María, la Ternura Divina

Maria
Porque en Dios también existe la Ternura divina, ese consuelo más allá de la Fuerza, en que se regocija amar a quienes dio parte de su Ser.Porque en Dios no sólo está y se encuentra el Padre sino también la Madre, aquella que sustenta con amor de madre a toda la Creación. Porque si hay quienes temen a la Fuerza divina del Padre,… también es cierto, que pueden invocar en demanda de alivio y consuelo a la Madre que existe en Dios.
 
Como aquella madre que no abandona y reconoce el hijo, aún dando su propia existencia si fuese necesario por quien llevo en sus entrañas, así es la Madre Universal. Cuan grato es para el hijo conocer que no sólo tiene un Padre en Dios, sino también una Madre, que es dulzura, ternura, delicadeza, suavidad, caricia para cada uno de nosotros. De cierto, en María nuestro espíritu también encontrará esa escala que lo lleva a la perfección espiritual por medio del amor.
 
¿Dónde está María? En cada espíritu; en el Templo del corazón del hombre y la mujer. Que de extraño tiene que el espíritu manifieste la fuerza del Padre, sí también puede manifestar la ternura de la Madre. Sí, somos esencia del Padre y la Madre que existe en Dios.
 
El tiempo pasará y el espíritu reconocerá la fuerza y la ternura que lleva en sí. Si Jesús fue el Verbo hecho hombre, donde el espíritu se eleva por la sabiduría del amor… María fue la Ternura divina hecha mujer, donde el espíritu se eleva por los más sublimes sentimientos del amor de morada en morada. AMOR y SABIDURÍA, las dos grandes virtudes por los cuales el espíritu, tendrá que asemejarse a quienes han alcanzado la majestuosidad de la sabiduría y del amor. Jesús es la escala, María también, y es que en cada uno fue la sabiduría y el amor divinos de Dios.
 
Si el hombre tiende por la fuerza, en su interior existe la ternura… Si la mujer tiende por la ternura, en su interior existe la fuerza. Cuan grato es para el Espíritu Divino, haber hecho partícipe de tanta gracia al espíritu de la humanidad. Pues por la fuerza y la ternura en su ser su morada tendrá reflejo de eternidad, de los grandes espíritus que han conquistado los Cielos en su ser.

2 comentarios

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s