Enseñanza 284

1. Pueblo: Comed el pan de Vida Eterna que os entrego, aprovechad mi palabra porque estáis al final de mi comunicación, bajo esta forma. Dejad que vuestro espíritu despierte plenamente a la luz que estoy derramando en todo espíritu y en todo entendimiento.

2. Una chispa de Luz de mi Espíritu, un destello del Verbo Divino, es lo que se posa en la Conciencia del portavoz por el cual os hago escuchar mi mensaje. ¿Qué portavoz humano podría recibir toda la potencia del Verbo? Ninguno. Y en verdad os digo, que aún no sabéis lo que es el Verbo.

3. El Verbo es la Vida, es Amor, es Palabra de Dios; mas de todo ello sólo un átomo puede recibir el portavoz; pero ahí, en ese rayo de luz, en esa esencia, podréis encontrar lo infinito, lo absoluto, lo eterno. Para hablaros de Mí, lo mismo puedo hacerlo a través de grandes obras como de pequeñas y limitadas manifestaciones. Yo en todo estoy, todo habla de Mí, tan perfecto es lo grande como lo pequeño. Sólo hace falta que el hombre sepa observar, meditar y estudiar.

4. Hablo a vuestro espíritu, quien ha sido enviado a la Tierra a recibir este Mensaje, para que más tarde con sus obras de amor y caridad, dé testimonio de mi enseñanza a la humanidad. Hablo a vuestro espíritu que tiene esencia y naturaleza inmortal. Le hablo de aquella vida que a él corresponde después de que entregue a la Tierra el cuerpo que le sirvió de apoyo en este mundo, para que cuando sea la hora de su liberación, bendiga ese instante y fijando su mirada en el infinito, se eleve y llegue hasta la morada que haya conquistado con sus méritos.

5. Amad hasta cierto punto lo del mundo mientras estéis en él, para que sepáis cumplir con sus leyes; pero alimentad siempre el ideal de llegar a habitar en las altas moradas espirituales, para que cuando vuestro espíritu se desprenda de la envoltura, no se turbe ni se deje tentar por lo que en el planeta amó, porque entonces se quedará atado y cautivo en el mundo al cual ya no pertenece, ni puede en forma alguna disfrutar.

6. Yo os digo, que si un pueblo se llegase a levantar enseñando a todos el camino de la verdad, la humanidad se levantaría en pos de él, porque ella siente que ha perdido la huella, que se ha extraviado del camino, sufre, tropieza y se desespera.

7. La humanidad espera la llegada del hermano, del amigo, del consejero, que le diga por dónde conducir sus pasos para llegar a tierra de salvación.

8. La confusión espiritual en los hombres de este tiempo, es profunda y grave por el abandono en que ha tenido de las revelaciones hechas por el Padre a través de las Eras; se han consagrado a la ciencia material, olvidándose por completo de la esencia de su ser y de la vida.

9. A ese mundo materialista quiero enviaros a llevar la Buena Nueva de mi Doctrina; en verdad os digo, que si vuestro testimonio es fiel, los hombres se asombrarán al ver a un pueblo conducido por un guía invisible y por una voz que no es de este mundo. Primero, la curiosidad les hará observar vuestros pasos y vuestras obras; pero más tarde será la fe la que haga exclamar: “Verdaderamente es cierto lo que estos hombres predican”.

10. Mientras no estéis preparados para dar la voz de alerta al mundo, mi manto os ocultará a la vista de los demás porque vuestras imperfecciones darían lugar a la duda, a la mofa y a la persecución, y vuestra debilidad no resistiría el ataque de vuestros adversarios, mas preparaos, porque la hora de la lucha llegará y levantaré mi manto para que el mundo os contemple.

11. Cada labriego llevará un destello de mi Verbo en sus labios, y en sus manos el Libro de mi sabiduría que le hará recordar mis divinas enseñanzas. Ese Libro, inspirado por Mí, será celosamente formado por mis discípulos y en él encontrará el pueblo un baluarte, porque su poder será grande.

