Letra L

L

La cuna y el sepulcro:

6-144-25 La cuna es el principio del hombre, el sepulcro es el final, y veo que en el lapso que une a ambos extremos, es más lo que sufrís que lo que gozáis en vuestra existencia. Lloráis al nacer, cuando vivís y finalmente al morir; Yo que vengo siguiendo vuestros pasos quiero y debo salvaros. Mi Doctrina es la voz que viene a llamaros para que encontréis el camino de la paz. En todos los tiempos mi Ley ha sido de justicia, de amor y de paz, ella os ha señalado y os ha marcado la ruta por la que podéis salvaros.

Labio:

9-263-66 El discípulo que verdaderamente se prepare, tendrá siempre el testimonio a flor de labio y le será imposible ocultar la verdad que de su Maestro heredó, la luz será en él y todo su ser será un testimonio viviente de la palabra y las obras que os manifesté.

12-353-33 Israel: Nunca neguéis mi caridad, ni cerréis vuestros labios para callar mi verdad, nadie lleva esta sabiduría como vosotros y el entendimiento más torpe, en el momento propicio, no dejará pasar desapercibida ninguna de vuestras palabras. Si os encontráis preparados, por vuestros labios brotarán palabras que asombrarán al mundo.

Labriego: Véase: Sembrar; Mt.13:3-8

7-180-2 Todos podéis ser labriegos en mis tierras, pero antes es preciso sentir y comprender esta misión. El objeto de esta lección es apartar la venda de oscuridad del ignorante y hacer andar al paralítico, mostrándole que Yo soy el único Dios a quien deben servir. Por eso os digo: Os estoy preparando, para mostraros a los demás como un ejemplo, ya que supisteis abrir vuestros ojos a la luz y confesar con humildad que erais ignorantes. Yo, a través de vosotros, también sembraré y recogeré los frutos de mi caridad.

9-270-55 El labriego que cimiente su labor en la práctica de una caridad verdadera, bien entendida, que además de llevar el alivio a los males del cuerpo, encienda la luz de la fe en Dios, e imparta conocimientos espirituales; aquél que olvidado de sí mismo, consagre algunos instantes al servicio de sus Semejantes, ese hará sentir el Espiritualismo en sus hermanos, hará sentir mi presencia a través de sus obras y por consiguiente su parcela será fértil y su cosecha buena y abundante.

Ladrón:

3-67-29 Es necesario que se levanten de nuevo mis profetas para amonestar a los hombres, porque mientras hay pueblos que se destrozan cegados por la ambición y la violencia, los que han recibido mi luz y serenamente juzgan a la humanidad, temen levantarse a dar la Buena Nueva. Si esta humanidad supiese orar con el espíritu, escucharía mi voz, recibiría mi inspiración, pero cada vez que ora pone un velo en sus ojos que le oculta la luz de mi presencia. Tengo que venir hacia los hombres en los instantes en que sus cuerpos descansan para despertar a su espíritu, llamarlo y conversar con él. Es Cristo que cual ladrón en medio de la noche, penetra en vuestro corazón para sembrar en él mi simiente de amor.

5-121-1 Cumplida está mi promesa de volver entre vosotros; como ladrón he penetrado en vuestra alcoba, y os he despertado de vuestro sueño. Aquel que al abrir sus ojos, mirándome ha pedido que le ayude a levantarse, ése ha sentido mi fuerza en su espíritu y en su materia, y presto se ha levantado. Vengo a mostraros nuevamente el camino estrecho de mi Ley, camino por el cual todos deberéis pasar. 2P:3-10

10-289-27 De puntillas, como ladrón, he penetrado entre vosotros sorprendiendo vuestro sueño.

Lágrimas:

3-70-17 Partid de este mundo sin lágrimas, sin dejar dolor en el corazón de los vuestros. Desprendeos cuando el instante sea llegado, dejando en la faz de vuestro cuerpo una sonrisa de paz que hable de la liberación de vuestro espíritu.

11-335-25 ¡Cuánto os amo y no quiero el dolor para vosotros! Esas criaturas que no encontraron en la Tierra ese consuelo y bálsamo, al instante de llegar al Valle espiritual, lo reciben de Mí para ser conducidos al Más Allá. Yo se los doy porque soy el Pastor inseparable de mis hijos, todo su dolor repercute en mi Espíritu, toda la sangre derramada en sus guerras sin razón, cae en el hueco de mis manos, todas las lágrimas de la humanidad empapan mi rostro. Hasta el ser más escondido y oculto para vosotros, está muy próximo a Mí; Yo os contemplo con amor a todos por igual. Esas criaturas que vosotros miráis con repugnancia, Yo las levantaré de su miseria y las puliré para que de ellas brote agua cristalina de regeneración, de arrepentimiento y de amor.

Lámpara:

12-350-1 Os recibo en representación de la humanidad, pequeña porción del pueblo de Israel. Os alejáis del mundo para escuchar mi concierto y mirar más allá de los límites de lo que es materia. Bajo mi protección os haré recorrer el camino y cada uno de vosotros llevará una lámpara para que no tropiece cuando llegue al final de su camino en la Tierra. Cuando vuestro espíritu se aparte de la carne para elevarse a Mí y presentarme sus obras, veréis escrito en el libro de vuestra vida, todos vuestros hechos, vuestros pasos, y junto Conmigo, juzgaréis vuestras obras.

Las siete palabras:

9-247-31 Fui enclavado en aquel madero y al contemplar mi Espíritu la frialdad de los corazones, el horror y después su alegría de ver aquel cuerpo martirizado y el rostro descompuesto por el dolor, mis labios pronunciaron aquellas palabras: “Perdónalos Señor, porque no saben lo que hacen”. Y ahora en este tiempo, nuevamente os perdono, porque no me habéis comprendido aún; cuántas de mis criaturas dicen amarme y no me aman, cuántas creyendo servirme, están sirviendo a la tentación. Lc.23:34

9-247-33 Contemplé en aquellos rostros, no la misericordia, ni el amor, por eso dije a la humanidad: “Sed tengo”. No era la sed del cuerpo, era sed del Espíritu, que hacía que brotaran esas palabras, tenía sed del amor de la humanidad. Lejos de amor, Yo miré en aquéllos la satisfacción, el agrado por haberme hecho padecer hasta la muerte. Entonces la Tierra se estremeció, el Sol se ocultó, y era que mi Espíritu se apartaba del cuerpo de Jesús. Jn.19:28-29

9-247-34 Mis hijos contemplaron el cuerpo, sobre quien cayó todo el peso del pecado y el oprobio del mundo y la materia torturada exclamó: “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?” Mt.27:46; Mr.15:34

