Consejo 07

1. Yo soy Elías y vengo a llamaros para conduciros por el sendero de la luz.

2. El Padre me ha concedido potestad sobre vuestro espíritu y en el Más Allá me siguen infinidad de legiones espirituales, como un inmenso rebaño invisible para los hombres, pero cuya existencia os estoy revelando, mas no es eso todo. Sabed que esas enormes multitudes de seres, viven consagradas al bien, a la caridad, al amor, ése es el culto y tributo que ofrecen momento a momento a su Señor.

3. Estas legiones blancas, son soldados de paz, emisarios de pensamientos e inspiraciones de alta espiritualidad; son guardianes de la humanidad, son sus protectores y enfermeros.

4. Pasará de entre vosotros la comunicación por el entendimiento humano de esos seres, mas ellos seguirán vibrando en vuestra Conciencia; entonces, llegaréis a la comprensión de que en su breve manifestación por el entendimiento humano, os dieron el testimonio irrefutable de su existencia, de su presencia entre vosotros y de la misión tan elevada que se les ha confiado en el Universo.

5. Así, mañana, cuando os encontréis con aquellos que también gozaron de estas comunicaciones con el Mundo Espiritual de Luz, no podréis ser sorprendidos y no os encontraréis ignorantes de ello.

6. El Señor os confió esa gracia para que palpaseis la realidad, y entendieseis muchas cosas por ese medio; el mundo os reconocerá experiencia y preparación, y verá que supisteis obedecer y aceptar la voluntad divina, cuando sea levantada esta forma de comunicación al finalizar el año de 1950.

7. Así os habla Elías, así debo hablaros, porque debéis saber también, que soy yo quien posee, por voluntad divina, la llave del aprisco, y siendo Cristo quien abriera las puertas del Mundo Espiritual, es a mí a quien se le dio la llave para abrir la comunicación por el entendimiento humano en este tiempo, para que los espíritus del mundo elevado tuviesen acceso a vuestra mente y se manifestaran en palabras; también soy yo quien llegado el momento que ya conocéis en que esta forma de comunicación deba cesar, cerraré con la divina llave esas puertas, las cuales no podrán abrir de nuevo la mano del hombre.

8. Después de 1950, aunque ya no me escuchéis por labios de los portavoces humanos, yo permaneceré a la misma diestra de vosotros, no me ausentaré, y todo aquél que conservare espiritualidad me sentirá más próximo a él.

9. Soy Elías, vuestro Pastor, quien ha de llevaros uno a uno al nuevo Jordán, a lavaros en las aguas del río de la vida, porque debo presentaros limpios ante los ojos del Altísimo.

10. La luz que hay en mi espíritu, la ha puesto mi Señor, luz que es un rayo vivo y potente, que penetrará hasta lo más profundo del corazón, de la mente y de la consciencia humanos; esta luz hará que despierten las fibras adormecidas, los dones latentes, las facultades y sentidos aletargados.

11. Y a todo aquél que despierte le diré: “Levántate”, y fiel y obediente a la voz de su Pastor, cual mansa oveja, no se alejará más del camino, y no volverá a traicionar los planes divinos.

12. Buscad más allá de vosotros y de vuestras obras, la esencia y la verdad de esta Revelación, y os asombraréis de su grandeza, comprenderéis vuestra escasez espiritual y el por qué de vuestra pequeñez.

13. ¿Cómo queréis abarcar lo espiritual, lo divino, con lo limitado y carnal de vuestros ojos? Queréis probar la verdad de ésta Obra por medio de vuestros sentidos materiales, y la habéis creído imperfecta y hasta impura, juzgándola muchas veces a través de las obras de vuestros hermanos.

14. Perdonad y ayudad a los servidores por los cuales nos manifestamos las potencias espirituales, para que sobreponiéndose a sus imperfecciones tanto ellos como vosotros, podáis gozar de la esencia, presencia y potencia de lo divino; haced esto con la fuerza de vuestra oración.

15. ¿Cuándo lograré reunir en un solo aprisco al rebaño del Señor? Eso sólo el Padre lo sabe, mas así será; mientras tanto, yo seguiré aparejando sendas y destinos para que todos lleguéis.