12. ¡Cuánta sabiduría se desborda de él! ¡Cuánto bálsamo y consuelo derramará en los corazones! Será deleite para los que un día hallaron mi palabra y que luego la dejaron de escuchar y será gozo en los que nunca la habían escuchado.

13. Por su lectura los muertos resucitarán y los perdidos hallarán el camino. Velad por la verdad del Libro que os ha sido confiado, para que deis testimonio de mi manifestación en este tiempo.

14. Si en estos instantes os preguntase: “¿Cuáles son los frutos que ha dado vuestro árbol? ¿Qué me presentaríais?” Si os interrogase sobre las lecciones que de Mí habéis recibido, ¿qué respuesta me daríais?

15. Calláis y en vuestro corazón me presentáis el temor de que vuestra labor sea juzgada por Mí, mas os pregunto: ¿Por qué teméis? Si habéis cumplido, nada tendréis que temer y si por el contrario, habéis faltado, es mejor que Yo sea quien os corrija.

16. No queráis ser Espiritualistas sólo por el nombre, sino de obras, porque de falsos seguidores y de falsos discípulos está lleno el mundo. Si habéis abrazado una Doctrina cuya bandera es la espiritualidad y sus armas son la luz y el amor, de esas virtudes tenéis que dar pruebas al mundo y esa será la única simiente que sembréis, si en verdad queréis que vuestra cosecha sea recibida por vuestro Padre.

17. Tomad el ejemplo de los que me siguieron en el Segundo Tiempo, no sólo el de mis apóstoles, sino también el de tantos hombres y mujeres que se convirtieron a mi palabra y dieron testimonio de mi verdad con sus obras y aún con su vida.

18. La mayor pureza y la máxima verdad eran la preocupación de aquellos corazones, por lo que procuraban que en cada una de sus obras brillara la luz con la que el Maestro había hecho esplender sus enseñanzas.

19. Así quiero que los nuevos discípulos honren el Nombre de Quién ha venido con un divino Mensaje de amor a levantarles de su letargo.

20. Si tratáis de comprender el sentido espiritual de mi Obra, y la abrazáis con el amor del verdadero discípulo, de cierto os digo, que los buenos frutos no se harán esperar y esos frutos serán de regeneración, de retorno al bien ante la luz de la Conciencia, de salud, de reconciliación y de paz. En cambio, si buscáis las apariencias para encubrir la verdad y trataseis de ocultar con mi Obra vuestras imperfecciones y flaquezas, volveríais a las tinieblas y al fango, del cual Yo ya os había rescatado.

21. Mi Doctrina es esencialmente espiritual, es luz y es fuerza que desciende y penetra en vuestro espíritu, para hacerlo vencer en su combate contra el mal. Mi palabra no es solamente para recreo del oído, es luz del espíritu.

22. ¿Queréis escucharme con el espíritu para que él sea quien se sustente y aproveche la esencia de esta enseñanza? Limpiad vuestro corazón, despejad vuestra mente y dejad que sea vuestra Conciencia la que os guíe. Veréis entonces cómo en vuestro ser comenzará a efectuarse una transformación, no sólo espiritual, sino moral y corporal. Aquella elevación que con el conocimiento vaya adquiriendo el espíritu, aquella limpidez que vaya alcanzando, se reflejarán en los sentimientos del corazón y en la salud del cuerpo.

23. Las pasiones se irán debilitando, los vicios comenzarán a desaparecer, el fanatismo y la ignorancia irán cediendo su puesto a la fe verdadera y a los conocimientos profundos en mi Ley.

24. Si anheláis ser escuchados por las multitudes y que vuestra palabra persuada y conmueva, buscad la forma de que esa palabra penetre al espíritu de vuestros oyentes. ¿Cómo hacer para que ella penetre al corazón de vuestros hermanos, impresionando y despertando a su espíritu? Es muy sencillo, el secreto consiste en apegaros siempre a la verdad y dar testimonio con vuestras obras de amor.