9-247-35 Fijé después mi mirada en el rostro de María lleno de dolor, en mi apóstol Juan y en aquellas mujeres que acompañaban a María y sabiendo que la humanidad me reconocería, queriendo dejar una prueba más de amor, confié a María el cuidado y protección de todos mis hijos y le dije: “Mujer, he ahí a tu hijo”, y a Juan: “hijo, he ahí a tu Madre”. Era la heredad que Yo depositaba en ese momento en la humanidad. Juan representó al hijo, a la humanidad. María fue confiada a vosotros para velar eternamente, consolar y proteger a todas mis criaturas. Jn.19:26-27

9-247-36 Busqué después a aquél que lleno de angustia clamaba, al que también enclavado en una cruz podía encontrarse: Dimas. Penetré en su corazón y vi su gran arrepentimiento. Él me decía: “A Ti que eres perfecto te están sacrificando, ten piedad de mí que he pecado”. Yo le consolé diciéndole: “En verdad y de cierto, en cortos instantes Conmigo estarás en el Paraíso”. Lc. 23:43

9-247-37 La muerte corporal se acercaba a Jesús y entonces pronuncié estas palabras: “Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu”; Yo os enseñé a volver al Padre, después del cumplimiento de sus mandatos. Jn.19:30

9-247-38 al 39 Mis últimas palabras fueron: “Todo está consumado”. Bienaventurado el corazón que pueda llegar al final de su jornada porque Yo lo recibiré y él se encontrará lleno de gracia y perfección. Estas son las siete palabras que el mundo, año por año escucha, sin comprender su sentido espiritual.

Latido:

1-12-7 Como pasan los latidos de vuestro corazón, así pasa en el infinito la vida de los hombres.

Látigo:

11-314-65 ¿Acaso he traído en mis enseñanzas la violencia? ¿Por ventura he usado el látigo para enseñaros? No, discípulos, os he perdonado con dulzura. Vosotros, varones: ¿Ya estáis practicando la paciencia con la compañera? Vosotras, mujeres: ¿Habéis sido pacientes con vuestro esposo? Y ambos esposos: ¿Habéis tenido paciencia para corregir a vuestros hijos? Si habéis practicado en esa forma, me habréis imitado, si no lo habéis hecho así, os perdono, pero os probaré en el camino hasta que salgáis avante. Jn.2:15

Lavar:

5-130-11 Entre mi pueblo siempre se han encontrado los que sienten la espiritualidad, así como los que únicamente persiguen los bienes materiales. En el Primer Tiempo hubo veces en que mientras unos adoraban al becerro de oro, otros lloraban de temor ante Jehová; y en el Segundo, en el seno de mis apóstoles, estaba uno que ambicionaba recibir de Mí la potestad de convertir las piedras en oro, pretextando que estaba bien el socorrer con dinero a los pobres que padecían de hambre, al cual Yo le dije: “El dar dinero a las multitudes, haría que no lo apreciaran por ser fácil de obtener”. Y añadí: “Aquel que me siga, debe ser humilde, como su Maestro”. Por eso humildemente me incliné a lavar los pies de mis discípulos, y les dije: “Nunca os creáis los primeros, sino los últimos ante el Padre”. Jn.13:4-15

Lázaro:

2-37-47 Muchas potencias ocultas han permanecido dormidas en vuestro ser, en espera de que mi voz venga a despertarlas. Mas ya llegó el tiempo de la resurrección, en el que escucharéis todos la misma voz que oyó Lázaro más allá de esta vida, cuando le dije: “Levántate y anda”. Jn.11:43

7-184-7 Sois como Lázaro en el sepulcro, muertos a la vida espiritual; pero ante mi voz os levantaréis para seguirme y dar testimonio de mi verdad.

3-70-20 A los que se creían muertos les he hablado y me han dicho: “¿Quién me ha hablado?” Les he tocado y han preguntado: “¿Quién me ha tocado?” Y han oído una voz que les dice: “¡Yo soy el que resucitó a Lázaro, el mismo que resucitó de entre los muertos para daros vida espiritual a todos!”

Lazos:

9-262-35 Existe un lazo entre el Padre y los hijos, que jamás se puede romper, y ese lazo es la causa de que exista la comunicación entre el Espíritu Divino y el de todos vosotros.

1-3-9 al 10 Entre Dios y sus criaturas, existen lazos que nunca podrán romperse; pero si los hombres se sienten distanciados de su Padre Celestial, es por su falta de espiritualidad o por su falta de fe. Ni la muerte, ni la falta de amor podrán destruir el lazo que os une a Mí.

2-43-31 Los lazos que os unen a Mí y al Mundo espiritual y que habéis roto, los vengo a atar nuevamente para que sintáis que todos allá se vive en armonía, que las distancias no existen. Mas, ¿cuándo atarán los hombres su vida con lazos de amor? Cuando hayan retornado al camino de mi Ley en donde existe la justicia. Cuando cumplan con mi precepto que os dice: “Amaos los unos a los otros”.

Lección:

1-1-27 Lecciones ocultas saldrán a la luz y enseñanzas desconocidas os serán reveladas. Muchos misterios se disiparán. Mas estas revelaciones no las hallaréis en los libros del mundo sino en esta palabra.

Leche y miel:

2-45-23 Vosotros, que mucho habéis bebido la amargura, ahora bebed leche y miel en este cáliz de amor que vengo a ofreceros.

9-249-67 Vengo a daros leche y miel, porque sois el pueblo que tenéis que cumplir con una delicada misión, una misión que no será una cruz pesada en vuestros hombros. Sois el pueblo que una vez más me habéis reconocido y queréis levantaros llenos de espiritualidad para mostrar vuestro estandarte ante la humanidad.

Legión:

4-83-29 Un enviado mío nunca ha estado solo en la lucha, legiones de seres de luz le han acompañado y protegido, nadie dude ni tiemble cuando se acerque la hora de la predicación y de la siembra, porque mi amor será con vosotros para daros ánimo, fe y fortaleza.

4-87-7 Un hombre entregado a una vida de pecado, es capaz de arrastrar tras de sí una legión de seres en tiniebla, que harán que a su paso vaya dejando una estela de influencias maléficas. Véase: Turbación

4-87-65 Las legiones de espíritus que vagan errantes por el mundo, llamando en distintas formas a las puertas del corazón de la humanidad, muchas veces son voces que quieren deciros que despertéis, que abráis vuestros ojos a la realidad, que os arrepintáis de vuestros errores y que os regeneréis, para que más tarde, cuando dejéis vuestra materia en el seno de la Tierra, no tengáis que llorar como ellos lo hacen en su soledad, su ignorancia y su materialismo. He aquí la luz surgiendo de las mismas tinieblas porque la hoja del árbol no se mueve sin mi voluntad; así esas manifestaciones que día a día aumentan, llegarán a abrumar en tal forma a los hombres, que al fin vencerán el escepticismo de la humanidad.

