Explicación 03

1. Cuando en el futuro os interroguen acerca de cómo se llevaba a cabo la manifestación tanto del Padre como del Mundo Espiritual a través del entendimiento humano y pretendan confundirlas con prácticas espíritas, les responderéis, que aunque limitada y materializada, la comunicación por el entendimiento humano no dejó por ello de ser espiritual y elevada.

2. Nuestros espíritus, los de vuestros protectores, no se posesionan de la carne como sucede en el espiritismo; nuestro espíritu trasmite, envía su luz espiritual que es inteligencia, que es idea, que es razón superior a vuestra inteligencia; nuestros sentimientos espirituales buscan los sentimientos que anidan en vuestra Conciencia, y es ahí, donde descargamos nuestra luz, nuestra fuerza, nuestra influencia espiritual.

3. Por tanto, para que podáis asimilaros perfectamente con el Mundo Espiritual de Luz, tenéis que elevaros de gran manera y esa elevación es el éxtasis, que siendo más interior que exterior, es totalmente diferente al trance, porque el trance espírita es más posesión que comunicación.

4. ¿Qué es la posesión espírita? Es el estado de trance en que un espíritu en tiniebla se impone sobre el espíritu del poseído, y la posesión es absoluta, le transforma, le domina, le hace actuar como es su voluntad.

5. En cambio, nosotros no venimos a dominar vuestra carne, ni a imponernos con nuestra fuerza espiritual sobre vuestra materia, ¿para qué?

6. Si de antemano os habéis preparado para entregaros de lleno al cumplimiento, despojando a vuestra materia de bajas pasiones, de todas las ligas terrestres ¿qué necesidad tenemos de materializarnos, de dominar vuestra carne si esa tarea vosotros la sabéis desempeñar?

7. Vosotros y nosotros nos comunicamos por medio de vuestra inteligencia y de vuestra Conciencia que es común en todos, y sirviéndonos de ese estado de elevación y de pureza que alcanzáis en los momentos de vuestro éxtasis.

8. Así elevados y extasiados, las ideas e inspiraciones del Mundo Espiritual de Luz las traducís en palabra humana que brota de vuestros labios.

9. Este es el verdadero éxtasis y la verdadera comunicación del Mundo Espiritual de Luz a través de la facultad espiritualista, espiritualista os digo, no espírita.

10. ¿Por qué permitió el Padre la aparición del Espiritismo científico? Porque aún siendo atrasado, vino a sacudir el escepticismo, la duda y la incredulidad de un mundo ajeno a toda manifestación de un Más Allá que muchos consideraban una patraña o una teoría.

11. Pero la Obra Espiritualista Trinitaria Mariana es diferente.

12. Dentro de esta Obra, estáis regidos a una voluntad superior, a la Voluntad Divina; dentro de esta Obra, no sólo el Mundo Espiritual de Luz se ha manifestado, sino la propia Divinidad, limitándose en un rayo de luz.

13. Hemos venido a manifestarnos entre vosotros únicamente aquellos espíritus que el Padre ha designado, y hemos llegado como protectores o enviados solamente cuando el Señor lo ha permitido; como veis, todo se da en la obediencia y el acatamiento a la Voluntad divina.

14. El Señor no ha permitido ni tolerado que espíritus en tinieblas se acerquen a vosotros impostándose como maestros o conductores. En esta Obra, en esta Doctrina, tenéis la garantía de que es el Padre quien os enseña, quien os inspira, quien os ha autorizado y revelado estas cosas, y es el mismo Espíritu Divino quien os está preparando.

15. La única posesión que deberá haber entre vosotros es la de vuestro celo y la de vuestra dedicación espiritual, por el anhelo de elevaros, de extasiaros en un mundo superior, vibrante de ideas y pensamientos de luz, así difícilmente alguien podrá confundir a una facultad espiritualista con un médium espírita.