25. Mi Espíritu de Padre se acerca para doctrinaros y pulimentaros, despertar vuestros sentidos espirituales y corporales, e invitaros a hacer una vida de regeneración y cumplimiento.

26. Todo os lo he dado para que os elevéis y sepáis que habéis sido enviados a la Tierra a trabajar y a labrar vuestra paz en esta vida y en la que os espera.

27. Bendito el que estudia mi Doctrina y lucha por cumplir mis leyes, el que se ha iluminado con la luz que mi palabra ha derramado y se mantiene orando y velando en su cumplimiento.

28. Hoy que habitáis un mundo de errores y confusiones, os he hecho salir de él y vivir en armonía con mis leyes y cuando estéis preparados, os enviaré a la humanidad para que mostréis mi luz a todos aquellos que han dividido en ramas mi Doctrina y han interpretado mal mi palabra; todas esas diferencias que hoy contempláis, desaparecerán y el corazón del hombre será transformado. Después de la siega que el hombre ha hecho de su obra, que le ha dejado sólo un sabor amargo, sembraré mi semilla en la Tierra purificada y limpia, y la cultivaré, ése será el tiempo en que dará principio la espiritualidad.

29. Todas las pruebas que encontréis en vuestra vida de labriegos, serán para fortaleceros en vuestra fe y para que conozcáis los dones que os he concedido; no habréis cumplido si sólo os concretáis a oír mi palabra y llevarla después a vuestros hermanos, tenéis que hablar y corroborar vuestras palabras con vuestras obras.

Muchos de vosotros testificaréis mi Doctrina ofreciendo gustosos vuestra vida, mas no os he pedido sacrificios de sangre. Pronto quedaréis entre la humanidad como ovejas entre lobos hambrientos; pero no dormiréis, una lámpara iluminará siempre vuestro camino y aun en las noches más oscuras brillará esa luz.

30. He sorprendido a la humanidad durmiendo para el conocimiento espiritual, y entregada a las ciencias materiales, descubriendo mayores secretos en la Naturaleza, sin preocuparse de su espíritu. ¡Cuán grande será su lucha para comprender mi Doctrina; mi Obra caerá sobre esta humanidad como un torrente de aguas cristalinas, su anhelo de saber será calmado, y todo el que se prepare recibirá sus beneficios!

31. Vosotros que me oís, velad porque ninguna influencia extraña sea mezclada a mi Doctrina, conservad su esencia y su verdad, y veréis que esta humanidad que desconfía y duda, abrazará con fe mi enseñanza al conocer los actos de mis buenos discípulos. Todos los que anheláis que venga sobre este mundo un reino de paz y de justicia, estáis atrayendo con vuestra oración esas virtudes. Ese tiempo, cercano está, por ahora corregid, preparad e iluminad a vuestros hermanos antes de penetrar en este tiempo, en que no tendréis otro guía que mi Divinidad.

32. Mi inspiración flota sobre todos los espíritus, y todo el que quiera mirarme y seguirme, elévese y llegue hasta Mí, y vuestra Conciencia os dirá cómo debéis vivir en cada día y cómo debéis resolver vuestros problemas; si os espiritualizáis, veréis en cada prueba, en cada dolor, un escalón para elevaros y perfeccionaros.

33. Haced de vuestro hogar un paraíso, en donde los padres me representen, y el amor y el respeto entre unos y otros sea vuestro culto; mas dejad que ese amor no se limite a vuestra familia, para que podáis amar a todos vuestros hermanos, como lo hacéis con vuestros padres o vuestros hijos.

34. Voy a dictar por conducto de mi pueblo escogido, leyes justas basadas en el amor y el respeto. 144,000 espíritus han sido preparados; unos se encuentran en espíritu, a otros que están en materia, voy a dispersarlos por el mundo, para que cuando esa hora llegue, estén rebosantes de inspiración y Yo hable por su boca, y mi palabra se multiplique.