9-246-20 Legiones de espíritus de toda índole luchan entre sí, y un ambiente de guerra, de dolor y de tristeza, se respira por doquier. Sed fuertes, porque cuando esta batalla pase y las heces amargas hayan sido bebidas, el cáliz vacío será llenado con el vino de la vida y habrá en todos los espíritus de la Tierra como un renacimiento.

9-255-43 Vuelvo a deciros que no os faltarán en el mundo hombres dotados de gran luz, que iluminen vuestra senda y siembren de amor vuestra vida; siempre ha tenido la humanidad la presencia de esos hombres en la Tierra y vienen tiempos en que lleguen al mundo las grandes legiones de espíritus de gran luz, quienes vendrán a destruir el falso mundo que habéis creado, para levantar uno nuevo donde se respire paz e impere la verdad.

Lejanas:

7-198-28 Cuando el tiempo sea llegado, recibiréis un mandato. Iréis a lejanas tierras. No haréis distinción de razas y además os digo: Ellos me esperan. Mas para los que no han despertado aún os digo, que el instante llegará en que me haga sentir en todos los corazones.

Lenguaje:

2-34-45 La división de los hombres desaparecerá, y así como en sus discordias se distanciaron unos de otros, creando idiomas y lenguas para cada pueblo, cuando la armonía principie a brillar en el mundo, todos sentirán la necesidad de entenderse con un solo lenguaje. De cierto os digo, que la caridad de los unos a los otros les facilitará esta obra, porque estará basada en mi mandato que os dice: “Amaos los unos a los otros”.

7-183-17 No os dejéis llevar por la palabra de vuestros hermanos si ella no está basada en mi Ley, y creyendo estar en el camino de la luz, estéis pisando el de tinieblas. El lenguaje florido no es el que me agrada. Yo os he hablado siempre con sencillez; mas si en aquellas palabras encontráis verdad, extraed la esencia, lo que haya de amor, de caridad y paz, que pertenece a Mí, y podéis tomarlo e interpretarlo debidamente. Os he dado un juez que no miente jamás y está dentro de vosotros: Es la Conciencia, para oír su voz necesitáis penetrar en vuestro interior, orar y meditar y ella hablará con verdadera sabiduría y elevación.

7-194-25 Los verdaderos predicadores del Espiritualismo, no serán notables por lo florido de su lenguaje, sino por la sabiduría y sencillez de su palabra, pero sobre todo por la verdad de sus obras y bondad de su vida.

Lepra:

1-4-50 Os encontré cubiertos por la lepra espiritual y con sólo quererlo os sané. De la misma manera quiero que vosotros sanéis a vuestros hermanos, sin sentir repulsión por sus pecados. Serán entonces vuestras obras las que testifiquen que me amáis y no vuestros labios los que lo pregonen sin que el corazón lo sienta.

8-215-71 Si os presentase en vuestro paso al enfermo de lepra, ¿os apartaríais de él llenos de horror?; ¿seréis incapaces de tocarlo con vuestra mano?; ¿acaso teméis contagiaros? No, mis discípulos, porque en vez de contemplar la miseria de aquel cuerpo, debéis contemplar su espíritu, que es vuestro propio hermano, que es mi hijo quien espera vuestra caridad. ¡Cuánto tenéis que aprender aún!

Letra:

5-112-31 No os detengáis demasiado en analizar la letra, que es lo superficial, porque ello puede llevaros a la confusión, penetrad al significado de la palabra y ahí hallaréis la verdad. Procurad que vuestro análisis sea sencillo, como lo es mi palabra, y no compliquéis lo que es diáfano, puro y natural.

Levantar:

1-4-19 Levantaos y anunciad a todos estas enseñanzas, porque el tiempo ya es muy corto.

1-5-93 al 94 Si no os levantáis, pueblo, ¿de qué os servirá vuestro saber?; ¿qué pensáis hacer de provecho y de bien para vuestra vida futura, aquella que os espera en el Mundo espiritual? Tened piedad de vosotros mismos. Ninguno sabe cuándo llegará el momento en que su espíritu se aparte de la materia. Nadie sabe si al día siguiente sus ojos se abrirán a la luz. Todos sois del único Dueño de todo lo creado y no sabéis cuando seréis llamados.

Leví:

4-93-42 En el tiempo en que Israel cruzaba el desierto en busca de la tierra prometida, fue la tribu de Leví la que enseñó al pueblo el culto y le recordó y ayudó a comprender la Ley divina. Ya establecidas las tribus en la tierra que habían conquistado con su fe y perseverancia, siguió siendo la tribu de Leví la que veló por la Ley. Mas han pasado los tiempos, el espíritu del hombre ha evolucionado y la Semilla divina que a Israel se le confió, llegó a muchos pueblos y ahora se encuentra diseminada en toda la humanidad.

Ley: Lc.16-17

1-17-47 Mi Ley es de amor, de bondad, es como un bálsamo que da consuelo y fortaleza al pecador, para que pueda soportar la restitución de sus faltas. Mi Ley de Amor, ofrece siempre la ocasión generosa al que delinque, de regenerarse, mientras vuestras leyes por el contrario, humillan y castigan al que se ha equivocado y muchas veces al inocente, al débil. En vuestra justicia hay dureza, venganza y falta de piedad. La Ley de Cristo es de dulce persuasión, de infinita justicia y de suprema rectitud. Vosotros mismos sois vuestros jueces, en cambio Yo soy vuestro Defensor incansable; pero es necesario que sepáis que existen dos maneras de pagar vuestros agravios: Una con el AMOR y otra con el DOLOR.

1-25-38 Cuán ignorante de las enseñanzas espirituales encuentro a esta humanidad, y es porque se le ha enseñado mi Ley y mi Doctrina sólo como una moral que le sirva de ayuda y no como el sendero que conduce a su espíritu a la Mansión perfecta. En el Segundo Tiempo se apartó el Maestro de sus discípulos por unas horas y al volver observó que ellos deliberaban y les preguntó: “¿Qué habéis aprendido de mi Doctrina?” Y uno de ellos contestó: “Maestro, cuando Vos no estáis con nosotros, estudiamos tus palabras, mas no siempre alcanzamos a comprender”. El Maestro entonces les dijo: “Contemplad el mar, ved que es inmenso; así es la Ley del Padre, pues ella es el principio y el fin de todo lo creado, pero Yo os concederé comprender hasta donde sea mi voluntad”.

2-37-21 al 22 Crecer y multiplicarse es Ley universal. Lo mismo brotaron los astros de otros astros mayores; la semilla se multiplicó, y jamás os he dicho, que en ese hecho hayan pecado u ofendido al Creador. ¿Por qué vosotros al cumplir con ese divino mandato, habíais de ser después juzgados como pecadores? Comprended que el cumplimiento de la Ley jamás podrá manchar al hombre. Lo que mancha al hombre y aparta al espíritu del camino de evolución, son las bajas pasiones, el libertinaje, el vicio, la lujuria, porque todas ellas van en contra de la Ley.