16. Haced vuestra elevación con mayor preparación y pureza, para que la inspiración que recibáis sea divina y espiritual, para que todo lo que viene del Más Allá, aunque parezca brotar de vosotros mismos, se derrame en palabras.

17. Que las ideas no se corten, que mientras más inspiración reciba vuestro espíritu, mayor vaya siendo vuestra elevación, y así, llegaréis al verdadero éxtasis, a la verdadera inspiración; en ese momento la carne dejará de tener importancia para vosotros, dejaréis de sentir vuestra materialidad, y solamente percibiréis la inspiración: Ese es el momento culminante de la verdadera inspiración espiritual.

18. Este estado de éxtasis es distinto a cuanto se ha conocido en la Tierra, mas tiene punto de contacto con el éxtasis que aquéllos han alcanzado un alto grado de espiritualidad a través del tiempo, aunque no haya sido semejante del todo.

19. No debéis usar el nombre de “médium” que los espíritas dan a aquellos por quienes se ha manifestado el Mundo Espiritual de no mucha luz, sino que debéis usar el término “facultad” que describe mejor lo que vosotros usáis para vuestros trabajos espirituales.

20. Tampoco es exacto el término de “trance” para describir el estado de éxtasis interior de la facultad espiritualista, y esto debe desaparecer para no provocar la confusión a nadie, pues es más exacto el término de “éxtasis” entre vosotros.

21. Nosotros destruiremos todos los titubeos, todas las dudas para que vuestros pasos sean firmes, dados dentro de la mayor espiritualidad a vuestro alcance, para que no os dejéis atormentar por ellos.

22. En los tiempos pasados, el Señor nos concedió el hacernos sentir en la materia de nuestros protegidos tal y como ellos lo pedían, porque eran los principios, los balbuceos de una manifestación que siendo tan espiritual a tantos les parecía extraña.

23. Y por ello al que quería sentir en su espíritu o en su materia alguna sensación que le hiciera saber que nos estábamos comunicando a través suyo, la sentían.

24. La misma materia por la que me comunico así lo pidió, así lo necesitó en los tiempos pasados y tuve que complacerla; mas a medida que ha ido comprendiendo qué es lo que el Padre pide a la facultad espiritualista, y qué es lo que el Mundo Espiritual necesita de sus protegidos, esta misma materia me ha ido permitiendo manifestarme con mayor elevación.

25. Mirad cómo aquellas complacencias no tienen más razón de ser, mirad cómo vuestro éxtasis es más sublime, más sutil, más espiritual.

26. Vuestras sensaciones no son ya las de la carne, ahora son del corazón, de la mente y del espíritu, las sentís en la parte más elevada de vuestro propio ser.

27. El Espiritismo ha sido permitido por el Padre, y no me refiero con esto a las manifestaciones de espíritus atrasados, sino al alto Espiritismo científico que ha tendido hacia la espiritualidad de una manera noble, y bien podemos considerarlo como un movimiento precursor del verdadero Espiritualismo, porque en el seno de aquellos centros y a través de tantos médiums donde han existido seriedad y respeto, el Mundo Espiritual vino a destruir el escepticismo, la duda y la incredulidad de muchos hombres, dando testimonio de su supervivencia y a explicar muchas cosas del Más Allá.

28. Pero esta Obra, hermanos míos, es algo muy diferente.

29. Porque en esta Obra habéis estado regidos a una voluntad superior, y en esta Obra, no sólo se ha manifestado el Mundo Espiritual de Luz, sino se ha manifestado la misma Divinidad, limitada en un rayo de luz; esto no ha acontecido con el Espiritismo, ni mucho menos en el seno de ninguna secta, filosofía o religión.

30. Esperamos que estas explicaciones no sean solamente para unos cuantos, sino que las compartáis con todas las congregaciones de labriegos, para que todos estéis en una sola línea de progreso, adelanto y espiritualidad.

31. La paz del Señor sea con mis hermanos.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s