16. Así, mientras unos espíritus descienden a la Tierra, otros se desprenden de la misma para habitar en el Valle espiritual: Es este continuo ir y venir el del camino de la evolución, la escala de perfeccionamiento que soñara Jacob.

17. Cuando dejéis de escucharme por labios humanos, no vayáis a olvidarme que yo jamás os he de olvidar.

18. Pensad que así como he sido enviado a la humanidad en éste y otros tiempos para anunciar el advenimiento del Señor, mañana, cuando hayáis alcanzado la espiritualidad necesaria para comunicaros directamente con vuestro Señor, seré yo también quien os haga oír mi voz profética anunciándoos que está cerca al hora en que habréis de escuchar en vuestro espíritu el eco de la Palabra divina.

19. Recordad a aquel Bautista, quien dejaba el desierto y descendía al Jordán, para anunciar la llegada del Mesías y de Su reino de amor, era el precursor quien preparaba a las multitudes para entregárselas a su Señor; ese precursor y este Elías en espíritu, son uno solo.

20. En este tiempo, sin necesidad de encarnarse mi espíritu, y comunicándome a través del entendimiento de Roque Rojas, el justo del Tercer Tiempo, hablé a los corazones, anunciándoles la llegada próxima del Maestro, y aparejando los caminos del Señor, para que encontrara abiertas las puertas de esos corazones que, purificados por mí, ya no en las aguas del Jordán, sino en las del río de la vida, se acercasen al Señor por el arrepentimiento y la regeneración.

21. Así, cuando el Padre llegó, buscando entendimientos por los cuales dar Su saludo y Su palabra al mundo, le hice presente a un grupo de parvulillos, de entre los cuales habrían de surgir los primeros discípulos del Tercer Tiempo.

22. Yo estoy en todos los tiempo con el espíritu de la humanidad.

23. Lo mismo estuve en vuestro camino antes que fueseis en la Tierra, que encarnado en los primeros tiempos, o en espíritu, como ahora he venido.

24. Y no desapareceré de vuestro camino en los tiempos por venir; siempre estaré dándoos testimonio y pruebas de mi presencia, porque soy pastor, soy rayo de Dios, soy destello de la Divinidad, aquél que se esparce sobre el sendero de todo caminante, para que no pierda nunca la ruta que conduce al Señor.

25. Este es el tiempo en que se levantarán las grandes ideas, es el tiempo en que las teorías de los hombres se levantarán cual espada de dos filos, es el tiempo en que grandes espíritus se levantarán contra grandes espíritus y, ¿de quién será el triunfo?, ¿quién será aquél que prevalezca sobre los demás?

26. La mirada perspicaz del Padre ha escudriñado todas las doctrinas, religiones y teorías de este tiempo, y en el fondo de ellas ha contemplado falsedades, la simiente impura, la vanidad, las ansias de grandeza y las ciegas ambiciones y codicias del hombre.

27. ¡Cuántas veces ha sido tomado sin respeto el nombre del Señor para cautivar a las multitudes y dominar las consciencias!!

28. Y ved, cómo el Padre se ha presentado humildemente a través del entendimiento no de sabios ni letrados, ni de filósofos o científicos, sino de hombres rudos y pecadores, mas preparados de antemano por Su mano divina por medio de restituciones, de pruebas y de evolución espiritual.

29. Y ha sido así, por medio de seres humanos humildes, por estos entendimientos ignorantes e ignorados por el resto de la humanidad, que el Señor ha entregado en los recintos Espiritualistas Trinitarios Marianos su divina Palabra.

30. Con cuánta paciencia y perfección, con cuánto amor y esencia ha venido el Divino Maestro en este Tercer Tiempo preparando a Sus hijos, liberando a Su pueblo de la esclavitud.

31. Ha entresacado Él a Su pueblo disperso entre la humanidad, haciendo el llamado lo mismo a hombres y a mujeres, a ancianos y a niños, de comarcas cercanas y lejanas, de hogares opulentos y humildes chozas, despertando a los espíritus y diciéndoles: “Sois Israel, sois la simiente dotada de Jacob, que debe reconocer que ha venido en este Tercer Tiempo a levantarse a la lucha, a levantarse en pos de mi Divinidad, llevando en su hombro la cruz de la redención del tiempo del Espíritu Santo”.