2-37-52 Amar fue el fin para que fuisteis creados. Amar a vuestro Padre y en Él a todos vuestros hermanos; he ahí la Ley, y eso es precisamente lo que habéis olvidado y borrado de vuestro espíritu.

2-51-49 La vida humana tiene leyes que debéis cumplir para estar en armonía con ella; la Naturaleza exige de vosotros su tributo. Dad a cada ley el cumplimiento que corresponda, mas nunca os confundáis y me ofrezcáis el tributo que al mundo pertenece, ni a él deis la ofrenda que para mi Espíritu debía ser; sabed que quien cumpla con ambas leyes, tanto en lo espiritual, como en lo material, me está glorificando y llegará a Mí.

5-112-37 Mirad como desde los tiempos en que os regíais por la ley natural, hasta este tiempo en que recibís la luz espiritual por medio de la inspiración, os he dado a conocer, paso a paso y parte por parte el camino del espíritu.

5-139-48 El que camine dentro de mi Ley, por muy probado que sea, no caerá; la fe le dará la fortaleza necesaria para salir triunfante. Por muy amargo que fuere su cáliz, nunca blasfemará, será paciente y sabrá esperar, conforme con la voluntad de su Señor. Quien practique así mis enseñanzas, estará haciendo méritos para que en él se manifiesten mis prodigios.

7-176-23 No vengo a ataros a mis mandatos, sólo os inspiro, porque no recibiré otro cumplimiento que no sea el que haya nacido de vuestro espíritu consciente y preparado. Sed libres dentro de mis leyes, pero llevad por hábito la obediencia. Dad cumplimiento a las dos leyes que rigen al hombre, que en esencia forman una sola, porque ambas proceden de Mí.

7-188-31 Cuando en aquel tiempo surgió Cristo en la plenitud de su vida humana para anunciar a los hombres la llegada del Reino, sorprendí a aquel pueblo celebrando ritos y ceremonias, por lo que le dije, que no se olvidara de la Ley por dar cumplimiento a las tradiciones; mas luego con mi palabra y con mis obras abolí todas las prácticas superfluas, para dejar solamente en su corazón la Ley que entregué a Moisés, porque con mi vida, mis obras y mi sangre os enseñé a darle cumplimiento. Pero también os enseñé nuevas lecciones, propias del tiempo en que Yo vine y de acuerdo con vuestro desarrollo espiritual. Esa era la segunda parte del gran Libro de mi Sabiduría. Os enseñé una forma de orar más pura, para que ella hiciera florecer vuestro amor a Dios y a vuestros Semejantes.

8-220-13 Siempre que el hombre se ha apartado de mi Ley, desoyendo la voz de su Conciencia ha penetrado en la noche de la tentación, de las tinieblas y del pecado, entonces he tenido que juzgar sus actos y ante mi justicia ha experimentado dolor. Pero siempre le he concedido ocasión para el arrepentimiento y le he dado tiempo para su restitución. Ante mi justicia se ha doblegado el pecador, pero más tarde al recibir mi perdón y mis complacencias, ha reincidido en su pecado. Para mostraros el sendero de vuestra restitución vino a materializarse entre vosotros vuestro Dios, y la Madre Universal hubo de hacerse mujer para redimiros con su ternura.

8-236-59 al 60 Antes de que os fuese revelada la Ley en el Primer Tiempo, vivisteis en la ley natural, alentados por hombres por quienes os aconsejé la virtud, por quienes manifesté mi verdad y mi justicia, hombres por los cuales me manifesté como el Dios del bien y del amor. Ese pueblo que supo mantenerse en el temor del Dios verdadero, y que supo conservar la intuición de un Dios de justicia y de bondad, es el pueblo de Israel. Pero una ley concreta y definida no conoció ese pueblo hasta que, contemplándolo el Padre en peligro de caer en el gentilismo y en la idolatría, de su propio seno hice surgir un varón fuerte de espíritu para entregar por su conducto la Ley de Dios para los hombres, escrita en roca viva. El varón fue Moisés, libertador y legislador, quien con fe inquebrantable y gran amor al Señor y a su pueblo, condujo a las muchedumbres a una tierra propicia para construir un santuario y elevar un culto grato al Dios viviente e invisible.

8-241-58 Para conocer el fondo de mi enseñanza, necesitáis practicar. Si sólo oís mis lecciones y después las olvidáis, no podréis conservar ni impartir esa deliciosa esencia que encierra mi enseñanza; es tan sencilla que podéis practicarla desde el primer momento en que la oís. El AMOR es la primera Ley que os he dado a conocer, y de la cual brotan todas las demás leyes y preceptos.

12-365-69 El Espiritualismo no es una religión, no es una secta, no es una nueva Doctrina, es la Ley de todos los tiempos. Es el amor, el perdón y la luz que Cristo dejó al mundo en el Segundo Tiempo. Cuando comprendáis mi enseñanza y la practiquéis, entonces seréis digno de nombraros Espiritualistas.

10-291-8 La Ley de Amor, de la que se derivan la caridad, la comprensión y el perdón hacia vuestros hermanos, es el fundamento que os he inspirado para vuestra misión espiritual.

6-149-38 La Ley divina nunca pasa, las leyes humanas sí cambian según sea la evolución espiritual de los hombres.

1-17-20 Nada hay contradictorio en mis leyes de Padre, sencillas por sabias y sabias por estar saturadas de amor.

Liberación:

7-197-20 Los que sueñan con lo eterno, los que aman lo verdadero, los que anhelan elevarse en esta Obra, los que tengan caridad de su espíritu, los que prefieran el atavío del espíritu a las galas del cuerpo, en éstos podréis ver un destello de comprensión; no serán los que crean que mi misión se reduce a aliviar vuestros dolores y libraros de vuestras enfermedades, serán los que habrán comprendido que mi promesa encierra algo más que la liberación del dolor: La Vida Eterna.

Libertad:

4-92-34 Libertad para obrar y la luz de la Conciencia para distinguir el bien del mal, son dos de los mayores dones con que mi amor de Padre heredó a vuestro espíritu. Están en el hombre antes de que nazca y después que muere. La Conciencia lo guía y no se aparta de él en la desesperación, ni en la pérdida de la razón ni en la agonía, porque está íntimamente unida al espíritu.

6-155-48 Es densa la oscuridad que os envuelve, y el espíritu necesita libertad; esa libertad viene a dársela mi palabra que hará el prodigio de que el espíritu se reconcilie con la materia al comprender que ambos están unidos por una sola Ley. Entonces obrarán materia y espíritu de acuerdo con la Conciencia, la que os revelará quiénes sois y a dónde vais.

