Explicación 02

1. Cuando la prueba se presenta en la vida del Espiritualista, debe comportarse como un discípulo del Maestro, no dejándose sorprender por ella.

2. Israel no es un pueblo de espíritus tímidos ante las pruebas de los hombres, ni cobarde ante el dolor; mientras el mundo exclama y blasfema, Israel debe permanecer sereno y preparar en el fondo de su corazón el Santuario, que es la morada del Señor.

3. Es en medio de la prueba, cuando Israel se muestra como el fuerte de Dios, como barquilla de salvación en la tempestad, como luz que rompe el caos.

4. Todas las pruebas humanas que llegan a vuestra vida, que sacuden vuestro espíritu y golpean con fuerza vuestro corazón, no son más que el cincel amigo que os forja, el crisol amoroso donde vuestro espíritu se purifica; porque el Maestro no ha de enviaros al mundo con la Palabra divina en vuestros labios y con Su inspiración en vuestra mente, mientras sigáis siendo frágiles o estéis materializados, paralizados espiritual y moralmente por el dolor; en verdad, Él os ha dicho: “No os enviaré a sembrar en roca, y menos si ésta es vuestro propio corazón”.

5. El Padre no quiere entre Su pueblo científicos de Su obra, filósofos de Su doctrina, teólogos de Sus enseñanzas; sólo quiere discípulos que estudien con amor Su doctrina pues ella es de amor, hombres y mujeres que encuentren en Sus divinas palabras toda la esencia por medio del espíritu, y que sea el espíritu quien ilumine a la mente y que no suceda lo contrario, pues así, ¿cómo se puede sensibilizar el corazón?

6. Que vuestro espíritu sea el que penetre paso a paso en los arcanos que le sean lícitos por Su voluntad divina para entrar, y ya ahí, el espíritu que tiene mirada más profunda que la inteligencia humana, que posee sensibilidad más fina que el corazón humano, que tiene una razón superior a la de la mente humana, pueda descubrir en el Más Allá las grandezas de la vida espiritual, los secretos y misterios que encierra esa vida, sus caminos, la sabiduría y la luz que ahí se encierra, para que vuestro espíritu, tomando la palabra del Maestro como una escala, se conduzca por ella y así penetre en el Corazón mismo del Padre, no con el ansia de saber por saber, sino de saber para sentir, para amar, para derramar y enseñar a los demás.

7. No busquéis pues, mis hermanos, al Padre por el camino de la ciencia, buscadlo a Él que es Espíritu, por el sendero espiritual y ahí le encontrará vuestro espíritu.

8. Así como en materia enseñáis a leer a los pequeños, primero mostrándoles las letras, después las sílabas, después las palabras hasta llegar a comprender ideas, y de ahí capacitarles para leer los grandes libros y apreciar a través de los textos la belleza de vuestros poetas y las máximas de vuestros hombres de ciencia; en el espíritu debéis entrar poco a poco a terrenos cada vez más profundos, cada vez más elevados, reconociendo el sentido figurado, las parábolas y simbolismos mediante los cuales aprenderéis mejor las letras espirituales, para pasar después a comprender las profundas lecciones y las maravillosas bellezas que contiene la sabiduría del Padre Celestial.

9. El verdadero propósito de la comunicación por el entendimiento humano, es el de prepararos para la verdadera comunicación, que es la de espíritu a Espíritu.

10. La comunicación de espíritu a Espíritu ha existido siempre: Cuando sólo existía la Creación espiritual, cuando todavía no creaba el Padre el Universo material y no encarnaba ningún ser, la comunicación de espíritu a Espíritu era la manera que todos los seres utilizaban para comunicarse entre sí, así como para hacerlo con su Creador.

11. Encuéntrese el espíritu en dónde se encuentre, sin importar el plano o el nivel espiritual en que esté, desde allí puede comunicarse de espíritu a Espíritu con su Señor.

12. Empero, morando la humanidad a través del tiempo en la faz de la Tierra, ya encarnado el espíritu, se ha ido materializando por las necesidades del mismo mundo, por las pasiones de la carne, por los placeres, por las cosas gratas que brinda esta Tierra; y al ir tomando el espíritu el camino de la ciencia y de las tentaciones, se ha ido alejando y ausentando cada vez más de la Fuente de la Vida, de esa Fuente de salud espiritual que es la Divinidad.

