Un comentario

  • Orlando Francisco Angulo Leiva

    Queridos hermanos en la Luz de nuestro Padre Celestial, quiero aprovechar este momento para compartir con vosotros la inmensa alegría que recibí al cruzarme por casualidad (¿mera casualidad o así tenía que ser pues se dice que ésta muchas veces no existe ?) con este acerbo de enseñanzas vertidas en esos 12 volúmenes que conforman los Libros de la Vida Verdadera y compendiados en El Tercer Testamento.
    En un pendrive que me facilitó un amigo, hace unos meses atrás del 2018, para que yo buscara unas informaciones que necesitaba, me llamó la atención entre varios textos el título de El Tercer Testamento escrito en letras mayúsculas, en formato PDF, y la curiosidad de inmediato hizo que yo lo abriera para ver su contenido. Leí al azar varias de sus páginas y encontré que las enseñanzas contenidas en él eran maravillosas, como por ejemplo los capítulos 11, 19, y 20. Mi Ser interno que Yo Soy estaba pleno de gozo, tanto es así que me propuse imprimirlo para estudiarlo en todos en todos los momentos que tuviera disponibles. Bajé, posteriormente, los 12 volúmenes y después de haber leído completamente El Tercer Testamento he vuelto al inicio para estudiarlo a fondo, asimilarlo, y me he propuesto divulgarlo porque aquí en Chile, mi tierra natal, no lo había oído mencionar. Por lo tanto estoy trabajando y ya lo estoy divulgando y recomendando todos los audios que se encuentran en la Red, y con todo el material me he hecho un esquema de trabajo para que a través de ello entren directamente en el estudio de todas estas enseñanzas maravillosas de nuestro Padre Celestial, que han confirmado muchas cosas que he venido esclareciendo en un grupo de estudio, donde los conceptos de: Espíritu de Verdad, El Consolador, el Cristo, el Espíritu Santo les eran muy confusos o nunca se habían preocupado de estos temas.
    Estoy muy feliz de cooperar humildemente con un granito de arena, uniéndome así a todos aquellos que de alguna manera están relacionado con todo este trabajo.
    Que el Amor del Padre esté por siempre en vuestros corazones.
    Orlando Francisco.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s