8-239-8 Espiritualidad es Libertad; por eso los que me escuchan ahora y han comprendido el sentido de esta Doctrina libertadora, ven abrirse delante de ellos ese extenso valle en el que lucharán y darán testimonio de que llegó el tiempo en que Dios, Creador Omnipotente, ha venido a establecer comunicación entre Él y el hombre.

9-265-4 Muchos quisieran libertar a su espíritu de esa vida materialista, viciada y egoísta que reina en el mundo y no pueden liberarse porque les es tan complicada, amarga y difícil la lucha para vivir, que aun el mismo espíritu está atado a las preocupaciones y problemas de la vida humana.

11-330-28 La Libertad espiritual Yo la he concedido al espíritu desde los primeros tiempos. Desde el instante en que brotaron de mi Corazón los primeros espíritus, los puse en el camino de la libertad espiritual y al hombre también desde su principio le concedí libertad para pensar. ¿Quiénes son entonces los que forjan las cadenas para los espíritus? ¿Quiénes los que cautivan y atemorizan a los hombres y a los espíritus? ¿Quiénes son los que detienen a los espíritus anatematizándolos? Los malos ministros y los malos guías espirituales de la humanidad, los que se dejan sorprender por la tiniebla para conducir por falsos caminos al espíritu del hombre. En todos los tiempos he venido a proponer mi Ley de Amor, nunca a imponerla. Jamás he castigado a un espíritu porque no me ame o porque no cumpla con mi Ley. Solamente le pruebo, le detengo, le amonesto, le toco y le proporciono los medios para su redención; pero nunca le castigo y menos podría vengarme. En el Espíritu del Dios de Amor, no puede caber la venganza.

Libre albedrío:

1-15-5 ¿Por qué no siguió el espíritu desde su principio los dictados de la Conciencia? Porque no había evolucionado lo suficiente para comprender y cumplir los mandatos que le inspiraba y al mismo tiempo, saber dominar los impulsos de la carne. El libre albedrío y la influencia de la materia, son las pruebas a las que está sujeto vuestro espíritu.

1-22-8 Os he otorgado el don del libre albedrío y os he dotado de Conciencia. El primero para que os desarrolléis libremente dentro de mis leyes y la segunda, para que sepáis distinguir el bien del mal, para que ella como juez perfecto os diga, cuándo cumplís o faltáis a mi Ley.

2-32-38 al 39 Al crearos os di el don del libre albedrío, para que por vuestra propia voluntad me glorificaseis, con el amor y la caridad que derramaseis en vuestros hermanos. Un espíritu sin libre albedrío, no sería digna creación del Ser Supremo. Sería un ser inerte, sin aspiraciones a su perfeccionamiento.

2-55-68 Someted vuestro libre albedrío a mi Ley y a vuestra Conciencia y no os sentiréis esclavos sino verdaderamente libres.

3-76-25 Cuando los hombres sometan su libre albedrío a la Conciencia y obren de acuerdo con la voluntad divina, sentirán que la carga de la vida se hace ligera y que nada fatiga al cuerpo ni al espíritu.

3-79-32 Hasta el abismo ha descendido el hombre y hasta allí le ha acompañado la Conciencia en espera del instante propicio de ser escuchada. Pronto esa voz se hará oír en el mundo con una fuerza tan grande que ahora no podéis imaginar, pero que hará a la humanidad salir de su abismo de orgullo, de materialismo y de pecado, para lavarse en las aguas de su arrepentimiento y comenzar a elevarse por el camino de la espiritualidad. Yo ayudaré a todos mis hijos porque soy la Resurrección y la Vida que viene levantando de su tumba a los muertos. En esta vida que hoy vengo ofreciendo a la humanidad, los hombres harán mi voluntad renunciando a su libre albedrío por convicción, persuadidos de que quien hace la voluntad del Padre no es un siervo ni un esclavo, es un hijo verdadero de Dios. Entonces conoceréis la verdadera dicha y la paz perfectas que son fruto del amor y de la sabiduría.

3-81-20 El dolor que hoy padece la humanidad es por haber hecho mal uso de su libre albedrío y por su desobediencia a mi Ley; sus últimos frutos serán tan amargos que los arrojará lejos de sí y eso le abrirá los ojos a la luz y el corazón al arrepentimiento.

4-99-62 El pecado original no viene de la unión del hombre y de la mujer: Yo, el Creador, establecí esa unión diciéndoles a ambos: “Creced y multiplicaos”. Esa fue la primera Ley. El pecado ha estado en el abuso que han hecho del don del libre albedrío.

10-287-26 El espíritu goza del don del libre albedrío, medio por el cual debe hacer méritos para salvarse.

11-310-6 El espíritu del hombre ha sido la criatura predilecta de la Creación, lo he donado del libre albedrío como una prueba de mi amor. Todos los seres están sujetos a mi voluntad; mas si los hombres en el ejercicio de su libre albedrío sólo han sabido alejarse del camino de mi amor, deberán por ese mismo camino trazado por su libre albedrío, alcanzar su salvación.

Libro:

1-13-53 El Libro de los Siete Sellos es la historia de vuestra vida, de vuestra evolución en la Tierra, con todas sus luchas, pasiones, contiendas y finalmente con el triunfo del bien y la justicia, del amor y de la espiritualidad sobre las pasiones del materialismo.

2-29-23 Cuando alcancéis el completo conocimiento de esas divinas revelaciones, haced un libro que esté dividido en tres partes y encontraréis que la primera habla de la Ley, la segunda del Amor y la tercera de la Sabiduría. Entonces comprenderéis, que la Ley es la que conduce, el Amor eleva y la Sabiduría perfecciona. Finalmente comprenderéis que estas revelaciones se os han entregado en perfecto orden, iluminando la vida humana. Que la lección de amor se os dio cuando ya teníais un amplio conocimiento de la justicia y que así mismo, la sabiduría os llegará cuando viváis en armonía con las enseñanzas que encierra el amor.

3-78-46 El Libro está abierto, leed en él, porque si vuestro Padre es un libro de sabiduría, también vosotros podéis ser un libro de enseñanza y experiencia para vuestros hermanos.

4-91-49 ¿No habéis oído hablar de los Siete Sellos? Para que podáis comprender, imaginad un libro formado por siete capítulos, un Libro que encierra el conocimiento de la Vida y de la Sabiduría espiritual, el cual ha sido abierto delante de la humanidad. Seis de estos Siete Sellos han sido desatados, por lo que os encontráis ante el Sexto Sello recibiendo de él su luz y sus revelaciones.

4-98-7 al 8 Mas cuidaos de leer libros en los que se hayan adulterado mi palabra o las profecías y también en aquellos donde se den interpretaciones torcidas a las revelaciones divinas. No permitáis que una falsa luz penetre en vuestro espíritu; si queréis conocer la verdad, preparaos y vuestra intuición, así como la sensibilidad de vuestro espíritu guiado por la Conciencia, os revelará siempre la verdad. Este Libro que escribo para vosotros en el Tercer Tiempo, tomadlo e interpretad bien sus lecciones y veréis que su luz destruye sombras y que todo misterio queda esclarecido. Sentiréis entonces mi presencia y percibiréis mi voz en el fondo de vuestro espíritu hablándoos e instruyéndoos.