13. Por todo esto, el Padre ha debido materializar Su comunicación con los hombres a través del tiempo, haciendo encarnar a espíritus luminosos, enviados y emisarios de su Divinidad, a los cuales ha protegido para evitarles la contaminación con el pecado que es el ambiente reinante de esta humanidad, dotándoles de fortaleza tanto en su espíritu como en su materia, para entregar Su mensaje a los hombres, que siempre ha sido una exhortación a la oración, una invitación a la regeneración y a la espiritualidad.

14. Y esos enviados han cumplido entregando Su mensaje, y son aquéllos que conocéis como profetas del Altísimo.

15. A veces la humanidad ha respondido a esos mensajes, y preparada y despierta por la voz de los enviados, creyéndoles, se ha elevado y penetrado en oración sintiendo la presencia del Padre, ya sea por las pruebas de amor, toques de justicia, por intuición o por los prodigios que contempla en su vida.

16. Cuando esto sucede, el Padre asciende a Su solio, y allí espera la comunicación de los espíritus preparados, y de esta forma ha ido haciendo avanzar al espíritu humano, de Tiempo en Tiempo, de Era en Era, de Revelación en Revelación, acercando más y más los espíritus a Él.

17. Mas la mayor parte de los espíritus que habitan este plano son frágiles, pues se dejan dominar por el mundo y por la carne; y en vez de elevarse por sobre todas las cosas materiales y de fortalecerse a sí mismos para encontrar a su Señor en la oración y en las grandes pruebas de la vida, los espíritus materializados crean sus propias religiones, intentando materializar a su Dios para sentirle más cerca. De esta forma materializan su culto y convierten a su Dios en un ídolo, en un objeto al cual veneran y ungen, le hacen sagrado y acaban postrándose ante él.

18. Pero aún así, el espíritu sigue desarrollándose; de tiempo en tiempo se sigue desenvolviendo, y aunque aparentemente sea más idólatra y más material, aunque parezca más perdido, de edad en edad sigue avanzando, capacitándose cada vez más para vencer las flaquezas de la carne, para derrotar el ambiente maligno que le rodea, y vencer las pasiones y obstáculos que encuentre a su paso.

19. Por eso, es en este Tercer Tiempo que el espíritu del hombre, después de tantas caídas y de tantas luchas, se encuentra capacitado para emprender su vuelo, extender sus alas espirituales y comunicarse de espíritu a Espíritu con su Señor.

20. Vosotros, Israel, tendréis que llevar al mundo la buena nueva del Espiritualismo, llevándole esta Doctrina sublime libre de fanatismo, de cultos materiales, de ídolos y ritos, libre de toda falsedad.

21. Tendréis que sorprender al mundo con el Espiritualismo, con la verdad de esta Doctrina, con la comunicación de espíritu a Espíritu, y si no comenzáis en vosotros mismos la práctica a fondo de la espiritualidad y de la comunicación espiritual, ¿qué vais a enseñar?

22. No penséis que en la comunicación de espíritu a Espíritu vais a escuchar la voz materializada del Padre, no; no deberán escuchar vuestros oídos materiales lo espiritual, sino que oiréis con vuestro oído espiritual la voz verdadera del Padre, y la oiréis manifestada en ideas, inspiraciones, presentimientos, intuiciones y sueños.

23. Sabréis que verdaderamente estaréis comunicándoos con el Espíritu Santo, cuando doctrinando a las multitudes, desarrollado de manera notable vuestro don de palabra, lleguen los incrédulos a intentar sorprenderos y a someteros a pruebas, y vuestros labios desborden sabiduría de tal manera perfecta, que os asombre incluso a vosotros mismos, pues hablaréis de cosas elevadas que ignora vuestro espíritu y con mayor razón vuestra mente humana; así daréis testimonio de que la comunicación de espíritu a Espíritu es en vosotros una realidad.

