¿Venganza divina?

4-90-7
Cada espíritu, cada uno de nosotros recoge la cosecha de su siembra. La justicia divina es ello, que cada espíritu saboree el fruto dulce o amargo de sus hechos y obras. No es la venganza divina que se impone sobre el espíritu, porque esta no existe… más acertado es decir, que nuestro Padre respeta el libre albedrío del espíritu, y él mismo es la causa de su dicha o aflicción.
No olvidemos que el dolor es maestro cuando éste se presenta en nuestra existencia, ya que dolor nos hace reflexionar que algo no está bien ella. Si la familia se desconoce y existe la lengua hiriente, el maestro dolor está allí presente, y éste se irá cuando la familia haga uso de su voluntad y libre albedrío al practicar el bien de los unos a los otros. Si en la humanidad existe la discordia, el odio, la arrogancia y por ello se aniquilan los unos a los otros, el maestro dolor está allí presente, para hacerle reflexionar con muy grandes cálices de amargura, que su libre albedrío y voluntad están alejados de la luz de la Conciencia. Pues cuando ella haga por práctica la invitación que le hace a cada instante esa luz, no tendrá porque llorar ni que lamentarse más… su morada será de paz.

2 comentarios

  • Dios es amor y nos dió la ley. Libre albedrío también nos dió porque esa es la verdadera libertad, somos libres de amarle y seguir su ley o negarle, rechazarle, a todos nos ama por igual como Padre eterno que es. Nos deja hacer, nos guía con su ley y corrige con amor nuestras faltas, si vamos por amor y bien evitaremos el dolor. Hay que recordar que tenemos varias vidas y a veces no sabemos si estamos restituyendo o expiando alguna falta pasada.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s