8-222-13 Este Libro lo estudiarán y a él se asomarán los hombres curiosos de conocer el futuro, porque el gran caos será presentido por la humanidad.

8-224-12 Mi palabra quedará escrita. Ese Libro será guía y enseñanza del pueblo. Si no estáis preparados para comprender mis nuevas inspiraciones, seguid estudiando mi palabra. Yo estoy preparando los corazones de los discípulos que han de formar este Libro. En él, encontraréis mi esencia y mi presencia. Será la herencia que legaré a la humanidad y los hombres inspirados en Mí, dictarán leyes de amor, preceptos sabios, pensamientos y máximas que conocerá el mundo, pues mi palabra encontrará corazones ansiosos, dispuestos a recibirla en todos los pueblos de la Tierra.

11-337-12 Ciertamente os digo, que llegará un día en que ya no os sea necesario un libro material que os recuerde a cada paso mi palabra, porque para entonces ella fluirá por vuestros labios como un torrente inagotable de inspiración. Mas para que este día llegue y para que logréis ese grado de elevación y sabiduría antes tendréis que estudiar y practicar mucho sobre la lección escrita, hasta que alcancéis la madurez y la esencia que os permita recibir de Espíritu a espíritu la divina inspiración.

12-342-12 Cuando desarrolléis el don de la comunicación con mi Espíritu, no buscaréis más los libros de la Tierra, porque en ese Libro podréis leer y saber todo cuanto necesitáis. Las ciencias del bien os serán reveladas; el amor vendrá a resolver grandes problemas; la paz y la caridad serán los dones preciosos que han de acompañaros y os sentiréis fuertes cual nunca lo habíais estado, porque recibiréis la explicación de grandes enseñanzas; podréis leer delante de vuestros hermanos en ese libro interior, que os he heredado, para daros la luz y acudirán a vos, pueblo de Israel, porque sois el poseedor de mis revelaciones. Mas este privilegio no es solamente vuestro, este don es para todos mis hijos, todos seguirán el camino de la espiritualidad y buscarán la comunicación de espíritu a Espíritu.

12-347-18 Os levantaréis a imitación de los apóstoles sembrando la simiente en los caminos de la humanidad, en el corazón y en el espíritu; pero el libro que habréis de presentar será el libro de vuestra propia vida, vuestro propio ejemplo, vuestra fe y confianza en Mí. Ello hablará más que vuestras palabras, ello convencerá más que lo que vos podáis decir en forma de palabra. Por eso, pueblo, desde hoy formad grandes propósitos de cumplimiento.

12-351-48 Habéis grabado mi palabra en vuestro corazón y de ese libro bendito, cuando estéis preparados, mi Espíritu Divino entregará a vuestros hermanos. Yo multiplicaré este pan, para que los espíritus estén alimentados y fortalecidos.

12-356-71 Ese Libro será de todos, sin distinción ni privilegios, así como de todos ha sido mi palabra. Así no será sepultada mi Doctrina en el corazón de unos cuantos y siempre estará dando luz.

12-366-28 al 29 ¡Fortaleceos, oh, pueblo! ¡Estad preparados y dejad que mi Obra penetre profundamente en vos! Allí guardadla, allí tenedla, porque la vais a estudiar. En verdad os digo, que aún cuando mucho comprendéis ya de mi Obra, no la comprendéis toda. En el tiempo de meditación que os concedo, vais a alcanzar a comprender muchas cosas que os van a sorprender. Estáis habitando en el Tercer Tiempo y todavía no habéis sabido interpretar debidamente a los profetas del Primer Tiempo. No habéis profundizado grandemente en la palabra que Jesús os habló en aquel Segundo Tiempo, y la Obra que en Espíritu Santo os he venido a revelar, no la habéis abarcado todavía con vuestra comprensión y tenéis que fundir dentro de vuestro espíritu esos Tres Testamentos, esas Tres Revelaciones en una sola, porque todas forman una sola Ley, un solo Libro, un solo Camino, una sola Verdad. Se acerca el tiempo en que los libros del Primero y Segundo Tiempos vuelvan a vuestras manos, a vuestros ojos, a vuestro espíritu y entonces podáis comprender lo pasado por lo presente y confirmar lo presente con las cosas reveladas en los tiempos pasados.

12-358-66 Es menester que los Tres Libros formen uno solo, para que esta palabra ilumine al Universo. Entonces la humanidad será en torno de esta luz y la maldición de Babel quedará borrada, porque todos los hombres leerán el Gran Libro de la Vida Verdadera, todos practicarán la misma Doctrina y se amarán como hijos de Dios, en espíritu y en verdad.

9-260-16 Para que comprendáis el sentido o el significado de cualquier acontecimiento de la Naturaleza o de vuestra vida, no tendréis que recurrir a los libros de ciencia; os bastará preparar vuestro entendimiento y limpiar vuestro corazón, para que de vuestros labios fluya la inspiración.

Libros: Del mundo, que hablan de Dios

6-146-34 No recurráis a los libros del mundo, que aunque hablan de Mí no están escritos bajo inspiración divina. Ved que lo que brota de la mente humana puede tener errores, mas lo que viene de los Cielos no puede equivocaros. Guardad mis revelaciones con más celo que si guardaseis perlas o brillantes.

2-52-52 No me busquéis en libros de falsa sabiduría, ni en vuestras teorías generalmente equivocadas por el materialismo en que vivís. Ya os fue concedido que anduvieseis por todos los caminos en pleno goce de vuestro libre albedrío, hoy vengo a deciros que refrenéis vuestra carrera y meditéis unos instantes en la experiencia que habéis recogido en la vida, en todo cuanto habéis mirado, sentido y sufrido en el largo camino recorrido. En verdad, en verdad os digo, que quien aproveche esa luz, hallará el sendero de la verdad que le conducirá hacia su propio origen. El Camino soy Yo, quien lo haya conocido, me ha conocido a Mí, Yo soy el Principio y el Fin del camino. Soy el Alfa y la Omega.

Límites:

8-232-27 Vuestros dones no tienen límites, no se agotarán aun cuando lleguéis a suponer que ya habéis entregado todo vuestro caudal. Cuanto más deis a los demás, más se multiplicará vuestra heredad. Vuestra misión en todos los tiempos ha consistido en laborar por la paz e interceder por el mundo.

Limpiar:

4-88-3 La limpieza del cuerpo no está en contra de la espiritualidad, mas no olvidéis que el espíritu está antes que el cuerpo. Recordad que ha tiempo os dije: “Limpiad el vaso por fuera y por dentro”.