24. En vuestra oración, sentiréis cómo vuestro espíritu sin hacerse ajeno a la materia se desprende de ella, y sentiréis cómo vuestro pensamiento se eleva y llega al Espíritu del Padre; y lleno el espíritu de respeto, amor y humildad, sin necesidad de palabras o frases formadas por vuestro pensamiento humano, sentirá el abrazo y la fuerza del Padre, la luz de su Espíritu Santo vibrando en vuestra mente espiritual.

25. Es en esa elevación cuando vuestro espíritu contemplará con claridad todo aquello que desea interrogar, sentirá el espíritu que sus males, sus penalidades y sus sufrimientos son sanados al instante con el bálsamo del Doctor de los doctores, y el porvenir que se mostraba incierto para él, se iluminará con la luz del Divino Maestro; y sabrá pedir para los demás, para después poder iluminarles el camino.

26. La comunicación de espíritu a Espíritu es un don infinito.

27. La comunicación de espíritu a Espíritu es el mejor de los lenguajes, el mejor de los idiomas, es el lenguaje que llega a Dios pues es el idioma del amor y la humildad. Es la voz que no se detiene en las bóvedas de vuestro mundo, es la voz que traspasando el tiempo y la distancia llega y resuena en la Gloria, y halla eco en el Corazón de vuestro Padre; es entonces cuando sentís un gozo inefable en vuestro espíritu, y cuando este desciende a la carne, encuentra los ojos anegados por el llanto, el corazón en paz y todas las fibras de vuestro cuerpo fortalecidas, porque desde el Más Allá vuestro espíritu se comunicó también con la esencia de vuestra materia.

28. ¿Pensáis por un momento, que todos estos bienes pueden encontrarse en lo material y en lo bajo? Vuestro espíritu encuentra las cosas superiores solamente en el infinito Valle espiritual. Es por esto que el Padre os ha buscado a través de Tiempos y Edades, ha sido el Peregrino que ha salido a buscar en todos los caminos a los perdidos, bendiciéndoles en todo momento, dándoles complacencias y beneficios, como prueba de que su Espíritu Universal vive por siempre y para siempre, por todos y para todos.

29. Después de 1950, vuestro espíritu deberá elevarse por medio de la espiritualidad, de la limpidez, de la pureza y de los buenos actos, entregarse a la buena práctica de la Doctrina y a la Ley con celo y dedicación, y a medida que vayáis avanzando en todo ello, la comunicación de espíritu a Espíritu será cada vez más perfecta, y mayores y más puras las revelaciones que recibiréis tanto del Padre como del Mundo Espiritual de Luz.

30. No seréis vosotros, los que habéis gozado de la comunicación por el entendimiento humano, quienes habréis de llevar a su máximo desarrollo la comunicación de espíritu a Espíritu, no; serán las nuevas generaciones, vuestros hijos, quienes han de alcanzar las supremas comunicaciones. Vosotros deberéis prepararles el camino con responsabilidad, con las enseñanzas de un Dios en lo infinito, un Santuario en el corazón, un culto altamente espiritual y con el anhelo de la comunicación de espíritu a Espíritu.

31. Vuestros hijos ya no sabrán de símbolos materiales, de ritos y ceremonias, y los hijos de vuestros hijos tendrán un culto espiritual todavía más depurado, y así de generación en generación, iréis acercándoos más y más a la perfecta comunicación de espíritu a Espíritu.

32. Largo es el camino que desde Moisés ha recorrido Israel para acercarse a la verdadera comunicación.

33. Cuando en el Primer Tiempo, Moisés congregó a su pueblo, -que es este mismo que ahora se halla mayormente reunido en esta nación-, a las faldas del monte Sinaí, él se encamino a la cima, pues sabía que allá en la soledad de la cúspide de aquel monte, podía más fácilmente penetrar en comunicación directa con su Señor. Moisés, como ejemplo de humildad y de amor, en señal de respeto, en esa comunicación no osó levantar nunca su faz para pretender verle figura alguna al Señor.

34. El guía de Israel cerraba sus ojos, tapaba sus oídos para que no llegara a él lo del mundo con sus impurezas, y de esta manera era la voz del Padre la única que escuchaba Moisés, era la luz del Padre la única que veían sus ojos cerrados.

