La Facultad Curativa antes y después de 1950

12-354-17 (1)
Hablemos un poco de la Facultad Curativa. En 1950 terminó este cargo, junto con el Tercer Advenimiento divino de Dios en Su manifestación como Espíritu Santo. El Mundo Espiritual de Luz antes de ese año, inspiraba el entendimiento de sus protegidos. Muy probablemente todos quienes tenían este cargo, así como los Portavoces pertenecieron a los 144000.
Esa legión de luz que comúnmente conocemos como ángeles, sin duda sus dones espirituales los tenían ya muy desarrollados, no por nada sirvieron al mandato del Padre para ser alivio y sanación de grandes multitudes antes de 1950. Pero también, quienes sirvieron al brindar su entendimiento como Facultades, tenían sus dones desarrollados, pero mucho más importante,… la virtud era en ellos. Sirvieron más para el espíritu que para el mundo. Sirvieron más a la causa de Dios, que a la del hombre.
En aquel entonces, el pueblo que llegaba en demanda de alivio y sanidad, tenía que poner de su parte, su fe y su voluntad. Si quienes llegaban eran por caminos escabrosos, tenían que volver al sendero recto. Si en sus corazones y pensamientos se manifestaba la turbación por el odio, el rencor, el resentimiento, tenían que practicar la virtud.
Los prodigios no se hacían esperar, mucho concedió el Espíritu Santo por medio de Sus legiones de luz. Profetizado estaba que en Su advenimiento divino, vendría con Sus ángeles, Su hueste espiritual de luz.
Ese tiempo precioso pasó. Sin embargo, nuestro Padre bien dijo, que donde quiera se reunieran a analizar Su palabra, que Él dejaría como legado; que donde quiera se manifestara la Espiritualidad de Sus discípulos. El pensamiento y el sentimiento elevado, Él y Su mundo de luz serían.
A veces nos cuestionamos de los «milagros» que aún acontecen en los recintos, si terminó la manifestación divina en 1950. Cabe aclarar, que nuestro Padre siempre ha contemplado la necesidad de Sus hijos; mas esa necesidad no sólo está presente y acontece en los actuales recintos, sino en toda religión o creencia espiritual donde se le implore o solicite Su caridad divina. Ya que donde el hijo esté, el Padre también. No es que el Padre haya faltado a Su palabra, o haya dado un tiempo más como la gran mayoría de los recintos cree y afirma,… 1950 es fecha de palabra de Rey.
¿Y qué sucede entonces? Es sencillo de explicar: aparte de la necesidad que desde lo alto contempla nuestro Padre en Sus hijos,… hay hermanos dentro de los recintos que han desarrollado sus dones espirituales, y no sólo eso, sino que sienten la caridad como parte suya, así como también existe el pensamiento y el sentimiento elevado. Esos hermanos tratan de moralizar su existencia, y ser más espíritu que carne. Todo ello, hace posible que quienes acuden a los recintos actuales, encuentren esa manifestación de la caridad de nuestro Padre y de Su mundo espiritual de luz.
Sin embargo, donde no existe lo anterior,… donde se lucra, se hacen cosas impropias y existe la materialidad. Donde se ha mixtificado la Obra, al añadirle cosas de otras creencias espirituales y alejadas de luz no es recomendable el acudir, ya que no existe el respeto a la Obra del Padre, y otras fuerzas ajenas a la luz pueden estar presentes.
El desarrollo de los dones se tiene que dar en los discípulos, tanto quienes siguen la Doctrina por medio del Libro de la Vida Verdadera, y quienes asisten a un recinto. Mas para que esos dones se desarrollen, hay que hacerlo conforme a la Voluntad divina, y para conocer esa Voluntad, es necesario analizar la Obra acorde al pensamiento divino de Dios y no del hombre.
Todos podemos obtener el desarrollo del don de curación. A nadie le es ajeno Dios, y todos tenemos el gran potencial de nuestro espíritu. Mas para ello es indispensable practicar, es necesario ser más sensibles, más elevados por el pensamiento y el sentimiento,… tener una Espiritualidad más acertada. No digo que tenemos que ser perfectos, pero sí voluntad. Practicar la caridad cuando tengamos la oportunidad; orar con nuestro espíritu. Ser Templo de nuestro Padre, donde lo impuro no se imponga. Se que estamos en un mundo donde nuestro espíritu es tentado de una y mil formas todos los días;… pero tampoco es imposible dar un poco, un algo o mucho de nuestro ser por practicar la luz, tal como la Enseñanza nos lo hace sentir al adentrarnos en ella.
Y sí, también es necesario decir, que cuando oramos sinceramente por un hermano, nuestra oración es alivio y consuelo. Pero como aconteció antes de 1950, aquel hermano que demanda alivio, tiene que poner de su parte, su fe. En sí voluntad, y cuanto le es necesario para ser más luz en su existencia presente.

2 comentarios

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s