4-96-67 Limpiad el vaso de vuestro corazón por dentro y por fuera, para que brote de vuestros labios sólo mi esencia de vida y verdad, y derramad su contenido en vuestros hermanos sin limitaciones. No seáis avaros e imitad a vuestro Padre, que siendo el Dueño de todo, todo os lo doy. Sed intermediarios míos para con vuestros hermanos y trabajad incansablemente en la Obra de Restauración Universal.

6-163-38 Todo ha sido profanado por el hombre, no sólo su espíritu. Las aguas están contaminadas, el aire está viciado y saturado de enfermedades y de muerte y os pregunto: ¿Con qué doctrinas y en qué tiempo pensáis purificaros? ¿Cuándo llegaréis a limpiar vuestro espíritu y materia, si sólo vuestro cuerpo queréis lavar? ¿Qué lograríais con ello? Engañaros a vosotros mismos. Limpiad primero el corazón y la mente que es de donde provienen todos los malos pensamientos y las malas obras. El ser encarnado necesita pan espiritual, para llegar a sentirse aunque sea por unos momentos lo que es: Espíritu.

Limpio:

12-361-12 Os quiero limpios, por eso os estáis purificando en el dolor para devolver al espíritu su original pureza y su virtud. Estas pruebas que ahora sufrís, no os harán morir, sólo os despertarán de vuestro profundo sueño, para buscar la perfección de vuestro espíritu.

Linaje:

2-30-1 En las enseñanzas que os estoy entregando vuestro Padre os he llamado: “Pueblo de Israel o Simiente de Jacob”, y a medida que vais comprendiendo mis lecciones, os habéis dado cuenta de que espiritualmente pertenecéis al linaje de aquel antiguo pueblo, escogido entre las naciones de la Tierra, para cumplir con la misión de transmitir a la humanidad mis revelaciones.

Liturgia: Véase: Mezcla

2-268-61 El que tenga plena convicción de mi verdad, jamás mezclará a mi Obra las liturgias extrañas que en otros vea, reconociendo que mi Doctrina contiene todo lo que de bueno y verdadero pudiera encontrar en otras doctrinas.

Lobo:

7-184-25 Estad alerta, porque vendrán a vosotros muchos lobos con piel de oveja y querrán sorprenderos para alejaros del camino, mas velad y sabréis descubrir las intenciones de su corazón.

7-198-56 Yo he venido a derramar mi sabiduría entre vosotros, pero contemplo al lobo hambriento con piel de oveja que quiere devoraros poniendo pensamientos pecaminosos en vosotros para perderos. Mas cuando contemplo que vuestro ser está próximo a sucumbir, aquí me tenéis cual Padre que viene en vuestra ayuda, porque no quiero que os perdáis.

Locura:

5-122-18 Haré que este mundo se levante limpio de su lepra, también haré surgir vida de la muerte; lograré que del odio broten frutos de reconciliación y que de la locura surja la razón.

Longinos:

1-19-56 Longinos atravesó mi costado y derramé en él, la sangre que fue luz en sus ojos ciegos. Jn.19:34-37

Lucifer: Véase: Sátanas

10-295-7 Sobre estas tres confusiones que dominan la mente de la humanidad, os digo que, si creéis que Dios es el Espíritu Santo, no tiene por qué buscarlo en formas materiales, puesto que es Espíritu; y que ese ser imaginario a quien llamáis “Lucifer o Satanás”, no existe sino en la mente de quienes no han podido interpretar espiritualmente mis palabras, revelaciones y mensajes de los tiempos pasados. En verdad os digo, que existen en el Valle espiritual grandes espíritus de tiniebla, sembradores de discordias, de odios y perversidad; existen multitudes de espíritus cuya influencia alcanza a los hombres al transmitir malos pensamientos e inducirles a malas obras; pero esos seres no son demonios, son seres imperfectos, turbados, confundidos, oscurecidos por el dolor, por la envidia o por el rencor. No os asombréis si os digo, que su naturaleza es la misma que tiene vuestro espíritu y la misma que tienen aquellos seres llamados ángeles por vosotros.

Lucha:

3-56-50 Quiero que en la lucha que se avecina, seáis el soldado firme que defienda su causa, para que en la vida pueda ser llamado como Jacob: “El fuerte y prudente Israel”; que sepáis acudir y responder siempre a mi llamado de Padre.

3-61-7 Templad vuestro corazón para la lucha, no quiero en mis filas soldados débiles; vuestra presencia en el camino de vuestros hermanos puede significar para ellos salvación, liberación, salud y paz.

3-63-43 Tengo reservados grandes milagros para el tiempo de la lucha espiritual de mi pueblo, prodigios y obras que asombrarán a sabios y a científicos; nunca os abandonaré a vuestras propias fuerzas. No vayáis a ofuscaros cuando la humanidad os burle, no olvidéis que en el Segundo Tiempo las turbas se burlaron de vuestro Maestro.

3-64-35 Los que han sido marcados por mi caridad saben que son guardianes y soldados de esta Arca y que deberán destruir toda huella de idolatría y fanatismo. Grande es la lucha que os espera pero la antorcha de vuestra fe os salvará. Ya habéis sabido lo que es la calumnia, la persecución, la intriga. Ya habéis sufrido todas estas pruebas, las cuales no os sorprenderán si en vuestro camino vuelven a presentarse, porque no es un camino de rosas el que conduce a mi Reino, es el que lleva grabada la huella ensangrentada de mis pasos. Por eso os digo: Bienaventurados los que sufren por mi causa persecución y calumnia y les fuera negado el pan y el agua, porque ellos llegarán a Mí y serán ensalzados.

7-188-56 Habrá grandes luchas, seréis perseguidos y calumniados. Encontraréis la contradicción por doquier y a veces grandes y razonados argumentos; mas no os dejéis impresionar por la palabra de los hombres, porque si ella no está apoyada en obras de verdad, será tan sólo palabra vana.

8-218-34 Sed fuertes, porque en el tiempo de la lucha seréis perseguidos y hostilizados. Os será negado el trabajo y el pan. Pero entonces manifestaré mi misericordia y mi poder en vosotros, pues hambre no sentiréis, vuestro rostro jamás se verá demudado ni llegaréis a ser menesterosos. Entonces vuestro espíritu hará remembranza del camino a la tierra prometida a través del desierto en el Primer Tiempo; y recordará que ante su sed se abrió la roca, para ofrecerle la frescura de sus aguas; cuando el Sol calcinante del desierto os quemaba, las nubes, como manto os cubrieron; y cuando el hambre y la escasez amenazaban, descendió el maná como un mensaje de mi amor.

8-235-63 Este pueblo Espiritualista vive ignorado. El mundo no conoce vuestra existencia, los grandes no reparan en vosotros, pero se acerca la lucha entre Espiritualistas y Cristianos, entre Espiritualistas y Judíos. Esa lucha es necesaria para el establecimiento de mi Doctrina en toda la humanidad. Entonces se unirán en una sola esencia el antiguo Testamento con el Segundo y Tercero.

