si fuese un ministro, que Él no ha venido a practicar ningún rito, ni celebrar ceremonia alguna.

3. Él os ha recordado que, en el Segundo Tiempo, dio ejemplo al mundo no erigiendo altares, no encendiendo lámparas ni elevando cánticos. Leer Más

« Entradas Anteriores Últimas entradas »