La grandeza del espíritu

4.83.51
Somos seres Concientes, seres espirituales con atributos semejantes a Dios. La vida, la eternidad, el libre albedrío, la potencia de la fe y del amor. El razonamiento, el discernimiento, la potencia del pensamiento. Seres espirituales que pueden gozar de la presencia de lo divino de Dios, a través de la Conciencia. Por medio de los dones espirituales deleitarnos de la comunicación espiritual con lo divino, como lo es a través de los sueños proféticos y de la revelación, de los mirajes espirituales a similitud como lo tenían los antiguos patriarcas, los profetas y apóstoles. De la inspiración cuando nuestro espíritu se desarrolla en la virtud, el bien y la luz. Cuantas cosas podrían describir a nuestro ser espiritual, tanto así el tener potestad sobre los elementos de la Naturaleza. El ser poseedores del atributo de crear, ser creadores conforme a nuestra evolución material y espiritual.
Todos llevamos la presencia de lo divino en nuestro ser. Nadie está exento, ni a nadie le falta un don o una virtud para su desarrollo y evolución espirituales… todo lo poseemos. Todo se nos ha otorgado, todos podemos decir con absoluta certeza que un algo de Dios está en nosotros. Y ese algo es mucho, porque a través del tiempo cada atributo se va desarrollando, se va perfeccionando, se va acrecentando más y más. Llegaremos a ser grandes seres, grandes por el amor y la práctica de la luz. No conoceremos el fin de lo que se nos otorgó en nuestro ser… más y más contemplaremos la grandeza de nuestro ser, y mientras esto sucede, en el sendero de la eternidad presenciaremos hermanos mucho más evolucionados espiritualmente, y sin embargo, nunca alcanzaremos cuanto es Dios, Su fuerza, Su poder, Su potestad. Porque esto también se nos ha dado… y debe ser dicha nuestra, ya que comprenderemos que lo que hay en nuestro espíritu no tiene fin ni límite.
Es tiempo de reconocer a nuestro espíritu, es tiempo de reconocer su grandeza… tiempo de considerar que no sólo somos carne, que dentro de nuestra naturaleza material existe nuestra naturaleza espiritual, y también lo divino de Quien nos otorgó eternidad y semejanza a Su Espíritu. Es tiempo de ser Concientes, porque en la luz de la Conciencia cada uno conquistará la sabiduría.

Un comentario

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s