9-265-4 al 5 Muchos quisieran libertar a su espíritu de esa vida materialista, viciada y egoísta que reina en el mundo y no pueden liberarse porque les es tan complicada, amarga y difícil la lucha para vivir, que aun el mismo espíritu está atado a las preocupaciones y problemas de la vida humana. Si vuestra existencia en la Tierra fuese más sencilla, también la lucha sería menor y tendrías libertad y tiempo para que vuestro espíritu se ocupase en cumplir con las misiones que a él corresponden.

10-308-64 al 65 Mucho tendréis que luchar entre vosotros y mucho habré de probaros para que alcancéis aquella preparación que se requiere para el desempeño de vuestra misión. Las pruebas tendrán por finalidad vuestra unificación, porque mientras no exista la unión espiritual en el seno de este pueblo, la semilla que coseché tendrá que ser vana.

12-351-12 En el transcurso de los años se ha manifestado la tentación en vuestro camino, ella ha luchado afanosamente por alejaros del camino verdadero, confundiros y desorientaros, dejando en vuestro corazón la incertidumbre.

1-8-7 No penséis que sólo en el orden espiritual vais a luchar, no, pueblo; la batalla que se avecina será en todos los órdenes, a fin de que lo que haya salido de su cauce, a él retorne; lo que se haya estancado, surja de nuevo a la evolución; y lo que se haya manchado, logre obtener su purificación.

Lucrar:

7-183-13 No lucréis jamás con mi Doctrina.

7-188-43 Mi Obra es otra; hasta que os consideré capacitados y conscientes para alcanzar estas enseñanzas, vine a traeros esta gran lección, una de las mayores que a este mundo he dado, para que por medio del espíritu aprendáis a mirar, a interrogar, a comprender y a descubrir. Mas al abriros este horizonte, os he enseñado una Ley que os prohíbe engrandeceros por medio de estos dones y hacer lucro o mal uso de ellos. En este tiempo y cuando habéis penetrado en mi Doctrina, algunos han sentido temor, otros desconfianza, algunos hasta confusión, y no ha faltado quien sienta horror por la palabra espíritu, sin recordar que dentro de sí lleva uno que le ha dado su Creador, quien también es Espíritu. ¿Quién os inculcó ese temor? ¿Quién os hizo sentir aversión por el espíritu? ¿No habéis meditado en que ese cuerpo o materia que tanto os apegáis, sólo es polvo que a la tierra tornará y sólo quedaréis en espíritu para una eternidad? ¿Qué haréis cuando os encontréis en ese estado? ¿Huiréis de vosotros mismos?

12-364-40 Preparaos y no os dejéis sorprender por los malos guías, no dejéis que ellos os presenten su ley, porque contemplo que ocultan mi enseñanza y sólo dan a conocer la suya, y se han levantado lucrando con mi Obra y la muestran llena de misterios y materialismos. Es mi voluntad que deis a conocer mi Obra con limpidez, con espiritualidad, porque esta Obra ha brotado de mi Espíritu y contiene la esencia de mi palabra para la regeneración de la humanidad.

Luto:

2-30-22 María me sentía en su Espíritu. María no llevaba luto por Mí, no lloraba la muerte de Jesús, su dolor era por toda la humanidad, a la que recibió al pie de la cruz de Su hijo, como un divino presente del Eterno, y por la cual ofreciera la pureza de su cuerpo y de su sangre, para que el Verbo se hiciera hombre.

Luz:

1-3-55 Mi Luz divina brilla en todo el Universo.

1-16-16 Todo lo espiritual en el Universo es fuente de luz, visible o invisible para vosotros; y esa luz es fuerza, es potencia, es inspiración. De las ideas, palabras y obras, también brota luz, según la pureza y la elevación que ellas tengan. Mientras más elevada es la idea o la obra, será más delicada y sutil su vibración y la inspiración que despida, aunque también es más difícil que puedan percibirla los esclavos del materialismo. Sin embargo, el efecto que ejercen espiritualmente los pensamientos y las obras elevadas, es grande.

1-24-5 La luz es nobleza, es amor y es entendimiento entre los espíritus, ya sabéis entonces cómo debéis de comportaros en la vida si queréis ser verdaderamente los hijos de la luz.

4-85-5 Pueblo: Vuestra misión es la de abrir una brecha hacia la luz, conduciendo hacia ella a las multitudes que se acercan y a las generaciones venideras.

7-191-20 La Luz divina, la sabiduría que desde mi Espíritu desciende hasta vosotros, limitándose de acuerdo con vuestra capacidad, os produce una iluminación interior que disipa toda tiniebla. Analizad y veréis que antes de reconocer esta verdad que hoy poseéis, por el tiempo que lleváis de escuchar mi palabra, todo era incierto a vuestro alrededor y no podíais imaginar que llegaríais a tener la explicación de tantos misterios que vuestro entendimiento no llegaba a comprender.

8-227-29 Por eso os digo, que seréis la luz del mundo siendo apóstoles del Espiritualismo; pero aprovechad mi estancia entre vosotros porque 1950 se acerca. Yo cesaré de hablaros en esta forma y aún no os veo preparados.

10-308-4 al 5 En aquel tiempo os dije: “Yo soy la Luz del mundo”, porque hablaba en cuanto hombre y porque no conocían los hombres más allá de su pequeño mundo. Ahora en Espíritu os digo: “Yo soy la Luz Universal, la que alumbra la vida de todos los mundos, cielos y moradas, la que ilumina y da vida a todos los seres y criaturas”. Sois hijos del Padre de la Luz, mas si por debilidad vuestra habéis caído en las tinieblas de una vida llena de sinsabores, de errores y lágrimas, estas penas pasarán porque os levantaréis a mi voz, cuando os llame y os diga: “Aquí estoy, iluminando vuestro mundo e invitándoos a escalar el monte en cuya cima encontraréis toda la paz, la dicha y la riqueza que en vano habéis querido atesorar en la Tierra”.

12-350-44 Así como Yo soy la Luz del mundo, así tenéis que ser vosotros entre la humanidad. Los hombres sufren y sollozan porque sordos han sido a mi inspiración. Mas vosotros sois los que debéis conduciros; seréis el oasis del caminante y con mansedumbre le entregaréis mi paz.

12-357-43 La luz vino simbólicamente de Oriente a Occidente y ahora, este Mensaje que os he traído irá del Occidente al Oriente y se fundirán los dos en uno solo, así como el conocimiento de la verdad, las civilizaciones y las razas. Y cuando os hayáis unificado reconoceréis que la luz no ha venido de los hombres a los hombres, sino del Espíritu Divino a sus hijos. Mt.24:27

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s