35. Elías prepara a todos el camino y como en el Segundo Tiempo os digo, ¡cuán cerca de vosotros está Elías y no le habéis reconocido! Siempre que mi Reino se ha acercado a los hombres, él ha preparado los corazones; así ha estado con vosotros en este tiempo.

36. Trabajad en silencio, sin hacer alarde, no queráis distinguiros de los demás, pasad desapercibidos, mas llevad en vuestro corazón un grande amor para la humanidad, protegedla y ayudadla, haced que vuestro corazón sea como un arca y en él dad cabida a los enfermos, a los pecadores, a los que han tenido hambre y sed de justicia; a todos señaladles la espiritualidad como meta para su salvación, ellos me seguirán, mas los soberbios, una vez más quedarán sin oírme en este tiempo; después, las pruebas, los acontecimientos hablarán de todas mis manifestaciones, unos se convertirán, mientras otros permanecerán con su corazón cerrado al divino Mensaje.

37. Bendigo a todos los que llevan cargos: Gobernantes, maestros, jueces; iluminaos y cumplid vuestra misión.

38. Venid a oírme, ¿qué importa que escuchéis mi palabra a través de hombres imperfectos tanto moral como espiritualmente? Si pensáis que en este tiempo elegí el medio menos propio para mi comunicación, estáis errados; si creéis que esta forma de manifestarme al hombre, no es una forma adelantada, juzgáis con ligereza.

39. ¿No os da una idea de la evolución que vuestro espíritu ha alcanzado, el hecho de servirme de vuestra Conciencia y de vuestro entendimiento para hablarle a la humanidad?

40. En alguna forma tenía que iniciar el tiempo de la comunicación espiritual y esa forma ha sido la que habéis tenido desde 1866, y que habrá de concluir en 1950, para dar lugar a la comunicación de espíritu a Espíritu.

41. Mi manifestación por medio de los portavoces está destinada por Mí a ser pasajera, una breve etapa de preparación que servirá a este pueblo de norma, de ley y de principio, para testificar y extender esta verdad, y anunciar al mundo mi presencia del Tercer Tiempo.

42. Así como mi manifestación por el entendimiento humano estuvo destinada a ser fugaz como el relámpago, también estuvo previsto que unas cuantas multitudes fuesen llamadas a presenciar esta revelación y a recibir este Mensaje.

43. En cambio, la comunicación de espíritu a Espíritu alcanzará a todo el género humano, sin limitación de tiempo, porque esa forma de buscarme, de recibirme, de orar, de escucharme y sentirme, pertenecerá a la eternidad.

44. ¡Cuán grande es la responsabilidad de este pueblo que ha escuchado mi palabra y almacenado mis enseñanzas! Os digo, que antes que el mundo dé el paso hacia la espiritualidad, tendrá que saber de cuanto os revelé en esta etapa de preparación, en la que os hablé por labios de mis portavoces y os hice escribir mi palabra para que más tarde pudieseis estudiarla.

45. Preparaos, oh, pueblo amado, para que lleguéis a armonizar con vuestro Señor; ved que Yo cumplo mi parte. Todo lo estoy preparando; el Mundo Espiritual, formando el más grande y poderoso ejército, secunda mis obras y cumple mis designios, y Yo quiero que vosotros forméis un pueblo de hombres iluminados, de fieles testigos de mi palabra, de sembradores de luz espiritual, cuya labor sirva para despertar, dar testimonio y alertar al mundo.

46. El Sexto Sello está desatado y ha mostrado parte de su contenido a vosotros los precursores de la espiritualidad en la Tierra; mas él seguirá derramando su luz en todos los hombres aunque ya esta palabra que hoy escucháis, haya cesado.

