Archivos en la Categoría: Consejos de Elías: 01 – 22

Consejo 15

1. Una vez más me aposento entre vosotros, rebaño amado, para guiaros y conduciros por el camino que conduce a la perfección.

2. Cuantas veces os alejáis de la Ley, yo os haré retornar al redil del Señor con la buena palabra, con amor y con luz.

3. Por amor desciende el Pastor a guiar vuestras obras, y os he hablado y os hablaré incansablemente de las virtudes con las que lograréis levantar la Obra espiritual en este Tercer Tiempo.

4. Y bien sabéis, porque desde tiempo ha os lo he dicho, que esas virtudes son a la vez armas con las que podréis combatir en la lucha espiritual y son la fe, la esperanza y la caridad. Leer Más

Consejo 14

1. Rebaño amado, os recibo y mi regazo de Pastor os apacienta a todos por igual, y por vosotros entrego la bendición del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

2. Poneos a mi diestra, oh, espíritus muy amados, para que podáis gozar de la caricia, el consuelo y la luz que emanan del enviado del Tercer Tiempo, de Elías, el buen pastor, quien una vez más limpia de escollos el camino de los hombres.

3. De plácemes os encontráis y brota la gratitud desde el fondo de vuestro corazón, y esa gratitud no es hacia mí, sino hacia el Padre, que es quien todo os lo da, de quien recibís la vida y la virtud, y es quien os entrega la fuerza y la potestad. Leer Más

Consejo 13

1. En el Segundo Tiempo, el Señor descendió entre vosotros con infinita humildad, y siendo poder infinito y el Dueño de todo lo creado, nació en cuanto hombre en la humilde paja, para que vosotros pudieseis tomar Su ejemplo y haceros humildes como lo es Él.

2. Y también vino en ese tiempo a enseñaros la mansedumbre, mas la humanidad no ha tomado ese sublime ejemplo, y he ahí que las vicisitudes se apacientan en el camino de los hombres, y en el corazón de la humanidad ha hallado la tiniebla su morada.

3. Este es tiempo de regeneración, humanidad; mirad que el Señor ha llegado en este Tercer Tiempo, y deberéis caminar más de prisa, para haceros dignos ante Su divina mirada. Leer Más

Consejo 12

1. Sean mi paz y mi fortaleza entre vosotros, rebaño amado.

2. Ovejas muy amadas, os he sorprendido, heme aquí entre vosotros lleno de gozo en mi espíritu al contemplarme rodeado de mis pequeños muy amados, de aquellos que en este Tercer Tiempo han recibido de mano del Padre una herencia espiritual, herencia de la cual habréis de participar a vuestros hermanos en vuestro camino.

3. Esa herencia divina es para vosotros espiritualidad, redención, restitución y destino, y esa herencia espiritual la habéis recibido de la mano pródiga y sabia que ha escrito vuestros nombres y vuestros destinos con letras imborrables en el álbum bendito de oro, la mano del Padre. Leer Más

Consejo 11

1. Es tiempo de gracia, tiempo en que nuevamente el Padre entrega a Sus hijos la gracia y la luz en sus espíritus, porque es el espíritu el que tiene que purificar y quitarse las manchas, para entregarle al Señor cuentas de su obra en la Tierra.

2. Y, ¿cuál es la obra del hombre en el mundo? Escasos son los corazones que firmes se han preparado para servir al Padre, llenos de amor hacia Él.

3. Mas el amor completo y verdadero al Padre, es aquel que lleva amor y caridad por el Semejante, aquel que tiene misericordia por el hermano.

4. El Padre a cada instante os dice: “Amaos los unos a los otros”, y en ese Amor están contenidas todas las virtudes que el Señor os ha enseñado en todos los tiempos. Leer Más

Consejo 10

1. Sean mi paz y mi fortaleza entre vosotros.

2. De vuestra unificación y de vuestro análisis, rebaño amado, vendrá vuestro triunfo, y de vuestro triunfo surgirá el espíritu de paz que ha de batir sus alas sobre todo el Universo.

3. Y, ¿en dónde está el espíritu de la paz, mi pueblo? Está en vosotros: Vosotros sois el ángel de la paz, el ángel de la redención y de la buena nueva.

4. Unificaos en espíritu y en verdad, que yo os he prometido en todas vuestras congregaciones, a similitud del Divino Maestro, la paz universal a cambio de vuestra unificación, y el amor y la redención de los hombres a cambio de vuestra fraternidad y vuestra armonía espiritual. Leer Más

Consejo 09

1. ¡Oh!, rebaño bendito, cuánto regocijo hay en mí, vuestro Pastor, cuando os encuentro reunidos y congregados a similitud de antes, como en el Segundo Tiempo; ¡cuánto regocijo hubo entonces en el Maestro, al recibir a las multitudes de corazones que se reunían y congregaban en torno a Él y a Su bendita palabra!

2. Unos le seguían con fe, otros iban a Él para ver que les concedía el Maestro, y otros más llegaban ante el Mesías para escudriñarle, sometiéndole a grandes pruebas.

3. Hoy como ayer, voy limpiando el camino, tocando los corazones y llamándoles a arrepentimiento; contemplo que en los hogares no hay paz, y encuentro en vuestro hogar, que es mi hogar, la desobediencia. Leer Más

« Entradas Anteriores Últimas entradas »