35. Era tan imponente esa manifestación de la fuerza divina, que aún un hombre con la fortaleza espiritual de Moisés, tenía que postrarse en tierra, y era tan sólo la obediencia de ese humilde espíritu el que lograba retenerle ante tan grandiosa manifestación. La voz del Padre era escuchada por el espíritu y la materia de Moisés, a tal punto se materializaba la voz de Dios que era semejante al estruendo de la tempestad, al zumbar de los vientos poderosos en la mar, pero en medio de aquel estruendo portentoso, de aquel fragor, claramente se oía la voz de Dios humanizada y materializada que así le hablaba a Moisés.

36. En este Tercer Tiempo, os toca a vosotros, como antes a Moisés, escalar la cima del monte donde el Padre os espera con los brazos abiertos, mas ese monte ya no será el Sinaí material, sino el monte espiritual, y ya ahí no escucharéis la voz materializada como antaño sucediera con Moisés, sino que escucharéis la voz espiritual de vuestro Señor.

37. No sabéis si habéis escalado poco o mucho para llegar a la cima espiritual, no sabéis a qué altura espiritual os encontráis, sólo sabéis que debéis seguir ascendiendo paso a paso por medio del cumplimiento del amor que os aconseja la Ley divina.

38. La perfecta comunicación de espíritu a Espíritu será cuando vosotros hayáis llegado hasta el Seno mismo del Padre, cuando ya vuestro espíritu haya recorrido toda la senda y tenga la comprensión de todo lo que es su Padre, cuando tenga el conocimiento pleno de sí mismo, comprenda el por qué de su destino y conozca todo lo que tenga que saber por la voluntad de su Creador.

39. La comunicación de espíritu a Espíritu comienza o da principio con la oración, continúa con la meditación, y de ahí pasa a la acción: Oración, meditación y acción que es práctica y cumplimiento, alcanzaréis la espiritualidad y seréis el fuerte Israel, como os enseñara el Maestro.

40. Después del año de 1950, el Señor continuará manifestándose, así como también lo continuará haciendo Su mundo espiritual de luz, mas ya no a través de portavoces o facultades, sino de espíritu a Espíritu, y esta comunicación no esperará para darse el año de 1951, pues vosotros ya la practicáis cuando apartáis vuestros sentidos de todo lo que pertenece al mundo y eleváis vuestro pensamiento y vuestro espíritu al Señor.

41. Pensad, ¿acaso os estáis comunicando de materia a Espíritu? No, os estáis comunicando con Dios de espíritu a Espíritu, sea en el rincón de vuestra alcoba, ya sea en vuestro camino o en la soledad de los campos.

42. Sin tener delante de vuestros ojos ninguna imagen, ningún símbolo, sin pronunciar vuestros labios ninguna palabra, se desprende vuestro pensamiento, se eleva vuestro espíritu, apartándose de la carne y del mundo, y se comunica con el Espíritu del Señor.

43. Y esto ya lo habéis hecho en otros tiempos, no con la amplitud y desarrollo con la que lograréis hacerlo después de 1950.

44. ¡Cuántos dones que todavía tenéis guardados y latentes habréis de desarrollar! Será precisamente la necesidad espiritual, después del año de 1950, la que os obligue a desarrollar muchos dones que aún se encuentran desconocidos por vosotros.

45. Nosotros, vuestros protectores y amigos, hemos sensibilizado vuestro espíritu para que no se detenga en su desarrollo después de 1950, para que se encuentre preparado para la comunicación de espíritu a Espíritu.

46. Sonando como trompeta se encuentra la voz del Señor; a todos despertará y a todos levantará, a unos con Su palabra de amor y a otros, los sordos y reacios con el dolor.

47. Preparaos, para que cuando en el momento final descienda el Padre como Juez a sentarse en Su tribunal para juzgar a las naciones y a juzgar el cumplimiento de Israel, al mundo material y al espiritual de este plano, os encuentre a vosotros, labradores de la campiña divina, unidos en un solo propósito, una sola comprensión, un solo fin: La unificación espiritual que ha venido pidiendo a Israel en todos los tiempos.

48. La paz del Padre sea con mis hermanos.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s