47. ¿Qué revelará el Sexto Sello a la humanidad del futuro? Muy grandes revelaciones, si pensáis que a vosotros os hizo herederos de un caudal de sabiduría.

48. El Sexto Sello está abierto y nadie podrá cerrarlo ni impedir que su luz llegue a los espíritus, como nadie puede detener el paso del tiempo o impedir que la luz del astro rey llegue a vuestro mundo.

49. El Libro del Saber que estuvo sellado por mucho tiempo, mientras vuestro espíritu se preparaba para poder penetrar en él, lo he abierto Yo; lo ha desatado el amor de vuestro Maestro, el Cordero, su luz está brillando intensamente sin que muchos en la Tierra se den cuenta de ello.

50. Pronto se levantarán los intuitivos, los inspirados, los sensibles de espíritu, testificando en las naciones lo que ven con el espíritu, lo que sienten, lo que escuchan y reciben. Yo os digo una vez más, que mi pueblo no se reduce a los que me han escuchado a través de estos portavoces, sino que he enviado a mis siervos a diversos puntos de la Tierra a preparar los caminos y a limpiar los campos donde más tarde habrán de llegar los sembradores.

51. Yo les fortalezco y les bendigo, porque su jornada es penosa, su senda erizada de espinos. La burla, el escarnio, la calumnia y la impiedad les siguen por doquier; pero ellos, intuitivos e inspirados, saben que han sido enviados por Mí y están dispuestos a llegar al fin del camino en cumplimiento de su misión.

52. Orad por esos hermanos vuestros a quienes no conocéis, pero que luchan por cumplir con su misión de prepararos el camino. No han tenido en el mundo el divino aliciente de esta palabra que vosotros tanto habéis escuchado, y ha sido menester que lleguen a sacrificar muchas comodidades del mundo para poder recibir espiritualmente la inspiración que les orienta.

53. Habéis escuchado mil veces cada lección, ¿qué justificación podréis encontrar si no dieseis cumplimiento a mi Doctrina? Ninguna. ¿Qué oposición o rebeldía podríais mostrar ante el dolor, si él llegase a corregir vuestras faltas? Mas no olvidéis que os he enseñado a purificaros por el amor, regenerándoos al servicio unos a otros, para que evitéis la purificación por medio del dolor.

54. Algunos creen dura y áspera mi palabra, estando ella impregnada de amorosa justicia, es que no han sabido estar a solas con su Conciencia ni han querido nunca juzgarse a sí mismos por orgullo.

55. Cuando veáis el resultado de vuestras desobediencias, de vuestras profanaciones, de vuestra vanidad y falta de caridad y estéis bebiendo un cáliz de amargura, opuesto por completo al que Yo vine a ofreceros, será cuando exclaméis convencidos: “¡En el reclamo del Maestro había verdad y justicia!”

56. Os he encomendado a vosotros una unificación de todas las multitudes que forman vuestro pueblo y no lo habéis hecho, desafiando mi justicia. Yo he tenido paciencia y os he dado tiempo para que llevaseis a cabo este mandato y hasta ahora no os habéis levantado. ¿Queréis, entonces, que sea mi justicia la que os despierte, la que os depure y os una? Pues sea así, pueblo amado, el día y la hora no la sabéis, pero ella llegará, porque no voy a dejaros para testificar mi verdad con el corazón lleno de impurezas.

57. Tampoco los malos escritos quedarán como testimonio, porque el que estuviere mezclado de falsedad e imperfecciones, al fuego irá. Lo manchado o impuro no llega a Mí, tampoco se lo envío a mis hijos; primero limpiaréis celosamente la semilla y después la iréis a sembrar.

58. Mi palabra en este día no es un cáliz de amargura, es una fuente de aguas cristalinas donde podéis lavar vuestro corazón y darle mayor limpidez y luz a vuestro espíritu.

59. Tomad con amor estas palabras, meditadlas y después os sentiréis más fuertes para proseguir en esta jornada.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s