32. Y he venido yo Elías, como siempre lo he sido, como buen pastor, como el buen amigo y el dulce consejero que prepara siempre vuestros corazones; he venido como el dulce ladronzuelo que penetra de puntillas en vuestra alcoba, hasta el más íntimo rinconcillo para secar vuestras lágrimas, para poneros alerta y hacer desaparecer de vuestro camino los escollos para que podáis salir avante en vuestra empresa.

33. He venido para llenar de bendiciones vuestra senda y para libraros, ahora como siempre, del mal y de las acechanzas del camino.

34. He venido, en fin, mis ovejas, a traeros un mensaje de luz de la Divinidad, para que así preparados escuchéis al Mundo Espiritual de Luz, para que, en cumplimiento de las órdenes del Divino Maestro, aquél os entregara el claro y extenso análisis de la palabra del Señor.

35. El Reino de Dios está con las puertas abiertas para recibir a todo buen labrador y a todo aquel que conoce la Doctrina del Señor y que la lleve a la práctica.

36. He aquí a vuestro Pastor, al que hacéis caminar de día y de noche para buscaros por zarzales y breñales, por los diferentes caminos, por montes altos y bajos, y apartaros así de los lobos hambrientos que pueden hacer presa de vosotros.

37. Yo no llevo calza ni doble alforja, así voy alimentando a los espíritus que pueblan espacios, y para levantar a muchos que conociendo la luz se encuentran viviendo en los antros de la Tierra, aún cuando sus espíritus deberían remontarse por los espacios.

38. Ovejas amadas que os encontráis siempre temiendo el instante de la muerte: Llevad siempre el sano y buen consejo que os da vuestro Pastor, porque no todo termina cuando llega el fin de vuestra existencia en esta Tierra.

39. Tenéis gran responsabilidad con las multitudes, ovejas mías; tenéis que sembrar la semilla en los corazones humanos cual brillante que esplenda en la oscuridad y, ¿cómo lo podrías hacer si sólo dais gusto a vuestro paladar y a vuestros deseos, si sólo os ocupáis en las cosas contrarias a la Palabra divina, cosas que os engañan?

40. No uséis los cinco sentidos que el Señor puso en vuestra materia sólo para ocuparlos en cosas que no le pertenecen a Él.

41. El Pastor contempla que muchos de vosotros os burláis de los ancianos, que no tenéis caridad para las viudas y los huérfanos, que cuando en vuestra familia es el dolor o el sufrimiento en vuestro cuerpo, es cuando abrís los labios para reclamarle al Creador, sin comprender que Él es todo amor y caridad.

42. Cuando elevéis vuestro pensamiento en esos cinco minutos que os pide el Señor para Él, no pidáis solamente para vosotros mismos, olvidándoos de aquellos que se encuentran en la desesperación.

43. Mirad con los ojos de la caridad a aquellos que se encuentran en agonía en los caminos errados de la humanidad, pedid por aquellos que muriendo están en calles y plazuelas.

44. No temáis cuando llegue el momento en que separe vuestro espíritu de vuestra envoltura; en cada alba me presento ante vosotros para prepararos, ya sea por medio de vuestro sueño o en cualquier momento de reposo de vuestra materia, y os fortalezco en espíritu.

45. El Maestro os ha dicho que no os ha enviado a sembrar entre pedruscos, y al dar los primeros pasos en la senda de la espiritualidad, os parece muy pesada la cruz que el Señor ha puesto sobre vuestros hombros; mas yo soy vuestro cirineo, para ayudaros y enseñaros a apartaros del camino oscuro.

46. Es tiempo de que busquéis a las ovejas extraviadas, para que ayudéis a vuestro Pastor a traer a las multitudes que van por los caminos anchurosos hacia el camino de luz.

47. El Señor os ha dicho: “Dejad que los niños vengan a Mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos”, y os digo, esos niños que se acercaban al Maestro desde los primeros tiempos sois vosotros y, ¡cuánta bondad derrama el Señor en vosotros!

48. Mi paz de Pastor dejo entre vosotros.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s